sábado. 04.04.2020

CONSEJOS Y EXPERIENCIAS

¿Cómo abrir un bar y tener éxito?

¿Cómo abrir un bar y tener éxito?

Los españoles prefieren consumir durante el día. Las cervezas, el vino y las bebidas no alcohólicas se convierten en los grandes productos dinamizadores de la cuenta de resultados de un bar. Además, el gasto en bares por cliente ha disminuido desde los 95 euros mensuales a los 67, por lo que es un aspecto importante ofrecer un producto de calidad pero a un precio razonable.

¿Cómo abrir un bar y tener éxito?

España es uno de los países con más bares por habitantes del mundo, cuenta con 101.397 bares y cafeterías, unos 2,8 establecimientos por cada mil personas. Según los datos de un informe de Coca-Cola y la Federación Española de Hostelería y Restauración. Tal es la importancia de este sector en nuestro país que en 2016 supusieron casi el 12% de los negocios que se constituyeron, sólo por detrás del comercio y la construcción. 

Esta cantidad de bares dificulta al emprendedor a la hora de diferenciarse y tener éxito, pero hay unas bases y unos aspectos clave para poder triunfar.

La comida está de moda

"La gente prefiere salir muchas veces a sitios de un precio medio que pocas a sitios caros", explica Álvaro Oliver, arquitecto del estudio Foxium. Además, añade que los clientes de entre 25 y 45 años cada vez demandan más el binomio “cenar-irse de copas en el mismo lugar”, lo que, según David Basilio, director general del portal de empleo Hosteleo.es, “es la tendencia en Reino Unido”.

En este nuevo concepto de bar el cliente lo tiene todo en el mismo establecimiento, pues "sales a comer por un precio mucho más moderado que antaño y de postre te tomas unas copas" señala Oliver.

El haber sabido aprovechar esta tendencia es en gran medida, como explica José María Rubio, expresidente de la Federación Española de Hostelería y Restauración, mérito de los emprendedores autónomos: “Quien más inventa, quien de verdad crea los nuevos conceptos, es casi siempre, en el 99% de los casos, el empresario individual, porque conoce al cliente y es capaz de captar por dónde van las tendencias”.

Cerveza y vino en vez de copas

Según el informe anual Nielsen, el sector hostelero cerró 2017 con un crecimiento de casi 6 puntos. Esto se debe, en parte, a las buenas temperaturas, la confianza del consumidor y el empuje del turismo. 

Del mismo modo, el informe también revela que el cliente ha cambiado su tendencia a salir por la noche, ahora consume por el día. Esto explica que los grandes productos dinamizadores ya no sean las copas, y que las cervezas, el vino y las bebidas no alcohólicas sean las principales fuentes de ingresos.

Además, la mayor parte de establecimientos siguen siendo bares tradicionales. Sin embargo, se está produciendo un auge de la conocida como restauración organizada, grandes cadenas de establecimientos en propiedad o franquicia, que superan la capacidad de los autónomos a la hora de captar nuevos clientes y tendencias a través del marketing.

El cliente busca precios baratos

El informe Nielsen indica que el gasto en bares por cliente ha disminuido desde los 95 euros mensuales a los 67, por lo que es un aspecto importante ofrecer un producto de calidad pero a un precio razonable.

Según un estudio realizado por Facua-Consumidores en Acción en 580 bares y cafeterías de catorce capitales españolas, las diferencias en los precios de las bebidas entre el establecimiento más caro y el más barato alcanzan hasta el 400%.

Un café cuesta una media de 1,18 euros, mientras que el precio medio de una caña es de 1,46 euros.

Hoy en día, la mayoría de hosteleros no suelen comprar cafeteras, ya que las marcas de café suelen dejar la cafetera en depósito, además también se encargan de su mantenimiento. Asimismo, invertir en café de calidad es un punto a favor, ya que estos necesitan menos cantidad para hacer una dosis. Del mismo modo, de un kilogramo de una marca de 20 euros se pueden preparar alrededor de 100 cafés a 0,40 céntimos de media la unidad, según explican en el bar Risueña, un bar de éxito destinado a los jóvenes que demanden cubos de cerveza y raciones baratas.

Respecto a los precios de los productos, el famoso Palentino de Malasaña, que cierra sus puertas después de 80 años, brillaba por su éxito. Este bar ha sido el templo de muchos jóvenes y famosos que llenaban cada día el local para disfrutar de sus cortados a un euro o de sus cañas a 1,20.

Otro factor a tener en cuenta es el precio de los proveedores, buscar proveedores baratos permite rebajar los precios del bar. Según los datos de la revista Entrepeneur la rentabilidad oscila entre el 30% y 40% en función del precio de venta y el coste de las materias primas.

A la hora de abrir el negocio, es recomendable contratar un intermediario que proporcione todas las marcas de alcohol o, incluso, trabajar con los propios representantes de las marcas.

Innovación y promoción original

Es importante diferenciar el negocio de la competencia, innovar y ofrecer algo que los demás no tengan. Un ejemplo de ello es el bar de tapas La Colmada, del barrio del Malasaña en Madrid, que ha triunfado por combinar el bar y la tienda. “Puedes tomar unas tapas y unas cañas y al irte llevarte alguno de nuestros productos” apunta Alejandro Abades, su fundador.  

Otra fórmula sería la utilizada por Pepe Blanco en el bar Martín Blanco, un bar de pueblo sevillano que ha conquistado la ciudad."Hay que diferenciarse de los demás, por eso siempre digo que esto es un pueblo-bar y no un gastro-bar”. Blanco ha triunfado innovando dentro de la tradición, especializándose en setas y enamorando a toda Sevilla.

Sin embargo, para otros profesionales de la restauración la clave para que el bar está en los camarero, en los cocineros y en toda aquellas persona que trabaje en el bar. El dueño del local de éxito Nervión afirma que "para que un negocio de hostelería funcione el personal tiene que estar contento, hay que escucharles y respetar sus libranzas”.

Otro factor importante para que un bar alcance el éxito es la promoción. Un emprendedor no suele contar con liquidez suficiente para pagar la publicidad en los medios tradicionales, sin embargo actualmente hay otras formas de promocionarse. Cereal Huntres es un buen ejemplo de ello, solo tenían una inversión de 60.000 euros y han creado una red de cafeterías con mayor éxito de toda la capital. “El llamado postureo es uno de los atractivos del negocio. El 99% de los clientes hace una foto y después la sube a las redes sociales". Esta tendencia a subir fotos de los productos que consumes a redes sociales es un canal de promoción diferenciador y gratuito, se considera la versión moderna del ‘boca a boca’.

¿Cómo abrir un bar y tener éxito?