Domingo. 18.11.2018

MAYOR CALIDAD DE EMPLEO

Las ventajas del contrato fijo frente al contrato temporal

Las ventajas del contrato fijo frente al contrato temporal

El Gobierno ha anunciado recientemente que va a intensificar la lucha contra el fraude en materia de contratación a través de un Plan Director contra la Explotación Laboral. El objetivo de esta medida es mejorar la calidad del empleo y de las condiciones de trabajo y, así, fomentar la contratación indefinida. Al margen de todo el control que va a ejercer el Gobierno, las ayudas y subvenciones que tiene el contrato indefinido y otras características del contrato indefinido puede hacerlo más atractivo y más rentable que el temporal, tanto para empleado como para empleador. Eso a pesar de que muchos piensan lo contrario.

Las ventajas del contrato fijo frente al contrato temporal

El Gobierno ha anunciado que va a poner en marcha el Plan Director contra la Explotación Laboral para los años 2018, 2019 y 2020. La iniciativa pretende convertirse en la principal herramienta para hacer frente al deterioro de las condiciones de trabajo que caracteriza el mercado laboral en la actual etapa de salida de la última crisis económica. Desde siempre, la excesiva temporalidad del mercado laboral ha sido un problema en España y, según este plan, se debe a una mala utilización de este contrato porque se emplea muchas veces, no en aquellos trabajos de duración determinada, sino en puestos que deberían ser fijos

Pero al margen de que el mal uso del contrato temporal vaya a ser perseguido por la Inspección del Trabajo, hay razones objetivas para que los autónomos comiencen a  considerar la contratación fija como mejor opción para dotar de seguridad, comodidad y legalidad tanto a empleador como a empleado. El mal uso del contrato temporal no siempre se debe a una intención fraudulenta del empresario. En muchas ocasiones responde a un desconocimiento de los beneficios que trae consigo el contrato fijo o al viejo cliché de que contratar indefinidamente a un trabajador es sinónimo de casarse con él para siempre. También ha influido el falso mantra  de que un contrato fijo comporta más costes laborales que uno temporal. Eso era cierto hace años. Pero las leyes han ido equiparando esos costes entre ambos modelos, con el hándicap para los temporales de que este contrato carece de ayudas públicas de fomento que disfruta la contratación indefinida.

Ventajas del Contrato Indefinido

El contrato indefinido es aquel que se concierta sin establecer límites de tiempo en la prestación de los servicios, y puede establecerse de manera verbal o por escrito. En cuanto a su jornada, puede ser completa, parcial o para la prestación de servicios fijos discontinuos.

La contratación temporal se ha reducido a un ritmo del 6,5% interanual, frente a un incremento del 8,42% de la indefinida, pese a que en los últimos datos de la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre parece que se ha producido una cierta recuperación de la contratación fija. Quizá los empresarios han comenzado a darse cuenta que contratar un trabajador de forma indefinida no significa casarse con él ni asumir mayores costes laborales que uno temporal, habida cuenta que un contrato indefinido, en el caso de las empresas con menos de 25 trabajadores, tiene entre tres y seis meses de prueba. Es decir que hay tiempo suficiente para saber si el trabajador cumple con las expectativas o con los requisitos que se solicitaban de él. Dentro del periodo de prueba no existe indemnización alguna por despido y, en el caso de que haya transcurrido este tiempo y el despido sea improcedente, la indemnización es de 20 días por año trabajado (menos de un mes de salario).

Hasta la última Reforma Laboral, la indemnización por despido improcedente era de 45 días por año trabajado. Esto suponía un grave problema para el pequeño autónomo, ya que muchas veces las cuantías de esas indemnizaciones abocaban al cierre del negocio. Algunos autónomos se vieron en la necesidad de hipotecar sus bienes para poder afrontar las indemnizaciones.

La misma reforma laboral otorga mucha más flexibilidad a las relacionezs laborales e incluso permite ajustar los salarios del trabajador si la empresa o el autónomo demuestra que tiene pérdidas o facilita la movilidad funcional o geográfica, si es necesario.

Además, hay que tener en cuenta las ayudas que los gobiernos, tanto central como autonómicos, impulsan para fomentar la contratación indefinida. De hecho, el anterior Ejecutivo incluyó una bonificación de 250 euros mensuales por cada contrato de formación celebrado con trabajadores menores de 30 años que, después de 18 meses, se conviertan en fijo. Del mismo modo, se ofrecen ayudas de 1.000 euros a las empresas de menos de 50 trabajadores, que contraten de manera indefinida a desempleados menores de 30 años, y de 1.300 euros anuales por la contratación de mayores de 45 años. Así como una bonificación de 1.100 euros, a las empresas que contraten como indefinidas a mujeres subrepresentadas menores de 30 años, y 1.500 euros anuales fijos por cada mujer subrepresentada mayor de 45 años. También existen ayudas por la contratación indefinida de personas en situación de exclusión social o víctimas de violencia de género, del terrorismo, de trata de seres humanos. Además, de importantes ayudas por contratar a personas con  una discapacidad superior al 33% o Incapacitados permanentes readmitidos.

Alberto Ara, abogado laboralista, asume que "el empresario español tiene la cultura del contrato temporal, puesto que España es un país basado en la estacionalidad. Hay una gran cantidad de condicionamientos en algunos sectores que impiden la formalización de contratos indefinidos". Sin embargo, Ara apuesta por el contrato indefinido como forma de "proteger tanto a empresario como a trabajador, ya que ofrece unas garantías y unas seguridades que no aporta el temporal". Además, añade que hay que tener en cuenta la reducción de la indemnización por despido improcedente de 45 a 20 días en la nueva reforma laboral.

Es bueno recordar que la diferencia entre la indemnización por despido de un contrato fijo y de un contrato temporal ya es muy pequeña: de 20 días por año trabajado en el primer caso y de 12 días por año trabajado en el segundo caso.

Tal y como apunta la Asociación Nacional de Agencias de Colocación (ANAC), se ha producido un cambio de tendencia en la creación de empleo en cuanto a la contratación indefinida. Ésta reúne el 56% de las ofertas publicadas frente al 61,5% que aglutinaba en el primer trimestre de 2017, aunque advierte que ha crecido siete puntos respecto al cuarto trimestre.

¿Para qué sirve en realidad un Contrato temporal?

El contrato temporal, por el contrario, es aquel que tiene por objeto el establecimiento de una relación laboral entre empresario y trabajador por un tiempo determinado, y podrá celebrarse a jornada completa o parcial.

Las situaciones de temporalidad y a las que únicamente habría que aplicar este tipo de contrato son fundamentalmente la obra o servicio que es cuando hay un trabajo que tiene una duración determinada y hay que cubrirlo con un trabajador; por circunstancias de la producción porque existen determinadas circunstancias del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos, que requieren alguien que las desempeñe durante algún tiempo que puede concertarse con un joven menor del 30 años para que adquiera su primera experiencia profesional; o por  interinidad para sustituir a un empeado o incluso a alguien que ha pasado a la jubilación parcial. Es decir, un buen uso del contrato temporal se da cuando el autónomo necesita de uno o varios empleados más para realizar un trabajo circunstancial

Lo que dice el Gobierno al respecto de la temporalidad

Según el Plan Director contra la Explotación Laboral, con demasiada frecuencia "el uso que se hace de la contratación temporal es fraudulento, al no responder a necesidades temporales sino a otras de carácter permanente o estructural, o al haberse superado la duración máxima permitida o a encadenarse contratos fuera de los supuestos autorizados".

Por oto lado, el Gobierno considera que, mayoritariamente, la temporalidad no es voluntaria. Este fenómeno provoca además una excesiva rotación derivada de contratos de muy corta duración, salarios inferiores a los de los trabajadores con contrato indefinido, la merma en sus derechos a la formación y una menor protección en materia de seguridad y salud laboral, teniendo un mayor riesgo de sufrir accidentes de trabajo.

La temporalidad injustificada es causa de desigualdad, según el Gobierno, y ello es uno de motivos de ilicitud de las conductas empresariales. Por ello  el Gobierno ha decidido tomar ciertas medidas:

1. - Sanciones económicas: El fin de esta medida es disuadir a las empresas que incurran en las prácticas fraudulentas en la contratación temporal, utilizando todos los medios y atribuciones que le asigna la Ley ordenadora.

2. - Conversión de contratos: El Gobierno pretende obligar a las empresas a convertir los contratos temporales que resulten capciosos en contratos indefinidos. "La Inspección de Trabajo y Seguridad Social practicará tolerancia cero ante las situaciones de abuso y fraude legal en la contratación temporal, especialmente en aquellas empresas en las que se observe un mayor número de trabajadores afectados, en proporción a su plantilla, o conductas fraudulentas reiteradas", señala el Ministerio de Trabajo.

3. - Realizar un seguimiento de las actuaciones previas realizadas: Con la intención de evitar que las empresas reiteren su comportamiento fraudulento.

El Plan de Choque contra la utilización irregular de los contratos temporales se pondrá en marcha de inmediato, probablemente el próximo mes de agosto.

Las ventajas del contrato fijo frente al contrato temporal