lunes. 18.11.2019

CONSEJOS DE SAGE PARA LA PREVENCIÓN DE CONFLICTOS

Cuadrar bien las vacaciones de tus trabajadores evita más de un problema

Cuadrar bien las vacaciones de tus trabajadores evita más de un problema
Las vacaciones son un derecho recogido en el Estatuto de los Trabajadores. El autónomo con empleados a su cargo debe saber cuadrar estos días de descanso para que el negocio siga marchando y no se generen conflictos. SAGE ha elaborado una guía para anticiparse a ellos y mantener la armonía en la plantilla. 
Cuadrar bien las vacaciones de tus trabajadores evita más de un problema

Ya son uno de cada cinco los autónomos que tienen trabajadores a su cargo, según los últimos datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores autónomos (ATA). Esto quiere decir que en España, más de 1.200.000 trabajadores por cuenta propia están al frente de un equipo. La gestión de la plantilla es todo un arte que, desgraciadamente, no dominan todos los empleadores

Una de las mayores dificultades a las que tendrá que hacer frente cualquier autónomo con más de un trabajador a su cargo es la prevención y resolución de conflictos. El negocio tiene sus necesidades y debe continuar con la actividad a pesar de que haya menos plantilla trabajando y cada empleado tenga sus preferencias. Es responsabilidad del que lidera el equipo saber encajar ambos intereses y mantener la armonía en el equipo.  

Con el verano, llega uno de los grandes retos para el  empleador: cuadrar las vacaciones de sus trabajadores. Algo que a priori parece sencillo puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza. Y es que, la adjudicación de estos treinta días de descanso, recogidos por el Estatuto de los Trabajadores, no siempre contenta a todo el mundo. En algunas ocasiones los trabajadores no están de acuerdo con el periodo asignado para su descanso. Prevenir y saber gestionar esta situación es crucial. De no hacerlo, el conflicto puede acabar en una demanda por parte del trabajador. 

Para evitar la tensión y conflictos derivados de llegar a tal punto, el empleador tiene que aprender a encajar las vacaciones teniendo en cuenta dos elementos de partida: las preferencias del negocio y las de los trabajadores. Compatibilizar todos los intereses puede resultar complicado. Por ello, la empresa de soluciones y gestión de negocios SAGE, elaboró una guía de consejos para que al empleador le sea más fácil encajar todas las piezas y lograr unas vacaciones al gusto de todos.

Consejos para cuadrar las vacaciones de tus trabajadores 

- Escucha las preferencias de cada uno de los empleados                                                      Antes de ponerse manos a la obra con el calendario de vacaciones, es de vital importancia tener en cuenta las preferencias de todos y cada uno de los trabajadores. Preguntarles sobre el periodo que más les conviene no sólo da una imagen de flexibilidad sino que además permite al empleador tener un punto de partida para elaborar el calendario. 

-Determina si puede haber fuentes de conflicto                                                                 Tras escuchar las preferencias de la plantilla, llega el momento más importante en lo que a prevención se refiere. Se trata del punto en el que el autónomo tiene que detectar posibles fuentes de conflictos. ¿Dos o más trabajadores quieren las mismas semanas de vacaciones? ¿Algún empleado quiere concentrar más de lo posible su tiempo de descanso? ¿Los días de vacaciones que pide un trabajador van en contra de los intereses del negocio? Lo importante en este caso es adelantarse a posibles conflictos.

Analiza las preferencias para el negocio 

Llega el momento de pensar en los intereses del negocio. Los conflictos no siempre  surgen entre los trabajadores.  A veces, un empleado quiere un periodo de vacaciones que afecta de forma negativa al negocio, porque su nivel de desempeño o función es esencial en esas fechas, o por que es preferible su presencia en el negocio en ese periodo. Sea por la razón que sea, para analizar los intereses de tu negocio es imprescindible contar con la información necesaria sobre las actividades y puestos críticos para el rendimiento del negocio en cada temporada. 

- Cuadra las preferencias del negocio con la de los empleados 

Contando ya con las preferencias de la plantilla y las del negocio, es hora de tomar decisiones importantes. Si surgen conflictos en el momento de cuadrar los intereses de ambas partes (cuestión más que probable si la plantilla cuenta con un gran número de trabajadores), será el momento de negociar con los empleados.  

- En caso de incompatibilidad, negocia con tus trabajadores 

Si alguno de los  empleados está descontento con el calendario de vacaciones, quizá haya alguna forma de resolverlo. Antes de negociar, conviene por tanto tener en cuenta las compensaciones en otras épocas del año que se pueden ofrecer para que todas las partes estén conformes con las vacaciones asignadas.

-Evita a toda costa llegar a juicio 

Cuando hay un conflicto en cualquier tema con los trabajadores, es esencial evitar que el desacuerdo acabe en manos de la justicia. En primer lugar, por los gastos que generaría el proceso tanto para el trabajador como para el negocio. En segundo lugar -e incluso más importante-, por la desmotivación y alejamiento que generaría llegar a este punto con un empleado.  

En cualquier caso, no siempre es evitable. La decisión de poner una demanda por tema de vacaciones parte del trabajador. Si se da el caso, -tal y como apuntaron desde SAGE- será necesario cerrar las heridas cuanto antes. Y es que,  “si el conflicto termina en juicio, es probable que el descontento se acreciente. Si, finalmente, el juez da la razón al trabajador, este puede pensar que ha pasado un trance innecesario e injusto. Si no le da la razón, tendrá que quedarse trabajando durante los días que tenía previsto irse de vacaciones”.  

Por esta razón y siempre con el objetivo de mantener una buena relación con los trabajadores y un buen ambiente entre los miembros de la plantilla, es muy recomendable que “se guarden las formas en todo momento y que la empatía guíe todo el proceso. Incluso cuando ya se ha ido a juicio, puede convenir buscar fórmulas para que no se generen conflictos entre compañeros ni descontentos graves con la empresa”.  De todo esto, dependerá la salud del negocio. 

Cuadrar bien las vacaciones de tus trabajadores evita más de un problema