jueves. 01.10.2020

RECOMENDACIONES

Lo que debes dejar atado en tu negocio antes de irte (si te vas) de vacaciones

Lo que debes dejar atado en tu negocio antes de irte (si te vas) de vacaciones

El verano de 2020 va a ser uno de los más atípicos debido a las consecuencias de la pandemia. En comparación al 2019, el doble de autónomos se quedará sin vacaciones este año. Y aquellos que planean irse, deben dejar bien atadas algunas cosas de su negocio. Aquí te dejamos algunas recomendaciones.

Lo que debes dejar atado en tu negocio antes de irte (si te vas) de vacaciones

Las consecuencias económicas de la crisis del Covid-19 hacen de este verano uno de los más inciertos y estresantes para los trabajadores por cuenta propia. Más del 60% de los autónomos ya han asegurado que este año no podrá irse de vacaciones, el Estado de Alarma, la caída de facturación y el cierre de negocios ha hecho que, para muchos, sea imposible volver a frenar su actividad.

No obstante, y a pesar de que todos los indicadores económicos apuntan que se avecinan todavía meses duros para los negocios, los expertos recuerdan la importancia de tomarse una descanso aunque sea pequeño. La plataforma BeeDigital, empresa dedicada a proporcionar soluciones de marketing digital para pymes y autónomos, ha elaborado una guía de recomendaciones para organizar los negocios y poder desconectar a la que unimos algunos otros consejos que dan los expertos.

"Aunque caminamos poco a poco hacia la normalidad, los autónomos aún siguen muy preocupados por la situación y no se sienten del todo seguros, por lo que muchos ni se plantean unos días libres”, explicó María Pilar Núñez Fernández, directora de personas y gestión jurídica de BeeDigital. “Sin embargo, es justo ahora el momento en el que deben desconectar para poder mantener el ritmo”, añadió Núñez. Aún quedan muchos días de agosto y todo un mes en septiembre.

No darse de baja como autónomo

Aunque descansar es esencial, a muchos autónomos les preocupa tener el negocio parado unos días. Una de las dudas más comunes entre el colectivo es si les sale rentable darse de baja como autónomo en sus días de vacaciones.

Estos profesionales pueden darse de baja y de alta hasta tres veces al año sin ninguna penalización, pero “no hay que olvidar que la cuota de autónomos sirve para cotizar a la Seguridad Social. Por ello, si un autónomo se da de baja durante las dos semanas que está de vacaciones, no cotizará ese tiempo. Puede parecer poco, pero perder dos semanas o más de cotización al año puede afectar seriamente cuando llegue la hora de jubilarse” apuntaron desde la plataforma.

De la misma manera, darse de baja no es una opción acertada para los autónomos que se están beneficiando de la tarifa plana -la cuota reducida de 60 euros al mes-. Si un autónomo con tarifa plana se da de baja, perderá esa bonificación cuando vuelva a darse de alta.

Consejos para organizar tu negocio en vacaciones

  1. Adelantar trabajo siempre que sea posible: no todos los negocios pueden adelantar trabajo antes de marcharse de vacaciones, pero sí puede ser de mucha utilidad para quienes trabajen por proyectos y con fechas de entrega concretas.  Los días de descanso no serán "días de trabajo perdido", sino que el autónomo los habrá tenido en cuenta en su calendario. Al volver, las fechas de entrega no serán ningún problema y se podrá retomar la actividad con más tranquilidad.
  2. Hacienda y la Seguridad Social no descansan. Tanto si el autónomo ha pedido ayudas públicas como sino, debe tener en cuenta que la administración no descansa en verano y que pueden llegar notificaciones por correo electrónico. Comunicaciones de la Seguridad Social y, lo más grave, de Hacienda que siempre fija un plazo para contestar. Se puede solicitar que no lleguen o, lo más sencillo, marcarse una rutina al día para revisar el correo electrónico y los SMS ya que son las dos vías por las que las administraciones se comunican con los administrados. Descuidar eso puede acarrear algunos problemas a la vuelta de las vacaciones.
  3. Fijar un contacto de emergencia: aunque el objetivo de las vacaciones sea descansar, un autónomo nunca lo consigue del todo. Pueden ocurrir muchas cosas durante su ausencia, y si se trata de algo urgente, tienen que estar localizables. Para ello, lo mejor es tener un teléfono de emergencia o delegar en otra persona para que se encargue de las tareas urgentes.
  4. Revisar las pólizas de seguro antes de marcharse. Si el negocio tiene un local a la calle o un almacén y va a estar cerrado unos días es conveniente revisar las pólizas de seguro. Nadie está exento de sufrir una fuga de agua, un problema eléctrico o un robo. Los seguros han de estar en vigor para que la compañía se haga cargo de cualquier siniestro que pueda ocurrir.
  5. Dejar un mensaje automático en el correo electrónico: si una persona contacta con el negocio y no recibe una respuesta rápida, es posible que no vuelva a llamar. Para evitar esto, es muy importante avisar de la ausencia vacacional, así, los clientes sabrán que la falta de respuesta es por un motivo justificado.
  6. Establecer un tiempo máximo para el trabajo: no todos los autónomos pueden desconectar las 24 horas del trabajo durante las vacaciones. Si es totalmente imposible olvidarse del teléfono móvil o el correo electrónico, lo más adecuado es fijar un tiempo máximo para revisarlo y cumplirlo a rajatabla. También es una cuestión psicológica: si conectamos un momento al día y vemos que todo va marchando razonablemente bien, el resto de la jornada suele ser más relajado.
  7. No descuidar tu sitio web y avisar previamente a los clientes habituales: el medio digital es el principal canal de comunicación con los clientes, especialmente en la situación actual. Desde BeeDigital han comprobado como los clientes antes de acudir a una tienda o contratar un servicio, suelen consultar la página web o las redes sociales del negocio. Del mismo modo, hay que cuidar a los clientes habituales. Si algunas personas siempre acuden al negocio, se merecen saber con tiempo que estaremos fuera unos días. De esta forma, podrán planificar mejor los productos o servicios que necesitarán y adelantar -o retrasar- sus pedidos.
  8. Mantener la actividad en redes sociales: aunque el autónomo se tome unos días de vacaciones, el mundo digital sigue girando. Los internautas pasan horas en las redes sociales, buscan productos en la red y conversan con las marcas. Por eso, es muy importante que no haya un parón en nuestras redes sociales: dejar mensajes y campañas programadas durante los días de descanso. 

Lo que debes dejar atado en tu negocio antes de irte (si te vas) de vacaciones