Les denunciarán por trabajar sin licencia

Los detectives privados se enfrentan con los criminólogos y les acusan de investigar al margen de la ley

Los detectives privados acusan a los criminólogos de intrusismo profesional. Según dicen, realizan informes de investigación pese no estar habilitados para ejercer la profesión por el Ministerio del Interior. La validez de estos  trabajos es nula, aseguran, y iniciaran una campaña de denuncias.

Los detectives privados también cargan en contra de la cotización por ingresos reales.
Los detectives privados acusan a los criminólogos de intrusismo laboral.
Los detectives privados se enfrentan con los criminólogos y les acusan de investigar al margen de la ley

Investigar los movimientos de una persona e indagar en su vida personal es una tarea profesional que sólo pueden realizar las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los detectives privados con licencia. Éstos últimos son profesionales autónomos cuya actividad está regulada en España y cuyo número ronda los 1.400 o 1.500 especialistas que trabajan en su mayoría por cuenta propia. Desempeñan una actividad que, desde hace años, se ve amenazada por aquellos que la practican de forma ilegal, bien sean aficionados o profesionales de otros ámbitos. El intrusismo profesional que sufren los detectives privados ha llegado a tal punto que la Asociación Profesional de Detectives Privados de España (APDPE) está tomando medidas judiciales contra los profesionales con titulación de criminólogos que se extralimitan y realizan labores que presuntamente están fuera de la ley.

La presidenta de APDPE, Francisca Cáceres, aseguró que en estos momentos “muchos criminólogos están emitiendo informes de investigación sobre personas camuflados de informes de conducta. Es algo que no pueden hacer por Ley. Y con ello están incumpliendo la norma y están cometiendo un intrusismo profesional en toda regla”. Según dijo los criminólogos dentro de su ámbito pueden investigar un hecho, por qué y cómo se ha producido. “Pero en el momento en el que empiezan a analizar la actividad de una persona, la observan o la persiguen estamos hablando de una investigación personal y eso es competencia única y exclusivamente de nuestra profesión” aseguró Cáceres.

La investigación privada de una persona esta dentro de una actividad regulada en la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada y también en el Real Decreto 2364/1994, de 9 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Seguridad Privada. En ambas normativas se establece el derecho de realizar estas investigaciones a los detectives privados.

Así, y según explica la Asociación en un comunicado, en el artículo 37 de la citada Ley se dice que “los detectives privados se encargarán de la ejecución personal de los servicios de investigación privada a los que se refiere el artículo 48, mediante la realización de averiguaciones en relación con personas, hechos y conductas privadas”. Y en el artículo 48 se establece que “los servicios de investigación privada, a cargo de detectives privados, consistirán en la realización de las averiguaciones que resulten necesarias para la obtención y aportación, por cuenta de terceros legitimados, de información y pruebas sobre conductas o hechos privados relacionados con distintos ámbitos personales, sociales y económicos”.

Un problema legal para los clientes que necesitan una investigación

Para la presidenta de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España (APDPE), Francisca Cáceres, una de las principales consecuencias de este intrusismo laboral, aparte del daño que sufre la actividad, son los problemas jurídicos que puede acarrear para los particulares o empresas que contratan un servicio que no es lícito.

“El criminólogo no tiene la facultada para realizar la investigación de una persona con toda la problemática legal que ello puede acarrear” dijo Cáceres. Según explicó, han detectado que, ante el desconocimiento de lo que dicta le Ley, abogados, empresas e, incluso, algún juzgado han dado como válidos investigaciones e informes de seguimiento sobre una persona que han sido realizados por criminólogos pese a que, según denuncian, son profesionales que no cuentan con la habilitación establecida legalmente para ejercer esa tarea.

Desde la Asociación aseguran que “debido a su inhabilitación profesional, los informes realizados por criminólogos pueden ser desestimados como prueba en cualquier proceso judicial”. Y por lo tanto los documentos que han sido realizados por criminólogos, en lugar de detectives privados, “pueden llegar a ser rechazados por las instituciones que los requieran, y su encargo y realización puede constituir un fraude, por el que los clientes que lo contratan están perdiendo tanto su tiempo, como su dinero”.

De hecho, la APDPE ha recomendado a sus asociados, principalmente detectives privados autónomos: denunciarlo. “Vamos a actuar, vamos a comunicar a las instituciones que sean necesarias, que ese informe no está realizado por una persona habilitada. Y la persona que contrata a un criminólogo y éste se extralimite realizando este informe, va a perder el dinero e, incluso, puede que el juicio”.

Van a llevar al intrusismo laboral ante los juzgados

Francisca Cáceres afirmó que este intrusismo laboral es una práctica irregular sobre la que llevan advirtiendo desde hace mucho tiempo. Ya que antes la "realizaban aficionados con una cámara, pero que ahora se ha convertido en un problema mucho mayor y frecuente" dijo. Por ello lo han puesto en conocimiento de la Unidad Central de Seguridad Privada, que depende del Ministerio de Interior.

Por el momento, la Unidad no ha tomado cartas en el asunto. “Lo hemos denunciado a la autoridad competente pero no se está haciendo nada” se lamentó la presidente de APDPE . Que aseguró que si bien la Administración no actúa, ellos sí: “todo el colectivo y las diferentes asociaciones estamos muy cabreados con esta situación. Estamos dispuesto a llegar hasta el final, aunque esto signifique llegar a los juzgados”. Es decir, la APDPE va a tomar acciones judiciales cuando se detecte cualquier caso de intrusismo por parte del colectivo de criminólogos.

Los criminólogos tienen pocas salidas profesionales

La presidenta de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España (APDPE), Francisca Cáceres, cree que el intrusismo laboral que sufre el sector y que perjudica a miles de profesionales por cuenta propia se debe a dos razones, por un lado, la “limitada salidas laborales que tienen los criminólogos”. Y dos, el “desconocimiento de la población sobre los servicios de un detective privado”.

Según contó han empezado a surgir con fuerza criminólogos que realizan tareas de detectives privados “por la falta de trabajo. Esta situación les obliga a presentar informes de de investigación camuflados como informes de conducta. Pero nosotros sabemos a ciencia cierta que son de investigación”. Aunque ambas profesiones, criminólogos y detectives privados, puedan estar relacionas, lo cierto es que hay una gran diferencia.

“Los criminólogos pueden trabajar en el ámbito penitenciario, en la junta de tratamiento, en el asesoramiento de victimología, en prevención del delito, etc. Pero siempre desde un modo análisis conductual, pero en el momento en el que el trabajo se enfoca sobre una persona y la investigan, es una labor que nos corresponde a nosotros única y exclusivamente” señaló Cáceres. Ya que se trata de una actividad regulada por ley.

¿Qué se necesita para ser detective privado en España?

Como se ha comentado, la investigación de personas está reservada para los profesionales que son detectives privados. Para ello, no sólo es necesario formarse, sino que es necesario obtener una licencia. Según la página web del Ministerio del Interior, la formación requerida para los detectives privados son:

  • Se requiere un título universitario de grado, en el ámbito de la investigación privada, que acredite la adquisición de las competencias que se determinen, o bien. Este como dijo Cáceres puede ser o bien el Grado en Estudios de Detective Privado o en Criminología.
  • También es necesario obtener el título del curso de investigación privada, reconocido por el Ministerio del Interior.

“Para poder ejercer nuestra profesión es necesario no sólo tener una carrera, sino que te habilite para ello el Ministerio de Interior. O más concretamente, que la Unidad Central de Seguridad Privada te dé una licencia y una tarjeta de identificación profesional. Es a partir de ahí, cuando se puede ejercer la profesión y realizar estos informes de investigación. Mientras es ilícito y, por tanto, denunciable” dijo Cáceres.

Los detectives privados se enfrentan con los criminólogos y les acusan de investigar al margen de la ley