miércoles. 18.09.2019

ESPAÑA TIENE 5 MILLONES DE EMPLEADOS 'INFRAUTILIZADOS'

La difícil ciencia de saber aprovechar el talento de los trabajadores

La difícil ciencia de saber aprovechar el talento de los trabajadores

Tareas repetitivas, responsabilidades limitadas...Más de 5 millones de empleados españoles se sienten 'infrautilizados' en sus trabajos. Es lo que se desprende del último estudio de Asempleo. En manos de los que están al frente de los negocios está saber aprovechar el talento de la plantilla y evitar la desmotivación.

 

La difícil ciencia de saber aprovechar el talento de los trabajadores

El 22% de los trabajadores españoles están infrautilizados, Esto significa que 5,2 millones de asalariados no aportan el 100% de sus capacidades al negocio, según el último informe publicado por Asempleo. Esta tasa de infrautilización, es decir, de trabajadores a los que no se les saca todo el potencial que tienen, es sustancialmente mayor entre los colectivos históricamente vulnerables.

Los jóvenes, con un 45,4% es el grupo más infrautilizado. Por detrás, con un 43,2% están las personas con baja cualificación; los extranjeros (31,2%) y las  mujeres (27,9%). Y lo peor de todo, su situación no mejora con el paso del tiempo. Los colectivos que asumen cada vez más retos y se desarrollan profesionalmente siguen siendo los hombres (-6,7%) y los adultos de entre 45-54 años (-9.5%).

Los datos de este estudio dejan constancia de que aún sigue habiendo una gran cantidad de trabajadores que no asumen suficientes retos en su empresa. "Los negocios tienen una enorme oportunidad con su propio talento, el que ya tienen en la plantilla, para aumentar el retorno de la inversión que un día se hizo con estos trabajadores”, explicó Armelle Carminati, directora de Capital Humano y Diversidad de la consultora Accenture.

Los empleados están ansiosos de hacer algo más. Son capaces y quieren hacerlo. Se trata de una ventaja competitiva enorme, ya que no necesitamos contratar nuevos talento. muchas veces, los tenemos dentro de casa”. Y es que, no saber sacar partido a los trabajadores no sólo perjudica la productividad del negocio sino que también genera otros problemas como la desmotivación. 

Cómo sacar el máximo potencial a tus trabajadores y evitar que se desmotiven

Los trabajadores infrautilizados acaban desmotivándose, se limitan a cumplir con sus tareas de forma casi mecánica, con el mínimo exigido, y acaban perjudicando su propio crecimiento y el del negocio. Una de las razones que pueden llevar a los trabajadores a este punto es la pérdida de motivación, el aburrimiento, principal enemigo del talento. La solución a este problema radica en estimular, desafiar y motivar a las personas; hacer algo diferente que mantenga a los empleados con la ilusión de los primeros días.

Entonces, muchos autónomos empleadores se estarán preguntando: ¿Cómo estimular a un trabajador para sacar su máximo potencial y evitar que se desmotive?  Aquí van algunas claves y consejos.

  • Hacer que el trabajador se sienta importante

La responsabilidad suele ser una de las mejores terapias para que el trabajador no se desmotive. Todo el mundo necesita sentirse válido. Hacer sentir útiles a los trabajadores es la mejor forma de que no acaben desmotivados. 

  • Orientarse al desempeño y no al resultado

En otras palabras, valorar a los trabajadores por lo que hacen y no sólo por lo que consiguen.  

  • Linea de comunicación abierta

 A veces, comentar las ideas aunque las decisiones se tomen sin consultar, puede ser una buena forma de motivar a los empleados, de hacerles sentir parte importante del negocio. 

  • Estar atento a cada trabajador según su contrato

Una de las causas que más desmotivación genera es el grado de estabilidad. Un trabajador con un contrato fijo se enfrentará a la monotonía, y uno con contrato temporal a la incertidumbre. Es necesario estar alerta en ambos casos ya que cualquiera de las dos situaciones son potenciales creadoras de desmotivación. 

  • Remunerar de forma compensada

 Con el salariolo justo es siempre lo mejor. No solo para el funcionamiento del negocio, también para evitar que el trabajador se desmotive.

La difícil ciencia de saber aprovechar el talento de los trabajadores