domingo. 21.07.2019

AUTÓNOMOS Y MICROEMPRESAS SON LOS QUE MEJOR PAGAN

Cómo elegir al mejor proveedor para tu negocio

Cómo elegir al mejor proveedor para tu negocio

Los autónomos necesitan también de otros profesionales para salir adelante. Elegir al mejor proveedor es una tarea tan decisiva como nada sencilla que determina el éxito de cualquier proyecto empresarial por pequeño que sea.  

Cómo elegir al mejor proveedor para tu negocio

Pese al extendido cliché del profesional solitario, el autónomo necesita de otros autónomos, pymes o grandes empresas para sacar adelante su negocio. Pensemos, por ejemplo, en un peluquero. Necesita que las marcas le provean de productos como champúes, tintes, lacas de uñas, secadores de pelo, para que sus clientes luzcan radiantes… O un mecánico, que si no recibe a tiempo las juntas de la trócola, las bujías, los filtros o los discos de freno, tendrá nuestro vehículo acumulando polvo en el taller.

La elección de los proveedores puede llevar al éxito de un negocio o, por el contrario, abocarlo al fracaso, especialmente en sectores como el comercio, hostelería o industrias como automóvil, construcción o textil y calzado. Autónomos y Emprendedor, facilita una serie de claves a tener en cuenta para seleccionar a los mejores profesionales que abastezcan su negocio

  1. El primer paso es identificar qué tipo de proveedor o proveedores necesitamos para nuestro negocio. Éstos se pueden clasificar en cuatro categorías: fabricantes, distribuidores o mayoristas, artesanos independientes o importadores.  
  2. Una vez ubicados, toca  gestionar las compras. Para ello lo primero es solicitar presupuesto. Lo óptimo es contar, al menos con tres distintos para poder comparar y pedir referencias de cada uno de ellos.
  3. ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta en la comparativa? En este proceso es importante no centrarse en los criterios económicos, es decir, el precio no debe ser lo que determine la elección y tener presente que “lo barato puede salir caro”. La calidad tanto del producto o servicio como la que se pueda acreditar vía certificados, sellos,… han de tener un gran peso para tomar la decisión. Flexibilidad, capacidad de adaptación y facilidad de entendimiento también deberán ser analizados a pies juntillas.
  4. Evitar la morosidad. Los impagos y los retrasos a la hora de abonar las facturas han sido la causa de mortalidad de más de medio millón de negocios durante la crisis. Por ello es decisivo tener en cuenta la forma y plazos de pago que ofrecen los que serán nuestros futuros proveedores. A este respecto cabe destacar que, según el informe de morosidad de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) correspondiente al año 2017, los autónomos y las microempresas de hasta nueve trabajadores son los que mejor pagan a sus proveedores, en 40 y 46 días de media respectivamente. Le siguen las de entre 10  y 50 trabajadores, con 51 días. De ahí en adelante los periodos medios de pago se disparan entre 66 y 114 días de media, dilatándose de forma proporcional a su tamaño.
  5. Saber si el pedido va a llegar o no a tiempo debe ser fundamental para dar el sí quiero a nuestros proveedores. En este apartado es muy aconsejable valorar la distancia a la que se encuentra el proveedor de nuestro negocio.
  6. ¿Imagina que su proveedor le deja colgado con un producto a medio terminar? Por ello, hay que valorar muy mucho la estabilidad a futuro de nuestros proveedores así como lo que representamos para su negocio. Es decir, cómo somos de importantes para ellos.   
  7. El servicio postventa y las garantías son otras dos cuestiones muy a tener en cuenta para evitar males mayores a futuro.

Cómo elegir al mejor proveedor para tu negocio