miércoles. 08.12.2021

DIA DEL EMPRENDIMIENTO FEMENINO

Las emprendedoras lideran la recuperación del RETA tras la pandemia con 34.600 autónomas más desde 2019

mujeres-emprendedoras
El emprendimiento femenino ha sido la clave del crecimiento del RETA tras la pandemia con 34.683 nuevas emprendedoras desde octubre de 2019. Por cierto, las actividades lideradas por autónomas generan más empleo. Un informe ofrece las claves del empuje de las mujeres en los negocios.
Las emprendedoras lideran la recuperación del RETA tras la pandemia con 34.600 autónomas más desde 2019

La Organización de Naciones Unidas (ONU) declaró el 19 de noviembre como el Día Internacional de la Mujer Emprendedora. Y en 2021, tras la pandemia, este día tiene más importancia teniendo en cuenta que el liderazgo femenino en los dos últimos años se ha impuesto al masculino en los dos últimos años ayudando a la recuperación del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). 

Un crecimiento de emprendedoras que se puede observar en los datos de afiliación que publica el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y que revelan cómo de octubre de 2019 a octubre de 2021, hubo 34.683 mujeres más dadas de alta en el RETA. Se trata de un número de nuevas emprendedoras que supera en 1.456 afiliadas a los hombres. Pese a ello, aún el número de autónomos sigue siguiendo superior al de autónomas -2.123.152 de hombres, frente a 1.202.663 mujeres- aunque poco a poco ambas cifras se van acercando.

La responsable del Área de la Mujer de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, Candela Carrera, explicó que el 2020 fue un año "horrible" para los trabajadores por cuenta propia. Según dijo la pandemia "incidió de forma especial en las mujeres, rompiendo con la tendencia de los últimos años en las que ellas lideraban el crecimiento del RETA". Pero pasados los meses más intensos de la emergencia sanitaria -y aún con muchos sectores pendientes por recuperarse- las mujeres parecen haber recuperado su liderazgo, como confirman los datos del Ministerio.

Carrera señaló que el incremento en el RETA se debe principalmente al autoempleo femenino: "Es una salida digna y real para la mujer en España. No tiene distinción de edad, ni nacionalidad y reduce la brecha salarial. El autoempleo canaliza perfectamente el talento femenino que tanto necesita la economía española, para culminar la salida de esta crisis. Las autónomas se decantan tanto por los sectores más tradicionales, como por los más punteros”, concluyó la responsable del Área de la Mujer de ATA.

La pandemia motivó a emprender a más mujeres que hombres

Un informe sobre el emprendimiento femenino elaborado por EAE Business School confirma también la vuelta al trabajo por cuenta propia de las mujeres tras la emergencia sanitaria. Según menciona el documento, la brecha de la Tasa de Actividad Emprendedora entre hombres y mujeres se ha ido reduciendo cada año. De hecho, recopila datos de los distintos informes del GEM (Global Entrepreneurship Monitor) y señala que existe una reducción continua en este aspecto desde  2013. Algo que también se vio reflejado durante la emergencia sanitaria, donde más mujeres que hombres se vieron motivadas a emprender y/o continuar su actividad emprendedora a pesar del Covid-19. Esto se debió, entre otras cosas, a que las motivaciones para montar un negocio varían en ambos géneros y para las mujeres existen otros factores, además de la riqueza para emprender. 

Cerca del 55% de ellas coincidieron con que la innovación era un importante motor para la creación de una empresa, mientras que más del 50% encontraba en la motivación en su propia gestión del tiempo y en no tener ‘cadenas corporativas’, las suficientes razones para aventurarse a emprender. Asimismo, el reciente informe elaborado por EAE Business respecto al emprendimiento femenino, explica que en 2020 las mujeres percibieron menos oportunidades en su entorno, "tuvieron más miedo al fracaso y valoraron menos favorablemente la cultura emprendedora de su entorno".

Las empresas lideradas por mujeres generan más empleo

Dicho informe mencionado anteriormente refleja como, en los últimos 12 meses, el 9,5% de las empresas lideradas por mujeres generaron cinco o más empleos, que comparado con el 14% de las empresas gestionadas por hombres marca una brecha importante, y "ensalza la buena gestión de las emprendedoras". Así, el emprendimiento femenino está más presente cada año, y "demuestra que la resiliencia, las motivaciones más allá de las económicas y las altas posibilidades que existen en muchos mercados que aún están por descubrirse, son, sin duda, las ventanas de esperanza para que esto cambie", explica el documento. 

Los expertos indicaron que el comportamiento del emprendimiento femenino tiene particularidades exclusivas que distan considerablemente del masculino. De esta forma, el estudio recoge como más mujeres que hombres se dedican a negocios B2C, es decir, empresas que venden directamente al consumidor final, mientras que ellos prefieren los negocios B2B, empresas que venden a otras empresas. Y aunque estos datos por si solos no son concluyente de ser causales de la brecha en la actividad emprendedora, el informe se basa de ellos para explicar el por qué existen más negocios de mujeres que mueren en los primeros meses de creación versus aquellos creados por hombres: "los emprendimientos que se concentran en el consumidor final y que tienen por principio el vender un producto o servicio de manera masificada (B2C), requieren de mayor inversión en marketing ya que dependen de una base de clientes sólida, amplia y constante, situación que, por el contrario, no suele suceder en los negocios B2B". 

Por otra parte y a pesar del crecimiento en el número de mujeres emprendedoras, también hay ámbitos donde la presencia femenina es aún muy ínfima. Se trata, por ejemplo, del sector digital. Tal y como recoge el 'Informe Emprendedoras' de EAE Business School, sólo el 12% de los profesionales TIC (Tecnologías de la información y la Comunicación) son mujeres, que comparado con 19% en países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y con el aproximado 30% europeo, es un porcentaje muy bajo para España. De hecho, las empresas de alta tecnología en nuestro país lideradas por mujeres son menos de la mitad de aquellas gestionadas por hombres, y el porcentaje de mujeres ingenieras en el país apenas llega al 24% del total.

Las incubadoras propician el emprendimiento femenino

Las incubadoras y aceleradoras llevan varios años presentes en el mercado español. Se trata de centros encargados de facilitar el desarrollo de los proyectos emprendedores cuando se encuentran en una fase inicial. El informe de EAE Business School las define como entornos donde los emprendedores y emprendedoras reciben ayuda a la hora de evaluar la viabilidad del negocio, así como asesoría legal, estratégica, de ventas o sobre el equipo. Además recoge la importancia de las incubadoras para propiciar que las mujeres sigan emprendiendo.

"Se comportan como ecosistemas de soporte para que en esas primeras etapas tan fundamentales en un emprendimiento nadie desistan en el intento". Algunas de estas incubadoras y aceleradoras juegan un papel fundamental en la vida de las startups y de los propios emprendedores, de hecho, muchos expertos que forman parte de estas plataformas coinciden en su "papel clave" para fomentar el emprendimiento femenino y recordaron el "gran potencial de las mujeres en nuestro país para crear sus propios negocios".

Las emprendedoras lideran la recuperación del RETA tras la pandemia con 34.600 autónomas más desde 2019