domingo. 29.03.2020

IÑAKI ORTEGA, DIRECTOR DE DEUSTO BUSINESS SCHOOL

“Emprender es una de las opciones profesionales preferidas por los universitarios”

“Emprender es una de las opciones profesionales preferidas por los universitarios”

La dirección del campus de Madrid de la Deusto Business School, la escuela de negocios de la Universidad de Deusto, recae desde mayo de 2015 en Iñaki Ortega, profesor y asesor especializado en emprendimiento. Éste ha sido una constante en su vida profesional. Entre otras actividades, cuenta en su currículo con la dirección de la agencia Madrid Emprende del Gobierno autonómico madrileño. Y, además, él mismo es emprendedor e inversor.

“Emprender es una de las opciones profesionales preferidas por los universitarios”

-Últimamente aparece muy a menudo el concepto “emprendimiento corporativo”. ¿Qué significa exactamente?

-El fenómeno del emprendimiento corporativo ha pasado en unos pocos años de ser una realidad desconocida en las grandes empresas a convertirse en uno de los ámbitos de actuación más recurrentes en cualquier plan estratégico. Ante un escenario cada vez más cambiante y competitivo, las organizaciones ven en el emprendimiento corporativo una vía para adoptar los exitosos modelos de innovación disruptiva de las startups, ya sea tendiendo puentes de colaboración con éstas mediante fórmulas de innovación abierta o promoviendo el espíritu emprendedor de sus propios trabajadores. Nuevo concepto que, sin embargo, está siendo ya usado por la mayoría de las grandes empresas con sede en España, como ha puesto de manifiesto una reciente investigación de Deusto Business School para el Banco Santander.

-¿Y el de "ecosistema emprendedor"?

-El término ecosistema proviene de la biología y fue acuñado en 1930 por el botánico inglés Roy Clapham. Un ecosistema es un sistema de organismos vivos interdependientes que comparten el mismo hábitat.‎ La gran aportación del concepto a la ciencia de la naturaleza residía en la interrelación de los organismos que viven en el sistema; si se rompe un eslabón de esa cadena es muy difícil recuperar el equilibrio y afectará seriamente a su sostenibilidad.

La literatura económica ha incorporado ese concepto para explicar las características de los territorios más dinámicos. En coherencia con la escuela institucionalista del Premio Nobel de Economía Douglass North, los países con ecosistemas emprendedores egresan continuamente nuevas empresas con capacidad de crecer y crear empleos, innovando en bienes, servicios y modelos de negocio. Y lo hacen porque los gobiernos, instituciones de conocimiento y grandes empresas orquestan sus actuaciones para conseguir más actividad emprendedora en el país.

Los ecosistemas de la naturaleza son una serie de cadenas de interdependencia. También en economía. Por ello, cualquier programa de fomento en materia de emprendimiento ha de fortalecer el ecosistema y no romper el equilibrio entre sus agentes. Actuar buscando el rédito a corto plazo y el protagonismo unilateral es síntoma de que no se está respetando ese equilibrio sino que, al contrario, del ecosistema estamos migrando a un egosistema.

-Usted defiende que la colaboración entre emprendedores, a través de startups, y grandes empresas puede ser un éxito. ¿Podría explicar cómo se desarrolla esta colaboración?

-Las grandes corporaciones tienen recursos y el tamaño del que carecen los emprendedores. En cambio, las startups lanzan ideas disruptivas que son la envidia de las empresas para su transformación digital. El emprendimiento corporativo es precisamente eso, colaborar entre los grandes y los pequeños, aportando ambos. Las vías de colaboración son variadas: startups financiadas por grandes empresas, ideas de emprendedores aceleradas en corporaciones, startups creadas por trabajadores de las empresas a través del intraemprendimiento, joint ventures de ambos agentes, pasando por herramientas como los hackatones, challenges o los corporate venture capital, sin olvidar las incubadoras empresariales.

-¿Cómo ve la salud del emprendimiento en España a día de hoy?

-Aunque venimos de años de retraso, en este momento y gracias al incipiente ecosistema emprendedor España está recuperando posiciones, como lo demuestran los avances en el informe Doing Business del Banco Mundial, la sofisticación y aparición de muchas nuevas herramientas de financiación de startups en España o los casos de éxito de emprendedores nacionales en sectores como los servicios profesionales con Job&Talent, las fintech con FINTONIC o el retail con los emprendedores alicantinos de Hawkers son buenos ejemplos de ello.

-¿Cree Vd. en el tópico de que la mayoría de los jóvenes españoles quieren ser funcionarios? ¿Cómo lo ve desde su experiencia?

-Todos los estudios que se han publicado desde 2016 demuestran el cambio de tendencia entre los universitarios españoles y por primera vez en la historia, emprender se ha convertido en una de las opciones profesionales preferidas junto a trabajar en una gran corporación. Mi experiencia durante los últimos 20 años dando clases en la universidad es que es inédito el fenómeno de los últimos años en el que los alumnos con los mejores expedientes optan por emprender nada más terminar sus estudios.

En los países más dinámicos del mundo lo tienen claro y los emprendedores son los referentes sociales.

-¿También es un mito que el emprendimiento sea sólo para jóvenes? ¿Hay edades para ser emprendedor?

-Sí, claramente. De hecho, no son pocos los que durante los últimos años han alimentado el mantra ‘los emprendedores son jóvenes aprendices de la profesión de empresarios’, minusvalorando torpemente el término emprendedor que, sin embargo, goza de gran prestigio social. Torpemente porque ni son tan jóvenes, ya que como confirma el informe GEM la media de edad de los emprendedores en nuestro país se sitúa en los 35 años; ni los sectores que eligen para emprender porque los dominan como nadie, por ejemplo la industria 4.0, parece que no tengan futuro. En los países más dinámicos del mundo lo tienen claro y los emprendedores son los referentes sociales.

-¿Cómo se puede ayudar a los emprendedores desde una escuela de negocios como Deusto Business School? ¿Cuáles son sus principales actividades en materia de emprendimiento?

-El emprendimiento es una de las tres líneas estratégicas de Deusto Business School. Unido a la innovación, está presente en todas nuestras actividades académicas y de executive education. Pero además todos los años ofrecemos más de diez programas diferentes, que van desde una escuela de business angels a un programa de incubación pasando por un curso gratuito para jóvenes que quieren emprender auspiciado por una gran empresa.

-En su opinión, ¿qué hace falta para impulsar el emprendimiento que todavía no exista?

-Todavía persisten algunos mitos con respecto al emprendimiento que lastran la capacidad del fenómeno para trasformar nuestra economía. Por ejemplo, la errónea identificación del apoyo a los emprendedores con opciones ideológicas no progresistas. Por no hablar de aquellos que circunscriben la innovación a las grandes empresas, despreciando el papel clave que las startups tienen en la nueva economía para cambiar los paradigmas en muchas industrias. 

-¿Podría poner algunos ejemplos de emprendedores que animen a los que quieren serlo o tienen proyectos y no saben o no se atreven a emprender?

-Los ejemplos de las tres empresas que he citado antes (Job&Talent, Fintonic y Hawkers) demuestran que se puede emprender en sectores maduros como los servicios profesionales, las finanzas o el retail, a los que se puede añadir el caso de los hermanos Cebrián con El Ganso o la fantástica hazaña de los emprendedores vascos Uriarte y Michelena con la empresa de venta de entradas online Ticketbis.

“Emprender es una de las opciones profesionales preferidas por los universitarios”