El MEI o la ampliación de los años para el cálculo de la jubilación

Los expertos de FEDEA tachan de “ineficaces” las medidas del Gobierno para sostener las pensiones

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) considera que las medidas puestas en marcha por el Gobierno en los últimos meses tendrán un efecto nulo sobre las pensiones en el largo plazo y propone acercarse al modelo sueco.

Los expertos tachan de “ineficaces” las medidas del Gobierno para sostener el sistema de pensiones.
Los expertos tachan de “ineficaces” las medidas del Gobierno para sostener el sistema de pensiones.
Los expertos de FEDEA tachan de “ineficaces” las medidas del Gobierno para sostener las pensiones

Las medidas en materia de cotizaciones y pensiones puestas en marcha por el Gobierno en los últimos meses tendrán un efecto nulo en la sostenibilidad del sistema durante las próximas décadas. Así lo afirmó a este diario Ángel de la Fuente, director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), que ha llegado a calificar alguna de las reformas como “una chapuza”.

El Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), los nuevos planes de pensiones de empresa o la ampliación del periodo de cómputo para calcular las pensiones son algunas de las medidas analizadas por el economista, quien consideró que, si bien en algunos casos el planteamiento es razonable, los acuerdos alcanzados en la negociación colectiva tendrán un efecto nulo en el largo plazo, basándose en diferentes indicadores económicos.

Para el director ejecutivo de Fedea, lo más razonable sería hacer una transición progresiva “hacia el modelo de pensiones sueco”, una cuestión que todavía ni se ha planteado en España y que ayudaría a ofrecer una mayor transparencia para los contribuyentes, además de para garantizar la sostenibilidad del sistema.

Las medidas puestas en marcha para reformar el sistema de pensiones tendrán un efecto nulo en la sostenibilidad del modelo

  • Mecanismo de Equidad Intergeneracional

Una de las novedades incluidas en la reforma de las pensiones que entraron en vigor el pasado 1 de enero fue el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), una herramienta que busca compensar el gasto de las pensiones en los próximos años incrementando en un 0,6% las cotizaciones -los autónomos con empleados se harán cargo del 0,5%- que se pagan a la Seguridad Social.

Para los expertos, el MEI no servirá para compensar el ahorro que el eliminado factor de sostenibilidad supondría para el sistema en 2050. “Nos parece una chapuza. Se supone que esto reemplaza al factor de sostenibilidad, que generaba un ahorro de alrededor de un punto para 2050. Además, guarda parte de los ingresos en una hucha hasta 2033, algo que no tiene mucho sentido si tienes déficit”, explicó a este medio Ángel de la Fuente.

“Además, es una promesa vaga, a muchos años vista, durante los cuales esperemos que haya nuevas reformas. Lo único cierto es el aumento de las cotizaciones durante diez años, una cantidad que no sirve ni de lejos para cubrir el ahorro que se produciría en 2050 con el factor de sostenibilidad.”, valoró el director ejecutivo de Fedea.

  • Extensión del periodo de cómputo para calcular las pensiones

Aunque todavía no se ha aprobado -el Gobierno tenía previsto hacerlo antes de que finalizara el 2022-, una de las propuestas que se está negociando en este momento es la extensión del periodo de cómputo para calcular las pensiones, que pasaría de los últimos 25 años a los 30, con la posibilidad de eliminar de oficio los 24 peores meses.

Aunque a priori esta medida podría suponer un ahorro en las cuentas de la Seguridad Social en el largo plazo, “el efecto real que esperamos es prácticamente neutro. Se pierde con la opción de sacar de la ecuación los 24 meses con una base de cotización más baja”, valoró Ángel de la Fuente.

La cotización por ingresos reales y los nuevos planes de pensiones son medidas con cierto sentido, según los expertos

Por otro lado, las dos medidas que más afectan a los autónomos recogidas en la reforma, el nuevo sistema de cotización por ingresos reales y los nuevos planes de pensiones de empleo, son dos cuestiones que también generan dudas para los expertos en economía aplicada.

En el primer caso, Ángel de la Fuente valoró a este medio que, en realidad, se trata del “inicio de una transición que, a lo mejor, dentro de bastante tiempo, es un sistema de cotización por ingresos reales de verdad. La idea de ir en esa dirección me parece bien, pero los detalles de la escala y los apaños que se han hecho son bastante más discutibles”, explicó.

En este sentido, el director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada consideró que, si la intención es mejorar las prestaciones a las que los autónomos tienen derecho -entre ellas, la pensión de jubilación- a lo largo de su vida, “rebajar las cotizaciones en la parte baja de la escala puede generar ciertas dudas.”

Sobre la nueva Ley de Regulación para el Impulso de los Planes de Pensiones de Empleo, desde Fedea consideraron que el fomento de los planes de pensiones de empresa es una decisión positiva, “pero no que se haga a costa de destruir los planes de pensiones individuales”, ya que esto provocará que “una parte de la población quede desprotegida, al no poder acceder a productos beneficiosos para ahorrar de cara a su jubilación”, explicó.

Acercarse al modelo sueco, la propuesta de los expertos para garantizar la sostenibilidad de las pensiones

Para el director ejecutivo de Fedea, las medidas puestas en marcha por el Gobierno en los últimos meses en materia de pensiones, así como las que se encuentran en fase de negociación, no servirán para acercarse al objetivo de garantizar la sostenibilidad del sistema. Como alternativa, el economista propuso a este medio “transitar hacia un modelo de pensiones parecido al sueco”, denominado por los expertos como de “cuentas nacionales”.

“Son cuentas ficticias, que contabilizan el dinero que se cotiza y al que se atribuye un tipo de interés, que para que sea sostenible tiene que ser similar a la tasa de crecimiento del PIB del país. Así, se van capitalizando las aportaciones y, en el momento en que decides jubilarte, a partir de una edad mínima, se coge el saldo acumulado y se calcula una renta mensual en función de factores como la esperanza de vida media. No es un sistema de capitalización, ya que las cuentas son ficticias, sino de reparto, que tiene bastantes ventajas”, explicó.

Entre ellas, destacan la transparencia, ya que “el cotizante puede saber en todo momento la cantidad que tiene acumulada y, en función de eso, elegir jubilarse en un momento u otro, lo que también le da cierta libertad”. Además, “si se hace bien, existe una garantía de sostenibilidad, donde también caben ciertas correcciones como las que se pueden hacer en España”, concluyó.

Los expertos de FEDEA tachan de “ineficaces” las medidas del Gobierno para sostener las pensiones