miércoles. 02.12.2020

ESTA CAMPAÑA SUPONE EL 20% DE SUS INGRESOS ANUALES

Las floristerías se reinventan en el día de Difuntos ofreciéndose a entregar ramos en los cementerios

Los autónomos de las floristerías han decidido ofrecer un servicio especial para depositar los ramos en las lápidas en caso de sus clientes no puedan desplazarse a los cementerios por restricciones de movilidad. 
Las floristerías se reinventan en el día de Difuntos ofreciéndose a entregar ramos en los cementerios

El sector de los floristas se reinventa en plena de crisis del Covid-19 para sacar adelante la tradicional festividad del Día de Todos los Santos este año 2020. Los confinamientos perimetrales suponen un obstáculo para que las personas se desplacen el próximo 1 de noviembre a los cementerios, donde se encuentran sus allegados. Es por ello que los autónomos de las floristerías promueven un servicio especial donde, en caso de que sus clientes no puedan acercarse, serán ellos mismos los que depositen las flores en los nichos.

En un año marcado por las malas noticias, estos profesionales tratan de “ayudar y hacer más fácil la vida de muchas personas, de manera que la gente que desee que sus fallecidos tengan flores en esta fecha, pero ellos no puedan acudir, puedan tener la tranquilidad de que nosotros los haremos por ellos”, explicó Olga Zarzuela, directora de la Asociación Española de Floristas. “El florista puede desplazarse a los cementerios gracias a que la movilidad, si es por trabajo, está permitida. Hemos conseguido que varios ayuntamientos acrediten a profesionales del sector para depositar las composiciones florales en las lápidas”, añadió Zarzuela.

La patronal nacional de floristerías aseguró que “llevan mucho tiempo trabajando con las autoridades competentes para que nada impida el recuerdo de los seres queridos fallecidos según la tradición”. De hecho, dada la antelación que el sector verde necesita para planificar la campaña, desde hace meses, la Asociación solicitó a las Consejerías de Sanidad de las Comunidades Autónomas y a los Ayuntamientos, propuestas para tratar de establecer “un escenario más certero”, acorde con las restricciones médico-sanitarias.

Ampliación de horarios y distancia social

Desde una ampliación en el horario de los cementerios, hasta la señalización en puertas por las que entrar y salir. La Asociación de Floristas española elevó, ya hace unos meses, a las autoridades del país distintas propuestas para anticiparse a un Día de Todos los Santos muy diferente a los vividos en los años anteriores. "Hemos trabajado en base a distintos escenarios porque ya partimos de los ocurrido en los meses de marzo y abril, y siendo el cementerio un espacio abierto, hemos instado a las instituciones una batería de medidas y protocolos para poder desarrollar la jornada con la máxima normalidad posible", explicó la presidenta de la Asociación. 

Una de las propuestas es espaciar lo máximo posible la  celebración de la festividad. De esta forma, el sector de floristas cree que se reducirá el número de personas que pudieran coincidir al mismo tiempo en la visita a los cementerios y puedan correr el riesgo de contagiarse. Asimismo, desde el colectivo abogan por ampliar los horarios de los camposantos, y llevar a cabo un control del aforo "que evite las aglomeraciones y garantice la distancia mínima de seguridad", aseguró Olga Zarzuela. "La prioridad es la seguridad de las personas, y que no teman acudir al cementerio por riesgo de contraer el virus", añadió. 

Diversas Consejerías de Salud han dictado ya sus protocolos, y los ayuntamiento de distintos territorios llevan varios días trabajando en la elaboración de un plan específico de movilidad para estos días. "La mayoría de los ayuntamientos han ampliado los días y los horarios, de hecho hay algunos que están abiertos desde las 8 de la mañana", dijo la presidente de la Asociación. 

Desde la patronal explicaron a este diario digital que "el problema es que desde el pasado fin de semana se han implementado las restricciones, en especial los confinamientos perimetrales, lo que está suponiendo cancelaciones de los pedidos de quienes no pueden acudir al cementerio". No obstante, el sector de la flor cortada y planta ornamental, pone sus esperanzas en esta fecha tan destacada en el calendario floral, para ayudar a su reactivación e incremento de facturación.

Auguran caídas del 10% respecto a otros años

La Asociación Española de Floristas auguró una reducción de un 10% en el volumen de ventas destinadas a la festividad del Día de Difuntos en relación al pasado año 2019. "A fecha de hoy,  hay mucha incertidumbre y territorios donde las medidas no están adoptadas. Por tanto, en algunas localidades los ciudadanos sienten mucha inseguridad para desplazarse a los cementerios", explicó su presidente. "De ahí que estimemos una caída y ventas menores a las de otros años en estas mismas fechas", añadió.

Bien es cierto que, tal y como aseguró Olga Zarzuela, el sector de las floristerías está viviendo "una situación muy desigual en las distintas zonas del país.  "No es lo mismo las floristerías que están en territorios confinados y las que no", explicó la presidenta. Hasta el mes de junio, el 5% de los negocios pertenecientes al sector de floristas se ha visto avocado al cierre, y, en cuanto a los despidos de trabajadores, "apenas registramos un 1,6%. Pero hay que tener en cuenta que hay muchos todavía afectados por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), por tanto, será cuando finalice esta medida, cuando podamos ver si el dato del desempleo alcanza una cifra mayor", dijo Zarzuela. 

En lo que se refiere a la caída de facturación anual, desde la Asociación estimaron una caída de ventas en lo que va de año de hasta un 40%. No obstante, esperan "mitigar ese porcentaje con la señalada fecha del Día de Difuntos, porque es donde hacemos de las mayores ventas de la temporada. En el cómputo global, ese día supone un 20% de las ventas de todo el año", aseguró. 

Confían en el peso de la tradición

A pesar de las limitaciones de movilidad y la debacle económica que ha traído consigo la pandemia del Covid-19 en la sociedad española, los autónomos del sector de las floristerías confían en sus clientes habituales y en el "peso de la tradición de esta festividad como el empujón que necesitan para reactivar su economía".  Además, estos profesionales han reforzado la venta telefónica y a través de internet. Tanto es así que los han convertido en sus principales canales durante los últimos meses.

Explicaron desde la patronal de floristas que "se han llevado a cabo innovaciones también en lo que respecta a los productos, y se ha potenciado el servicio de reparto a domicilio para ofrecer facilidades a los clientes", comentó su presidenta. Por otra parte, en base a las experiencias pasadas, los floristas "están siendo prudentes" a la hora de aprovisionarse de género para esta campaña. "Este año hemos tenido que ajustar mejor los volúmenes de compra y venta, para no ver nuestros negocios sobrecargados de un stock que este año, nos va a ser más difícil darle salida", concluyó Olga Zarzuela.

Las floristerías se reinventan en el día de Difuntos ofreciéndose a entregar ramos en los cementerios