domingo. 28.11.2021

CONSEJOS PARA EL AUTÓNOMO

Fórmulas para gestionar la caída de clientes en verano

optimizar-negocio

Para muchos sectores, el verano es una época de inquietudes. Los clientes están de vacaciones, baja la demanda, el nivel de trabajo y los ingresos del negocio. Sin embargo, buena parte de los gastos se mantienen. Para sacar el máximo provecho a esta bajada de actividad, es necesario planificar un presupuesto para el verano y organizar los siguientes periodos de mayor actividad.

Fórmulas para gestionar la caída de clientes en verano

En la mayoría de sectores, el volumen de trabajo baja considerablemente en la temporada de verano. Aunque en algunos negocios, habitualmente enfocados al turismo, crecen las ventas, en muchos otros disminuye la clientela, el nivel de trabajo y, por tanto, los ingresos. Según un informe de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), un 26.9 % de los trabajadores por cuenta propia renuncia a irse de vacaciones por motivos económicos y un 25.4% no puede permitirse estar ni una semana de vacaciones debido al bajo volumen de trabajo.

Para todos aquellos autónomos que han tenido que quedarse en verano al frente de su negocio y que, además, sufren un descenso en su ritmo de trabajo, la empresa de seguros MetLife ha sugerido una serie de consejos. Prever un presupuesto especial para verano, organizar los siguientes periodos con más actividad y aprovechar nuevas oportunidades formativas. En todos ellos destaca la previsión y el aprovechamiento del tiempo, a fin de cuentas, la capacidad de sobreponerse a un periodo de baja actividad, sacándole el máximo partido.

Protege tu presupuesto de verano

El trabajo por cuenta propia sufre a lo largo del año varios altibajos. El autónomo debe estar siempre al tanto del crecimiento o descenso de sus ventas y sun plan financiero puede resultar de gran ayuda. Aunque en muchos negocios los ingresos descienden en verano, algunos de sus gastos continúan invariables. Para equilibrar esta situación, existen herramientas online de presupuesto que visualizan los gastos de cada mes y reservan una parte de los recursos económicos para aquellas épocas con menos ingresos.

Estas herramientas realizan previsiones y hacen más facilitan al autónomo la gestión del descenso de actividad en ciertas temporadas. Además, algunas de estas aplicaciones incorporan opciones de apoyo al ahorro y pago de deudas. Mediante la fijación de objetivos financieros, el emprendedor podrá llevar a cabo un seguimiento exhaustivo de sus ingresos y gastos y adaptarlos al volumen de trabajo de su negocio.

La startup Goin es una de estas aplicaciones que brindan servicios financieros y métodos automáticos de ahorro al autónomo para que organice y cree presupuestos para notar lo menos posible el descenso de actividad en verano. Otras muchas aplicaciones incorporan, además, opciones de gestión de las facturas, de separación de gastos personales y del negocio y planificaciones adicionales para cuando se acerca la temporada de impuestos.

Organiza y anticípate a los periodos de más actividad

El descenso del ritmo de trabajo puede ser una oportunidad para anticiparse y organizar los siguientes periodos con mayor actividad. Para muchos autónomos, el verano puede ser el momento idóneo para repasar y planificar los siguientes proyectos, o simplemente para detectar los futuros incrementos de trabajo y anteponerse a los problemas de gestión del trabajo.

Existen herramientas gratuitas como Trello o Google Calendar que organizan y hacen un seguimiento de los proyectos y entregas mensuales. Así, el autónomo podrá saber las temporadas con mayor y menor carga de trabajo y prever los momentos en los que tendrá tiempo de encargarse de más tareas.

El verano es una oportunidad para formarte

La poca carga de trabajo en verano puede ser una oportunidad para aprovechar el tiempo en adquirir nuevos conocimientos o compartirlos con profesionales del sector.  Los negocios deben adaptarse a las demandas y cambios en la sociedad. El verano puede ser un buen momento para que el emprendedor se forme en herramientas de marketing digital y e-commerce, útiles para cualquier negocio. Existen webs como Google Actívate que ofrecen cursos gratuitos online para fomentar la adaptación de los autónomos de todos los sectores a la era digital.

Otra opción es asistir a diferentes afterworks -reuniones después del trabajo- donde el emprendedor podrá ampliar sus redes de contacto con profesionales del mismo sector. Estas relaciones pueden ser fructíferas en varios sentidos ya que, se pueden compartir experiencias y perspectivas positivas para el negocio y quizás emprender nuevos proyectos que compensen los descensos del verano.

Fórmulas para gestionar la caída de clientes en verano