sábado. 04.04.2020

Y EN ESPAÑA GENERAN MÁS EMPLEO

El gran eje económico de Europa: el 93% de los negocios tiene menos de 10 trabajadores

El gran eje económico de Europa: el 93% de los negocios tiene menos de 10 trabajadores

El 93% de los negocios europeos tiene menos de diez trabajadores en plantilla. Un porcentaje similar al español donde también el 38,7% de los asalariados dependen de una microempresa, frente al 29,7% de los europeos.

El gran eje económico de Europa: el 93% de los negocios tiene menos de 10 trabajadores

El tejido productivo europeo está compuesto por pequeños negocios. Al igual que en España. Una de las principales características que tiene España como el del resto de países de la zona euro es que su economía depende de negocios muy pequeños, en su mayor parte, regentados por autónomos.

De hecho, de las 25.079.312 empresas que hay en la Unión Europea, 23.323.938 tienen menos de diez trabajadores a su cargo (los denominados micronegocios). Las grandes corporaciones apenas si son 47.299 en toda la UE. Lo mismo ocurre en nuestro país. De las 2.790.852 empresas que desarrollan su actividad en España, 3.369 son grandes, 145.761 son medianas y pequeñas y, la mayor parte, 2.641.722, no llegan a los diez empleados en plantilla.

En términos porcentuales, el 93% del total de negocios en Europa, y el 94,7% de los españoles son negocios regentados en su mayoría por autónomos persona física o que han creado una sociedad. Los datos se desprenden del Estudio Anual de los Pequeños y Medianos Negocios 2018/2019 (elaborado por la Comisión Europea para observar la evolución de las pequeñas empresas) y el resumen del mismo informe, SBA Fact Sheet, que se hace sobre los negocios de España.

Otro de los aspectos importantes que se analizan en el estudio es el número de puestos de trabajo que dependen de un pequeño negocio. Precisamente en este aspecto, los negocios españoles destacan por estar por encima de la media europea. Así, mientras que el 38,7% de los empleos de nuestro país dependen de los micronegocios, en Europa la cifra de trabajadores que dependen de estas pequeñas empresas desciende hasta el 29,7%; casi diez puntos menos que la tasa española.

Los porcentajes son similares entre Europa y España en lo que se refiere a las plantillas de los negocios pequeños y medianos: un 20,3% de los puestos de trabajo dependen de pequeños negocios españoles y 20,1% en los europeos. Del mismo modo, son un 13,6%  los empleados que trabajan para un negocio mediano, frente al 19,8% que lo hacen a nivel Europeo.

Los pequeños negocios de España aún facturan poco

Según las previsiones del informe regional de la Comisión Europea sobre España, el año 2020 terminará con un crecimiento de los pequeños negocios del 6,4% y serán capaces de crear un 2,8% más de empleos (equivalente a 249.600 puestos de trabajo).

Sin embargo y a pesar de las buenas predicciones que hacen desde Europa sobre el crecimiento de los pequeños y medianos negocios, la Comisión señala que los negocios españoles se encuentran todavía con un nivel de facturación cercano a los años de crisis: “las pymes en España aún no se han recuperado de la crisis de 2008, a diferencia del resto de grandes empresas que ya han superado los niveles que tenían durante este periodo”.

Asimismo, detalla la importancia que ha tenido el comercio, tanto mayorista como minorista, que ha ido generando valor y crecimiento durante los últimos años. En este sentido destaca la evolución del ecommerce, que del año 2014 a 2017 sufrió un crecimiento del 92,8% y su facturación aumentó en 31.300 millones de euros, según publica el estudio. También menciona el papel del sector de la construcción como motor de crecimiento de los pequeños y medianos negocios.

En el informe regional, la Comisión también analiza una serie de aspectos que considera fundamentales para el desarrollo de la pyme en España y los compara con la media europea. Así, hay cuatro factores – segunda oportunidad, respuesta de la Administración, acceso a financiación y habilidades para la innovación- en los que España se encuentra en unos rangos similares a los europeos. Sin embargo, hay otro valores importantes -emprendimiento, contratación pública y ayudas estatales, mercado único, medio ambiente e internacionalización – en los que estamos por debajo de los valores medios de la UE.

Las pymes europeas necesitan más apoyo

Por último, y ésta es una de las conclusiones del estudio general, la Comisión anima a los gobiernos europeos a seguir apostando por las pymes para que éstas puedan seguir innovando, ya que hasta ahora los planes no han surgido mucho efecto: “a pesar de la cantidad de programas destinados a apoyar a las pymes para que innoven, el número de pequeños negocios que realiza actividades de innovación no ha variado sustancialmente desde el año 2000”.

Para cambiar la situación, el organismo europeo, entre otra serie de iniciativas, recomienda animar a la innovación en general (creen que el clima que se genere de avances es tan importante como que se pongan en marcha programas específicos), fomentar mediante subvenciones públicas el i +D en la pymes,o apoyar la formación y la contratación para que los graduados de carreras de STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) tengan un hueco en los mercados laborales.

El gran eje económico de Europa: el 93% de los negocios tiene menos de 10 trabajadores