martes. 26.10.2021

Hazte fuerte, tu marca lo merece

En esta era tecnológica donde todo cambia tan rápido, tu marca se convierte en un factor esencial de éxito… o de fracaso.
Hazte fuerte, tu marca lo merece

La marca es lo que guía al consumidor a tu negocio. En ella vuelcas todos tus valores, ideas y proyectos para alcanzar el éxito en el día a día. Factores como la correcta elección de un nombre, logo, color… influirán a la hora de orientar al consumidor hacia la imagen que quieres transmitirle.

“La marca es lo primero que ve un cliente. Es nuestra seña de identidad única y distintiva. Es nuestra imagen y refleja nuestro posicionamiento en el mercado. Un correcto registro de nuestra marca es un paso decisivo para poder competir”, explica Sebastián Romero de AllGlobalNames (empresa especialista en la protección de marcas incluida la obtenible en el entorno on line, y particularmente en Internet).

Dicho registro es un paso fundamental para la consolidación y protección de un negocio. Más aún cuando se trate de proyectos de autónomos o emprendedores, porque “puede llegar otra persona que vea que el negocio funciona y que la marca no está registrada y la registre a su nombre”, dice Romero. Si esto llega ocurrir, es muy difícil recuperar su titularidad.

Visión de futuro en el registro de una marca

A la hora de registrar una marca hay muchos aspectos que un autónomo debe tener presente:

  • el alcance geográfico de su negocio;
  • el canal de distribución utilizado;
  • la forma jurídica de distribución;
  • la diversificación creando otras líneas de producto.

Desde AllGlobalNames especifican que, cuando un autónomo les confía su marca, analizan hasta donde puede alcanzar el desarrollo de su negocio y crean un plan de protección acorde con los resultados del análisis y la estrategia empresarial.

El objetivo es que el crecimiento no se vea comprometido y con el correcto registro y protección, crear barreras a la competencia y aumentar nuestra competitividad.

De la misma forma, Sebastián Romero también recomienda registrar todos aquellos aspectos que sean característicos como un logo, un sonido, o cualquier otro elemento que diferencie al producto en el mercado.

“La marca es una patente mental

Romero afirma que “elegimos los productos y servicios que llevan la marca que hemos almacenado en nuestros cerebro como aquella que nos ha dado confianza o una buena experiencia”. Por eso, es de crucial importancia el nombre, el símbolo, los colores, el envoltorio y todo lo que permite distinguir de forma sencilla el producto entre sus competidores. Y no registrar el esfuerzo y la inversión de la creación de una marca es suicida empresarialmente hablando. “La marca es una patente mental” afirma Romero en el sentido de que es necesario un conocimiento amplio de ingeniería social para desarrollarla.

El cariño y dedicación que empleamos en la creación, desarrollo y comercialización de nuestro producto debemos trasladarlo a la marca porque es el único elemento que diferenciará nuestro producto de los de la competencia y nos permitirá alcanzar el éxito en el mercado.

Hazte fuerte, tu marca lo merece