sábado. 06.06.2020

AHORA VENDERÁN HELADO PARA LLEVARA A CASA

Los heladeros ven en la desescalada un respiro antes de empezar la temporada

Los heladeros ven en la desescalada un respiro antes de empezar la temporada

La temporada más fuerte para los heladeros empezará en pocas semanas y, hasta ahora, estaban con sus negocios cerrados y sin posibilidad de acceder al Cese de Actividad extraordinario. Sin embargo, el plan de desescalada ha traído una buena noticia para el sector: desde el 4 de mayo podrán vender helado para llevar.

Los heladeros ven en la desescalada un respiro antes de empezar la temporada

España es el segundo país de Europa y el tercero del mundo donde más ha crecido el consumo de helados en los últimos cinco años, según un estudio realizado por Constanza Business & Protocol School.  Sin embargo, los heladeros artesanos esperan uno de sus peores años. Con el negocio cerrado, sin posibilidad de vender a domicilio y, en muchos casos, sin poder acceder al Cese de Actividad extraordinario, las pérdidas estaban aseguradas.

De hecho, empieza la temporada de helados y todavía el 90% del sector se encuentra sin actividad. Por eso, la Asociación Nacional de Heladeros Artesanos, que representa a más de 2.500 heladerías de España, pidió al Gobierno en varias ocasiones que se les equiparase a panaderías y pastelerías para poder vender a domicilio.  El problema es que las heladerías no estaban incluidas en los reales decretos que regulan la apertura al público de locales minoristas durante el estado de alarma.

El descontento del sector era cada vez mayor,  porque sí se permitía el funcionamiento de "establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, algunos de los cuales venden helados industriales. Según el presidente de la asociación, Marco Miquel Servent, la ley habían dejado desamparados a muchos negocios familiares cuya única fuente de ingresos puede ser la venta de helados. 

Desde el 4 de mayo podrán dar helado para llevar

Sin embargo, el Plan de desescalada del Gobierno ha dado un respiro a miles de heladeros. A partir del 4 de mayo,  podrán vender helado para llevar. “Estamos contentos porque podremos hacer lo que más nos gusta, elaborar helado, pero también preocupados por las posibles medidas que haya que poner en marcha y por la falta de clientela sino se permite consumir en el establecimiento", aclararon desde la Asociación Nacional de Heladeros Artesanos.

El plan del Gobierno permite que las heladerías puedan abrir y vender, a partir del día 4 de mayo en el marco de la fase 0, sin la necesidad de cita previa, pero sólo helado para llevar, sin consumir dentro del establecimiento y respetando la distancia de seguridad de dos metros entre clientes.

Más adelante, el 11 de mayo marca la entrada en la fase 1 y en ella las heladerías podrán ocupar hasta el 30% de la capacidad de la terraza, pero seguirá sin estar permitido el consumo dentro del local.  "Seguiremos un mes más cumpliendo medidas para adaptar las heladerías al nuevo escenario, pero será una venta al detalle. No será hasta finales de junio cuando podremos funcionar al 50-60% del servicio que ofrecíamos antes”.

Asimismo, el presidente de la asociación recordó que “no es lo mismo un servicio a domicilio en un pueblo que en una capital. En el entorno rural, a priori, es siempre más difícil poner en marcha un servicio así de reparto, mientras que en una capital puede haber más demanda”. Además, los heladeros han puesto en marcha un mapa para saber qué heladerías de barrio tienen servicio a domicilio. Eso sí, el presidente advirtió que "son ideas que no hay descartar, pero no son más que tiritas. Si funciona comprará más gente, pero no va a salvar la campaña”.

Desde Helados Romero, un negocio familia que lleva vendiendo helados desde 1952, piden que “cuando salgamos de esta pesadilla no os olvidéis de los pequeños artesanos”. La familia de autónomos se ha adaptado a la situación y celebra que el próximo dos de mayo empezarán a realizar envíos a domicilio mediante WhatsApp o el teléfono, que ofrecen en sus redes.

El propietario de Helados Romero, ha diseñado un logotipo para todos los artesanos a nivel nacional que quieran ponerlo en sus respectivos establecimientos gastronómicos. Se trata de dar visibilidad a las líneas artesanas para que los clientes puedan seguir adquiriendo en ellos sus mejores productos.

Otro de los interrogantes que arroja el nuevo escenario será ver cómo responde la clientela a la reactivación de las heladerías y la adopción de las medidas de seguridad e higiene. En todo caso, y de momento, lo que sí es seguro es que ésta no va a ser una temporada como otra cualquiera para estos heladeros. Además, la mayoría de ellos no han podido ni si quiera acceder a la prestación por Cese de Actividad Extraordinario.

Los heladeros no han podido acceder al Cese de Actividad

El sector de los helados artesanos concentra sus mayores ventas en los meses de verano. Tanto es así que, según el último informe de consumo alimentario realizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, los españoles consumen algo más de 133.134 toneladas de helados al año, de las cuales 78.133 son en los meses de verano.

Un claro ejemplo es la startup de helados artesanales Loco Polo que innovó en un mercado tan tradicional como el de los helados y aprovechó esos picos de demanda creando pop ups estacionales – tiendas temporales-. Un concepto que se basa en carros y puntos de venta tipo pop up. Son tiendas donde el espacio deja de ser fijo para convertirse en itinerante y temporal.

Se trata de un formato muy visual, ubicado en zonas de mucho tránsito, que hace que las ventas sean muy elevadas durante los meses de calor, pudiendo guardar el punto de venta en un almacén los meses más fríos tras haber vendido docenas de miles de unidades en la temporada alta.

Un claro ejemplo de que, las ventas de este sector tiene muchos picos, y que se concentra en los meses de verano. Por eso, muchos de ellos sólo se dan de alta durante esta temporada. Justo éste ha sido el motivo por el que la mayoría de heladeros no han podido acceder al Cese de Actividad Extraordinario, por más que su actividad estuviera suspendida, ya que uno de los requisitos para acogerse a esta prestación es estar dado de alta cuando se decretó el Estado de Alarma. 

Por eso, desde las organizaciones del sector y asociaciones representativas de los autónomos piden que se incluya a este tipo de trabajadores por cuenta propia en la prestación "Hemos trasladado a los grupos parlamentarios esta propuesta de enmienda al RD 8/2020 para que se incluya el acceso a la prestación extraordinaria de cese de actividad a los autónomos que realizan actividades estacionales, que suelen llevarse a cabo entre el 1 de abril y el 31 de octubre”, apuntó Lorenzo Amor, presesidente de la Federación Nacional de Autónomos ATA.

Los heladeros ven en la desescalada un respiro antes de empezar la temporada