Jueves. 24.05.2018

HAN AUMENTADO LAS COMPRAS CON TARJETA

La importancia de elegir el TPV correcto para tu negocio

La importancia de elegir el TPV correcto para tu negocio

Con wifi, inalámbricos, con ADSL o conectados a la red telefónica. En la actualidad existen una gran diversidad de tipos de TPV o terminales de punto de venta. Un aparato que cada vez es más frecuente verlo en los pequeños negocios, ya que posibilitan el pago mediante tarjeta o teléfono móvil, y que dependiendo de las características del negocio habrá que escoger un modelo u otro.

La importancia de elegir el TPV correcto para tu negocio

Sacar la tarjeta de la cartera, pasarla por el TPV y pagar. Es un gesto que se repite a menudo cuando se coge un taxi, se paga la comida o se compra un libro. Una acción que se repitió una y otra vez hasta alcanzar las 3.429 millones de operaciones a través de terminales punto de venta (TPV), según los datos del Banco de España, y que suponen un incremento del 12,6% del uso de tarjetas en los comercios con respecto al año pasado.

Estos datos confirman la aceptación que tiene en España el uso de tarjeta de crédito -y las nuevas formas de pago mediante el teléfono móvil- y la importancia que tiene para los pequeños negocios disponer de la tecnología correcta que facilite la transacción de sus productos o servicios con sus clientes. Los TPVs no son simplemente el objeto y tecnología que permite el cobro con tarjeta, sino que, dependiendo de la opción y modelo escogido, un autónomo puedo gestionar el stock de su tienda, emitir facturas, hacer el inventario, entre otras funciones.

Los terminales de puntos de venta son proporcionados por una entidad bancaria, quien es la encargada de fijar el coste del servicio, normalmente suele ser mediante una tarifa que varía en función de la facturación del negocio, cuanta más facturación, mayor es el coste. Asimismo, la elección de un TPV otro dependerá del tipo del negocio y de sus característica, se distinguen cuatro tipos:

1.- TPV ADSL-WIFI-Bluetooth: este tipo de TPVs están pensados para locales que tengan contratado una línea de ADSL, también pueden conectarse mediante Wifi.  Son perfectos para restaurantes, kioscos o tiendas que tengan varios puntos de cobro, porque al no necesitar de un cable para funcionar permite que se pueda utilizar en diferentes puntos del local (para cobrar, por ejemplo, mesa por mesa).

2.-  TPV Inalámbrico-GPRS: estos terminales no necesitan de cable, ni wifi para funcionar, ya que funcionan mediante tecnología GPRS, es decir, cómo un teléfono móvil con una tarjeta SIM incorporada. Estos TPVs son los más recomendados para taxistas u establecimientos que no tengan una línea telefónica, eso sí siempre deben de tener buena cobertura en la zona para el correcto funcionamiento y estar cargados como un móvil.

3.-  TPV RTC: es el TPV de toda la vida, ya que funciona a través de la red telefónica convencional (RTC). El terminal está conectado por cable al teléfono de la tienda, es habitual verlo en los mostradores de las tiendas, especialmente en supermercados.

4.- TPV ADSL: este tipo de terminal va conectado al ADSL contratado por el local, previa aceptación del operador).

La mayoría de las entidades bancarias suelen tener en su oferta de terminales de puntos de venta alguna de estas opciones o su variante. La mayoría de ellos van a permitir el pago en diferentes monedas, con contacless ya sea con tarjeta con el móvil a través de NFC, pago fraccionado y firma digital.

La importancia de elegir el TPV correcto para tu negocio