Domingo. 24.03.2019

INFORME DEL COLEGIO DE ECONOMISTAS

Madrid y País Vasco son las CC.AA que ofrecen más oportunidades para crear un negocio

Madrid y País Vasco son las CC.AA que ofrecen más oportunidades para crear un negocio

Las autonomías más competitivas económicamente y las que más oportunidades ofrecen para poner un negocio son la Comunidad de Madrid, el País Vasco y Navarra, por este orden, según el Informe de la Competitividad Regional en España 2018 editado por el Consejo General de Economistas. Se basa en siete parámetros que, a su vez, analizan una serie de variables.

Madrid y País Vasco son las CC.AA que ofrecen más oportunidades para crear un negocio

Las comunidades autónomas de Madrid, País Vasco y Foral de Navarra son las que ofrecen más oportunidades a la iniciativa empresarial y disponen de entornos más favorables para montar negocios, según se desprende del trabajo realizado en el Informe de Competitividad Regional en España 2018, el segundo consecutivo que edita el Consejo General de Economistas de España. Este informe está basado en siete ejes: entorno económico, capital humano, mercado de trabajo, entorno institucional, infraestructuras básicas, entorno empresarial e innovación. En cada uno de ellos se han valorado una serie de variables y de parámetros, que son los que han servido para situar a cada comunidad autónoma en un ranking de competitividad. Los datos se refieren a 2017, último ejercicio cerrado.

El informe indica que a la cabeza de la competitividad se encuentra la Comunidad de Madrid, la cual presenta un nivel “Alto” en los siete ejes aunque donde destaca más es en el entorno económico y en el entorno empresarial. Para analizar el primero se han manejado datos económicos como el PIB, la inversión extranjera, la tasa de ahorro, la apertura al exterior, la productividad y la tasa de actividad. Mientras que para situar el entorno empresarial, los autores del informe -un equipo de investigadores de la Universidad de Murcia- se han basado en factores como el porcentaje de empresas radicadas en el territorio, el dinamismo  empresarial o los costes laborales. 

En segunda posición, se encuentra el País Vasco que también presenta un nivel “Alto” en los todos los ejes, aunque destaca en entorno institucional, aquel que mide variables como el déficit de las Administraciones Públicas, el esfuerzo fiscal, el número de delitos, la deuda viva por habitante, el gasto corriente o el índice de transparencia. Esta autonomía sobresale, asimismo, en el capítulo de capital humano, en el que se tienen en cuenta la formación por ocupado, la población en formación, el abandono temprano del sistema educativo o la esperanza de vida al nacer.

En la Comunidad Foral de Navarra, la tercera en el ránking, prima también el entorno institucional, seguido del entorno económico, el mercado laboral y las infraestructuras básicas.

Cataluña, Aragón y La Rioja

La comunidad autónoma de Cataluña es la cuarta en este ránking de competitividad y presenta un nivel “Medio-Alto”. Los autores han detectado que ha mejorado respecto al año anterior en entorno económico, mercado de trabajo, capital humano e innovación pero ha bajado en entorno institucional, infraestructuras y entorno empresarial.

Aragón se coloca en el quinto puesto con mejoras en cuanto a los entornos institucional y empresarial. Como aspectos menos dinámicos, esta comunidad presenta el mercado de trabajo y la innovación. En este apartado se valoran cuestiones como el gasto en I+D, tanto general como de las empresas, el número de investigadores cada 1.000 habitantes, las empresas con conexión a internet y con página web o la concesión de patentes.

La Rioja presenta también un panorama mejor que la media porque destacan su entorno institucional, sus infraestructuras y su innovación. 

En un punto medio

Hay seis comunidades autónomas donde la competitividad y las oportunidades empresariales no son de las mejores pero tampoco son de las peores. Castilla y León, por ejemplo, se coloca en el puesto número siete aunque “su crecimiento anual es débil”. Tiene buen nivel de infraestructuras y su entorno empresarial es dinámico, pero en su contra hay factores como la baja tasa de ahorro o la inversión en protección ambiental.

La siguiente autonomía de la lista es el Principado de Asturias, cuya competitividad se considera “Medio-Baja”. Contribuyen positivamente el mercado de trabajo, las infraestructuras y el entorno empresarial pero deterioran la valoración la escasez de inversión extranjera y de ahorro, así como la desigualdad.

A Cantabria se le califica como una autonomía de competitividad “Media-baja”, pues tiene buen comportamiento en cuanto a capital humano y entornos institucional y empresarial. Sin embargo, su despegue no llega debido a las infraestructuras básicas, el esfuerzo fiscal y las tasas de temporalidad laboral o de dinamismo emprendedor. 

Sobre Galicia, el informe señala que “el comportamiento por ejes es muy dispar”. Es bueno el entorno económico y también el capital humano, pero ha de mejorar en cuestiones como el dinamismo emprendedor.

La Comunidad Valenciana tiene un nivel “Medio-bajo”. Presenta dinamismo en entorno empresarial y en infraestructuras pero desciende claramente en entorno institucional. Hay buenas perspectivas en cuanto a tasa de paro y población adulta en formación. Lo negativo se da en formación por ocupado.

En este segmento medio se halla la Región de Murcia, que ocupa el puesto número 12 en cuanto a competitividad. Los expertos detectan que los ejes utilizados presentan aquí niveles “muy desiguales”. Mientras el capital humano, el mercado de trabajo y el entorno institucional han mejorado, sobre todo el primero, el entorno empresarial y las infraestructuras se han deteriorado “notablemente”.

Las cinco menos dinámicas

Un caso que el informe destaca es el de las Islas Baleares. Esta autonomía ha bajado en el índice general hasta colocarse en un nivel “Bajo” de competitividad. Ha descendido en lo que se refiere a los entornos empresarial e institucional, ha mejorado débilmente en mercado de trabajo y ha empeorado en variables básicas como la esperanza de vida al nacer, la tasa de actividad, la tasa de ahorro y la desigualdad.

En Castilla-La Mancha, la buena noticia es que ha mejorado aunque, como partía de puestos más bajos, aún se encuentra  en el lugar 14 de la lista. Son positivos los entornos empresarial y económico pero no mejoran el institucional y las infraestructuras. Han experimentado una mejoría factores como el abandono escolar, la formación o la desigualdad y el stock de capital. Por el contrario, “la incidencia es negativa” en deuda por habitante y esfuerzo fiscal.

A la siguiente autonomía, Canarias, le ocurre algo similar a Castilla-La Mancha, mejora pero parte de puestos más bajos. Es más dinámica en mercado de trabajo y en capital humano pero en entorno empresarial y en infraestructuras, el empeoramiento la ha pasado factura.

Andalucía también ha experimentado un crecimiento positivo en los ejes del índice. La innovación es el que muestra un comportamiento más desfavorable mientras que el capital humano apenas varía. Ha crecido el PIB por habitante y ha bajado la tasa de paro, aunque en formación y en variables como el gasto corriente y la deuda ha empeorado.

Por último, se encuentra Extremadura, comunidad que presenta mejor índice que el año anterior. Los entornos son positivos. No así la innovación o el entorno institucional. La deuda y el gasto corriente son los factores más negativos. 

Madrid y País Vasco son las CC.AA que ofrecen más oportunidades para crear un negocio