martes. 15.06.2021

COMIENZAN A VER LA NECESIDAD DE FLEXIBILIZAR PLANTILLAS

Más de 730.000 negocios firman una alianza para lanzar una última petición de auxilio al Gobierno

comercio-hosteleria-negocio

Todos los establecimientos de las hostelería se han unido a los del comercio para lanzar un último SOS al Gobierno.

Más de 730.000 negocios firman una alianza para lanzar una última petición de auxilio al Gobierno

Más de 730.000 establecimientos pertenecientes a la hostelería y el comercio se han unido para enviar una última petición de auxilio al Gobierno. Las principales asociaciones de estos sectores han conformado la Alianza de Comercio y Hostelería de España, para reclamar juntos al Ejecutivo la puesta en marcha de medidas efectivas que eviten el cierre de más negocios. Se trata de ayudas directas, deducciones fiscales e, incluso, algo que hasta ahora no habían solicitado: la posibilidad de flexibilizar las plantillas que mantienen ERTE y que, consideran, no van a poder mantener. Hasta el momento 148.000 negocios han cerrado y esperan que, con la nueva batería de medidas propuestas, se cree una mesa de trabajo y se evite la rotura de un modelo productivo que aporta el 19,2% del Producto Interior Bruto (PIB).

La Alianza de Comercio y Hostelería está compuesta por la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (ACOTEX); la Asociación de Retail de España (Amicca); la Asociación Nacional de Centrales de Compra y Servicios (Anceco); la Confederación Española de Comercio (CEC); la Asociación Catalana de la Empresa Familiar del Retail (Comertia); la Federación Europea de Minoristas (Eurelia); la Federación Española de Comerciales de Electrodomésticos (FECE); Hostelería de España y Marcas de Restauración. Todas ellas aglutinan a más de 730.000 establecimientos.

“Nos hemos unido con la vocación de tener un mayor recorrido. Las medidas que exigimos no son novedosas, lo novedoso aquí es que llevemos casi un año pandemia y no se atiendan. Se está dejando caer al tejido empresarial” afirmó la secretaria general de Marcas de Restauración y portavoz de hostelería de la nueva Alianza, Paula Nevado. Que explicó, en una rueda de prensa online de este jueves, que se habían agrupado para evitar el cierre de empresas, la destrucción de miles de puestos de trabajo y la rotura del modelo productivo.

En concreto, detalló que desde el estallido de la pandemia -que va a un cumplir un año dentro unas semanas – más de de 148.000 negocios han cerrado, dejando en la calle a más de medio millón de trabajadores. Cuantifican que las pérdidas de comercio y la hostelería ascienden a más de 82.000 millones de euros. Por eso, piden “ayudas directas compensatorias por los cierres a los que nos hemos visto forzados y que nos han derivado a esta dramática situación” puntualizó Nevado.

Medidas que ayuden y no “endeuden”

Para el portavoz y tesorero de la Confederación Española de Comercio (CEC) y también portavoz de comercio de la Alianza, Carlos Moreno, las medidas que solicitan ahora tienen un único objetivo: “frenar que estos datos negativos -de destrucción de negocio y empleos – se sigan agravando”.

En este sentido, explicó que mientras que en otros países de la zona euro – como Alemania – se habían tomado medidas para dotar de liquidez al tejido productivo con la puesta en marcha de ayudas directas, en España las iniciativas adoptadas por el Ejecutivo habían tenido el efecto contrario y habían mercado la capacidad económica de los negocios de hostelería y comercio, mayoritariamente en manos de trabajadores autónomos. “Las medidas que se han tomado aquí nos han llevado a un endeudamiento. No queremos contraer más deudas, queremos que se pongan en marcha ayudas directas” dijo el portavoz de la patronal de comercio.

Moreno también defendió la urgencia de que el Gobierno atendiese a todas las peticiones. Contó que desde el inicio de la emergencia sanitaria habían estado en constante contacto tanto con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, como con el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, para trasladarles la situación del sector y proponerles una serie de medidas. “Nos han escuchado, pero han tenido en cuenta de manera parcial nuestras peticiones”. A su modo de ver, es necesario en estos momentos que desde Moncloa les hagan caso porque “España se sostiene gracias a nosotros y se está poniendo en riesgo nuestro modelo económico, trayendo consigo consecuencias devastadoras para las economías domésticas, los empresarios y los proveedores que nutren de materias nuestros negocios”.

Cuatro bloques de ayudas para

La Alianza de Comercio y Hostelería se ha constituido para hacer fuerza y exigir al Gobierno la puesta en marcha urgente de diferentes medidas dividas en cuatro bloques:

Medidas financieras

Los negocios de las hostelería y el comercio piden que se pongan en marcha ayudas directas compensatorias. Esto es, que se les indemnice por la caída de las ventas sufridas cuando se imponga una restricción sanitaria, en función de lo que facturaron en 2019. Además, de una solución compensatoria para las empresas que no solicitaron un aval al Instituto de Crédito Oficial (ICO)

Medidas laborales

Una de las mayores preocupaciones de los negocios en estos momentos, sobre todo aquellos que están afectados por un ERTE (Expediente Temporal de Regulación de Empleo), es qué van a hacer con sus empleados. Su situación no es la misma que hace un año y haberse acogido al Expediente les obliga a mantener el empleo durante los seis meses posteriores a la desafectación del trabajador. Se trata de una imposición que, y como advierten varios expertos, muchos negocios no van a poder soportar. Precisamente por esta razón piden la posibilidad de flexibilizar su plantilla, bajo un criterio de proporcionalidad, después del periodo de ERTE, con el fin de evitar el cierre de más empresas.

Unido a ello solicitan, para luchar contra la incertidumbre, la extensión de los ERTE hasta diciembre de 2021.

Medidas de alquileres

El pago mensual de la renta del alquiler cuando el negocio está cerrado se ha convertido en una pesadilla para muchos autónomos. El Gobierno aprobó una serie de medidas – como la moratoria del alquiler – para paliar este tipo de situaciones. Sin embargo, para la Alianza no es suficiente. Y defienden que debería imponerse que todos los contratos tuviesen que adaptarse a la cláusula rebus sic stantibus, para poder conseguir una rebaja de la renta. Unido a ello, reclaman que se establezca una especie de “protección jurídica” para aquellos negocios que no puedan hacer frente al pago de las rentas por la emergencia sanitaria y evitar así su desahucio.

Medidas fiscales

En este bloque hay dos medidas principales. La primera, una reducción temporal de IVA. En estos momentos tienen el impuesto al 21%, piden una rebaja para facilitar y potenciar el consumo hasta recuperar el volumen de ventas normal. Y la segunda, la exención o rebaja de diferentes impuestos muchos de ellos municipales como el IBI, IAE, basuras, ….

La creación de la mesa de trabajo

Por último desde la Alianza de Comercio y Hostelería insisten en la necesidad de que se constituya la mesa de trabajo entre el sector y el Gobierno para “dialogar” estas ayudas y se puedan poner en marcha actuaciones que sigan evitando la bajada de persianas.

Más de 730.000 negocios firman una alianza para lanzar una última petición de auxilio al Gobierno