También cubren maternidad, paternidad y prótesis

Muchos autónomos deciden protegerse ante una baja con un seguro complementario a la prestación pública

Muchos trabajadores por cuenta propia deciden complementar su prestación por incapacidad temporal a través de seguros privados que incluyen también la baja por maternidad o paternidad.

Los autónomos pueden complementar la incapacidad temporal con seguros privados.
Los autónomos pueden complementar la incapacidad temporal con seguros privados.
Muchos autónomos deciden protegerse ante una baja con un seguro complementario a la prestación pública

Para un autónomo es fundamental tener ingresos suficientes para mantener su familia cuando se ve obligado a darse de baja por enfermedad o accidente. Si alguna enfermedad común, profesional u accidente les impide ejercer su profesión, tienen derecho a la prestación por incapacidad temporal de la Seguridad Social. Sin embargo, y dependiendo de lo que haya cotizado, la cuantía de la prestación puede llegar a ser insuficiente para cubrir todos los gastos familiares del trabajador por cuenta propia. Muchos afiliados al RETA han comenzado a  complementar su baja laboral e incluso por maternidad, paternidad  a través de seguros privados.

Los expertos siempre recomiendan a los autónomos cotizar lo máximo posible a la Seguridad Social de cara a su jubilación o para disponer de la mayor cobertura en caso de incapacidad temporal o permanente. “Por lo general, muchos trabajadores por cuenta propia reducen su base de cotización a la Seguridad Social para pagar menos”, afirmó Manel Argüelles, responsable de comunicación en la mutua Social Corp.

Por ejemplo, si un autónomo cotiza por la base mínima actual de 950,98 euros solicita a la Seguridad Social la incapacidad temporal percibirá el 60% de su base reguladora desde el día 4 al 20 de su baja. Es decir, recibirá 570,58 euros de prestación. Una vez superado los 21 días, el cálculo se hará en base al 75% de la base: 665,68 euros. Muchos autónomos pueden encontrarse en esta tesitura en el momento en el que tienen que solicitar la baja temporal dificultando poder mantenerse a él y a su familia. Por ello, los complementos privados pueden ser una solución para cubrir todas sus necesidades vitales. 

Al cotizar por bases tan bajas, la renta que perciben por su incapacidad temporal suele ser claramente insuficiente para cubrir todos los gastos familiares. Actualmente, distintas aseguradoras o mutuas cuentan con pólizas de seguro específicas para autónomos que permiten complementar la prestación de incapacidad temporal de los autónomos.

¿Cómo complementan los autónomos las bajas a través un seguro privado?

El precio de estas pólizas – al igual que ocurre con los seguros sanitarios o de hogar – varía en función de la edad del solicitante. Actualmente, distintas compañías como Mapfre o VidaCaixa ofrecen seguros de baja laboral genéricos para trabajadores por cuenta ajena y cuenta propia. Recientemente, la mutua Social Corp ha firmado un convenio de colaboración con la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) creando una póliza específica para complementar las bajas laborales de los autónomos. 

“Este tipo de productos son 100% compatibles con las prestaciones de la Seguridad Social”, añadió Argüelles. Para poder complementar sus prestaciones, el autónomo deberá ponerse en contacto con alguna aseguradora y ver que productos de baja laboral le ofrece.

“Si tomamos por ejemplo un autónomo que cotiza por la mínima – 950,98 euros de base reguladora – y que recibe una prestación por incapacidad temporal de 665,68 euros al mes podrá recibir otros 500 euros extra mínimo gracias a su póliza de baja laboral”, aseguró Argüelles. Ello supone que el autónomo dispondría de un mínimo 1.165 euros mensuales para atender los gastos familiares.

De ahí, en adelante. Si cotiza por la base máxima fijada para el año 2023, la prestación pública será mayor hasta un máximo de 980 euros al mes los 20 primeros días y de hasta 1.225 euros mensuales el resto de días que esté de baja. Los mismo sucede si el autónomo eleva la póliza que suscribe llegando a percibir 1.000 euros al mes durante dos años pagando, por ejemplo, 22,46 euros al mes, como es el caso de Social Corp  

La cuantía de estos complementos variará – explicaron de Social Corp – en función de lo que un autónomo desee invertir en su seguro. La cuota mínima que tendrán que pagar se divide – por norma general – en dos tramos. Uno comprendido de los 16 a los 45 años y otra de los 45 a los 67 años. Tomando como referencia el segundo tramo – indicaron desde la mutua – un autónomo que quiera complementar su incapacidad temporal “sólo tendrá que pagar 26 euros al mes”.

Otras compañías aseguradoras - como VidaCaixa - también ofrecen productos específicos para autónomos. "Los trabajadores por cuenta propia también pueden elegir para complementar sus coberturas sociales la póliza 'My box vida negocios' que - además de ser un seguro de vida - contempla complementos de incapacidad temporal para los afiliados al RETA dependiendo de la patología por la que causen baja", aseguraron desde VidaCaixa.  

También en los casos de maternidad y paternidad

Para acceder a la incapacidad temporal , los autónomos deben acumular más de 180 días cotizados en el RETA para acceder esta prestación; siempre que lo hayan comunicado y solicitado a la Seguridad Social en un plazo de 15 días.

La prestación por incapacidad temporal sólo se percibe durante 18 meses. “A través de los complementos privados, un trabajador por cuenta propia puede disfrutar de una indemnización hasta dos años de baja”, especificó Argüelles.

Además de poder complementar su incapacidad temporal con una protección de ingresos, los autónomos también pueden recibir de este tipo de pólizas el mismo nivel de coberturas por maternidad o paternidad. En el caso de esta baja, un trabajador por cuenta propia cobrará el 100% de su base reguladora a la que también se le puede incluir subsidios de carácter privado.

Este tipo de pólizas – aseguraron desde Social Corp – “no tienen carencias en caso de accidente y también ofrece cobertura de prótesis”. Si un autónomo ha sufrido algún accidente laboral – como por ejemplo en la construcción u hostelería – seguros como el que ofrece esta mutua cubrirán de 1.500 a 3.000 euros el precio de la prótesis (de hasta 30 tipos diferentes) que necesiten para su recuperación.

Algunos seguros privados para autónomos también pueden deducirse en el IRPF

Productos de cobertura como la baja laboral creada para los autónomos – añadieron desde Social Corp – en “determinados supuestos pueden reducir la base imponible del IRPF. “Algunos de los productos como la baja por maternidad que le ofrecemos a las trabajadoras autónomas también pueden fraccionarse en cuotas mensuales, trimestrales o semestrales para que gestionar los costes de su negocio como deseen”, concluyó Argüelles.

Supuestos y requisitos para que un autónomo cotice por incapacidad temporal

La Incapacidad Temporal es un derecho que tienen los trabajadores por cuenta propia – al igual que la baja laboral de los trabajadores por cuenta ajena -  para paliar la falta de ingresos del autónomos mientras se recupera de un accidente profesional o enfermedad común. Esta prestación puede cobrarse durante 12 meses, pudiendo prorrogarse 6 más. Para poder percibir la prestación será necesario estar en situación de alta en el RETA o haber cotizado un mínimo de 180 días en los últimos 5 años. Además, será necesario estar al corriente del pago de cuotas a la Seguridad Social.

Muchos autónomos deciden protegerse ante una baja con un seguro complementario a la prestación pública