jueves. 01.10.2020

PROCEDIMIENTO PARA AFECTAR DE NUEVO A UN TRABAJADOR

Muchos autónomos se verán obligados a devolver a sus empleados a los ERTE

Muchos autónomos se verán obligados a devolver a sus empleados a los ERTE

La mayoría de trabajadores autónomos tendrán que enviar de nuevo a sus empleados al ERTE cuando finalice la campaña de verano. Los negocios intentan sobrevivir con los ingresos bajo mínimos, pero para los dueños está siendo imposible mantener su plantilla. ¿Pueden volver a afectar a un trabajador al expediente?

Muchos autónomos se verán obligados a devolver a sus empleados a los ERTE

Muchos autónomos que reincorporaron del ERTE a sus empleados, se verán obligados a volver a afectarlos al expediente cuando finalice la campaña de verano. Los negocios pretendían recuperar en los meses estivales todo lo perdido durante el estado de alarma. Sin embargo, y hasta ahora, la situación económica no parece mejorar lo suficiente como para compensar las pérdidas ocasionadas.

“Los meses de verano están siendo catastróficos para muchas actividades económicas. Estamos prácticamente en la última semana de agosto, y son muchos los autónomos que se han acercado a la asesoría para informarse de cómo pueden devolver a sus empleados al ERTE”, explicó Alberto Ara, abogado laboralista. “Están al límite. Si ni siquiera generan ingresos para mantener su negocio es imposible que puedan hacerse cargo de sus trabajadores”, añadió el experto.

El Gobierno amplió la duración de los ERTE hasta el próximo 30 de septiembre dada la inestabilidad económica que sigue habiendo tras la pandemia. Además, con el fin del estado de alarma, se alcanzó un acuerdo para alargar los expedientes más allá de junio aunque con diferentes condiciones.

Por vez primera, se introdujeron exoneraciones en los ERTE ETOP (por causas Económicas, Técnicas, Organizativas o de Producción) y se incentivó el paso de los ERTE por fuerza mayor a los  nuevos expedientes por causas ETOP, ya que se entendía que con el fin del estado de alarma también terminó la fuerza mayor. Ahora, con los nuevos rebrotes en varias comunidades autónomas y las nuevas restricciones a nivel nacional, muchos se preguntan si pueden -y cómo- devolver a sus trabajadores al expediente.

¿Cómo se vuelve a mandar a un empleado al ERTE?

Dado que la reapertura y entrada en la –nueva- normalidad no ha sido suficiente para recuperar la facturación de los negocios, son muchos los autónomos que se verán obligados a afectar de nuevo a sus trabajadores al ERTE.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ya alertó hace semanas de que los próximos meses podrían ser incluso peores de lo que ya venían siendo para el colectivo. “La economía aún no ha experimentado sus peores datos. Éstos llegarán con el otoño e invierno. Necesitamos un escudo que proteja a los autónomos cuando el virus vuelva a coger fuerza”.

Ahora, una de las dudas más frecuentes entre los autónomos es si es posible 'devolver' al ERTE  a un trabajador si,  tras recuperarlo, las circunstancias del negocio no permiten mantenerlo. La respuesta es sí, pero con matices.

En el caso de los ERTEs por fuerza mayor, el matiz se encuentra en si el autónomo realizó o no una renuncia expresa del ERTE:

“El ERTE por fuerza mayor se termina para el trabajador autónomo en el momento en el que éste realiza una renuncia expresa de ese ERTE. La ley dicta que los ERTEs por fuerza mayor finalizan cuando, o bien se acaba esa fuerza mayor o bien el autónomo renuncia a él”, explicó Carlos Piñero, Director del Área Jurídica de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Esta renuncia al ERTE por fuerza mayor no tiene nada que ver con que el autónomo haya desafectado de la modalidad a la totalidad de sus empleados. “El dueño de un negocio puede haber sacado a todos sus trabajadores del ERTE por fuerza mayor, pero no realizar la renuncia porque considera que ya sea por las características de su actividad o por la ubicación en la que se encuentra,  aún está afectado por la fuerza mayor”, señaló Piñero.

Cuando no existe renuncia expresa del ERTE por fuerza mayor

Por lo tanto, para aquellos que no hayan certificado una renuncia expresa del ERTE por fuerza mayor, el procedimiento para volver a afectar a sus trabajadores es muy sencillo. “Únicamente tendrían que comunicar las nuevas afectaciones al SEPE”, apuntó Piñero.

Cuando existe renuncia expresa del ERTE por fuerza mayor

Sin embargo, la cosa cambia para aquellos autónomos que sí realizaron una renuncia expresa del ERTE por fuerza mayor. En este caso, sólo podrían volver a afectar a sus empleados al expediente si su negocio se viese de nuevo castigado por las mismas circunstancias que cuando se acogieron a este ERTE por primera vez, es decir, a causa de nuevos rebrotes del virus.

“Un ejemplo muy claro de este caso son los establecimientos de ocio nocturno. Un autónomo propietario de un establecimiento de ocio nocturno que, cuando retomó su actividad, renunció al ERTE por fuerza mayor, sí podría volver a acogerse a él, ya que ha tenido que volver a cerrarlo por la misma circunstancia que le llevó a hacerlo. Es lo que se conoce coloquialmente como ERTE por rebrote”, explicó el abogado.

A excepción de este caso, si un autónomo ha renunciado expresamente a un ERTE de fuerza mayor, no podría volver a afectar a sus trabajadores bajo esta misma modalidad, sino que tendría que tramitar un nuevo ERTE pero, esta vez, tendría que ser un ERTE ETOP.

El ERTE ETOP es fruto de una negociación con los trabajadores y los miembros de los sindicatos más representativos. A diferencia del ERTE por fuerza mayor, el ETOP tiene una fecha de inicio y otra de fin que no depende del trabajador autónomo, sino que la duración se deja establecida en la negociación.

Por lo tanto, en caso de que un autónomo haya finalizado el ERTE ETOP, para volverse a acoger a él, tendría que iniciar de nuevo una negociación y alegar que las circunstancias que dieron lugar a ese primer ETOP siguen vigentes y, por ello, necesita volver a afectar a sus empleados bajo esta modalidad.

Uno de cada tres mantiene en ERTE a su plantilla

Las consecuencias de la crisis del Covid-19 provocaron que, prácticamente, la mitad de los autónomos con trabajadores se viesen obligados a solicitar ERTE, total o parcial, ante la incapacidad de mantenerles en sus puestos de trabajo. Y, a día de hoy, uno de cada tres trabajadores por cuenta propia sigue sin incorporar a la actividad a la totalidad de su plantilla.

Los datos recogidos por el quinto barómetro de ATA en cuanto al mantenimiento de la plantilla a los seis meses de haber incorporado al primer trabajador, revelaron que tan sólo un 27% de los autónomos asegura que podrá mantener a todos sus empleados. En contraposición, uno de cada cuatro, ve inviable hacerse cargo de su plantilla dado que los ingresos están siendo mínimos.

En total, más de la mitad de los trabajadores autónomos empleadores consideran complicado mantener el empleo en los próximos meses.

Muchos autónomos se verán obligados a devolver a sus empleados a los ERTE