miércoles. 20.01.2021

LAS PRINCIPALES RESPONSABILIDADES DE LA ACTIVDAD

La necesidad de asegurar tu startup

Las startups dependiendo del ámbito en el que realicen su actividad deberán tener contratado un seguro o no. No obstante, su pequeño tamaño, su carácter tecnológico y poco tiempo en el mercado, hacen que sea recomendable asegurarla. Contratar un seguro que se amolde a sus características y actividades, para que en el caso de que se produzca alguna infracción las multas o sanciones no frenen el proyecto.

La necesidad de asegurar tu startup

Están auge y nacen en cualquier sector. Las startups españolas no paran de surgir, cada vez son más los emprendedores que se animan y apuestan por crear una pequeña empresa de base tecnológica de hecho, durante el año pasado se incrementó un 25% el número de startups creadas en España. Éstas nacen en diferentes sectores: comercio, alimentación, sanidad, ocio… y dependiendo del ámbito deberán de estar o no aseguradas, principalmente mediante un seguro de Responsabilidad Civil.

Las startups o pequeñas empresas de base tecnológica tienen que, al igual que determinadas actividades profesionales contratar un seguro de Responsabilidad Civil, porque su actividad puede generar daños a terceros. Algunos de los sectores que están obligados a contratar alguno de estos seguros son: corredurías de seguros y abogados, sanitario, financiero y administradores concursales, agencias de viaje…

A pesar de que muchas startups no se dedican a sectores en los que es necesario el contrato de un seguro, su actividad puede dañar a otras empresas, clientes, proveedores, colaboradores, arrendatario o personas ajenas a la compañía, quienes pueden llevar acabo reclamaciones legales que pueden acabar en sanciones. Asimismo, ser tecnológicas implican que su actividad tiene que enfrentarse a nuevos riesgos que no tienen las empresas tradicionales. Según el blog de Banco Sabadell, los riesgos más comunes a los que tiene que enfrentarse una startup y por los que debería estar asegurados son:

1.- Daños por fallo del producto:

Un ecommerce, o tienda online en español, será el responsable si se produce algún fallo con el producto o con el servicio que el cliente haya adquirido. Los retrasos en la producción, el no correcto funcionamiento del producto o incluso problemas en la gestión de la información son fallos frecuentes que pueden dañar el crecimiento y éxito de la startup.

2.- Afectados por virus informáticos:

Los virus y los ataques informáticos no solo afectan a grandes empresas, sino que todas corren el peligro de ser hackeadas.  La pérdida y/o robo de datos incluso si el servidor es externo conlleva responsabilidades legales y económicas.

3.- La protección de los datos

La Ley de Protección de Datos y -muy especialmente- el Reglamento Europeo de Protección de Datos ha acotado muy el tratamiento que una empresa puede hacer con sus datos. Las multa y sanciones que conlleva no tratar la información proporcionada por los clientes puede alcanzar multas de hasta 10 o 20 millones de euros.

¿Cuáles son todos los riesgos de crear una starutp?

La Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA) ha elaborado una infografía en la que recoge todos los seguros que una startup puede contratar. Están divididos en tres niveles.

1.- Está enfocado a todos los seguros que se pueden contratar cuando se pone en marcha un negocio: Defensa Legal, Responsabilidad Civil de Directivos, Seguridad Informática, Crédito, Caución, Vida-ahorro, Responsabilidad Civil de reclamaciones de terceros, daños, profesional o LOPD y Propiedad Intelectual.

2.- Dirigida a proteger los posibles daños causados por el producto: Responsabilidad Civil del producto y Responsabilidad Civil Medioambienta.

3.- Pensada para asegurar los trabajadores: Responsabilidad Civil Patronal, Responsabilidad Civil de Infidelidad de empleados, Seguros de Salud y Vida-Riesgo.

El seguro de Responsabilidad Civil Profesional

De entre todos los seguros que existen y que una startups, emprendedor u autónomo puede contratar para proteger su actividad y empresa está el Responsabilidad Civil Profesional. La contratación de un seguro de estas características protegerá a la persona física cuando su actividad produzca daños a terceros, hayan sido causados por error u omisión, tal y cómo describe en la página web de Zurich sobre este tipo de seguro.

Asimismo, y en el caso de la oferta de Zurich, es la empresa contratada la que se hace cargo de todo las reclamaciones legales y procesos judiciales, incluso se hacen cargo de la pérdida de documentos y la protección de la propiedad intelectual.

La necesidad de asegurar tu startup