miércoles. 12.08.2020

ATA HA SOLICITADO AL GOBIERNO UNA BATERÍA DE MEDIDAS

¿Qué nuevas ayudas necesitarán los autónomos en caso de rebrotes?

¿Qué nuevas ayudas necesitarán los autónomos en caso de rebrotes?

Los nuevos contagios se multiplican en casi todas las zonas de España y amenazan a los autónomos, que temen volver a tener que cerrar sus negocios. Ante esta situación, ATA ha solicitado al Gobierno una batería de medidas que necesitará el colectivo en caso de rebrote. Éstas son.

¿Qué nuevas ayudas necesitarán los autónomos en caso de rebrotes?

España registra ya más de 360 rebrotes de coronavirus repartidos en casi todas las comunidades autónomas. El avance de la enfermedad por diferentes partes del territorio se produce bajo la atenta y preocupada mirada de los trabajadores autónomos, que temen volver a cerrar sus negocios. De hecho, el 70% del colectivo ya advirtió en el último barómetro de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) que no soportaría un segundo confinamiento.

Más de dos millones de trabajadores por cuenta propia corren el riesgo de desaparecer en caso de paralizar de nuevo sus actividades. Es por ello que, desde la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), exigen al Gobierno la puesta en marcha de una nueva batería de medidas que protejan al colectivo y garanticen su supervivencia ante las consecuencias económicas de los nuevos rebrotes. La ampliación de la prestación por cese de actividadmayor liquidez para el colectivo y una bajada de impuestos en determinadas actividades son las que la asociación considera más urgentes.

Prestación por cese de actividad más allá de septiembre

Una de las medidas que desde ATA ven imprescindible para que la base de de la economía y el empleo, es decir, los autónomos tengan posibilidades de recuperarse es el “mantenimiento y ampliación de las ayudas ya existentes. Hay que sostener durante el mayor tiempo posible al tejido productivo del país. Mientras haya rebrotes tiene que seguir habiendo ayudas para el colectivo”, explicó la vicepresidenta de ATA, Celia Ferrero.

“Cuando hablamos de las ayudas, nos referimos a mejorar y ampliar las que ya existen. Es evidente que la prestación tendrá que extenderse más allá del 30 de septiembre. Muchos autónomos no podrán aguantar los meses siguientes al fin de la prestación sin nada a lo que agarrarse", añadió la vicepresidenta de la Federación..

Además, incidió en la importancia de que la prestación por cese de actividad abarque a todos los autónomos, lleven menos de un año dados de alta en el RETA o estén sujetos a la tarifa plana. “Es necesario ampliar la prestación por cese a todos los colectivos que se han quedado fuera. Desde los nuevos autónomos, aquellos que aún no han cumplido el año de antigüedad, hasta los que estaban cogidos a la bonificación de sus cuotas con la tarifa plana”, explicó la vicepresidenta de ATA.

Bajar impuestos al consumo y al turismo

Al igual que se ha hecho en otros países de nuestro entorno, ATA exige una bajada de impuestos a los sectores más castigados por la crisis económica. Y éstos no son otros que todas actividades relacionadas con el sector hostelero y turístico.

"Todo lo que tiene que ver con hostelería, comercio minorista y por supuesto el turismo, tienen que beneficiarse de una bajada en su IVA. Hay que buscar facilitar el desarrollo de estas actividades en una situación claramente difícil para ambos sectores", explicó la vicepresidenta de ATA. Además, añadió que "necesitamos impulsar el consumo para que estos negocios puedan sobrevivir de alguna forma. Bajar los precios para intentar vender más".

El sector de la hostelería y el turismo van a tener que afrontar una situación que podría causar un daño profundo e irreversible en su facturación. "Además, la mayoría de estos autónomos ya han perdido todo el año", aseguró Celia Ferrero.

Plan Marshall para rescatar los sectores afectados

Tal y como explicó el presidente de ATA, Lorenzo Amor, los rebrotes están pasando factura a la mayoría de los trabajadores por cuenta propia. “Tras intentar volver a la normalidad y recuperar las pérdidas, los autónomos se están encontrando con nuevos rebrotes que frenan una vez más su actividad”, señaló Amor. “Es indispensable llevar a cabo una estrategia importante de resistencia, poner en marcha el llamado Plan Marshall”.

El Plan Marshall consistiría en dotar de liquidez a los sectores económicos más afectados, para así incentivar la creación de empleo de forma masiva y fomentar su mantenimiento. “Uno de los ejemplos más claros en los que deberíamos ser capaces de activar este tipo de plan es en el sector de las reformas”, aseguró la vicepresidenta de ATA.

“Tras el confinamiento, esta actividad ha podido reanudarse con cierto éxito. Además, ya que es un sector que requiere de mucha mano de obra, si se incentivase y se inyectase liquidez en él, se abarcarían muchos puestos de trabajo”, añadió Celia Ferrero.

Escudo de liquidez de cara a otoño e invierno

Al hilo del necesario impulso que ATA considera que hay que dar en el acceso a financiación, el presidente de la asociación de autónomos volvió a hacer hincapié en la necesidad de un escudo de cara a los próximos meses. Amor auguró que la economía “aún no ha experimentado sus peores datos”, y que esto llegará con el otoño e invierno, donde es probable que el virus vuelva a coger su fuerza inicial.

Tras los avisos que el Covid-19 está dando a la sociedad con los nuevos rebrotes, Lorenzo Amor solicita preservar la seguridad del colectivo de autónomos mediante un escudo de liquidez. “Los trabajadores por cuenta propia están muy preocupados por la supervivencia de sus negocios. Volver a parar la economía supondría para la mayoría de ellos la ruina. Necesitamos proteges sus actividades", explicó.

Facilitar el acceso a las líneas ICO

"Ésta es una crisis corta pero tenemos que ser conscientes de que hasta que no haya una vacuna efectiva, vamos a seguir sometidos a las consecuencias de la pandemia”, explicó la vicepresidenta de ATA

Es por ello que, aunque reconoció la importancia de la nueva línea del Instituto Oficial de Crédito (ICO), en la que se han destinado 5.500 millones específicamente para los trabajadores autónomos -y también para las pymes-, insistió en la necesidad de seguir proporcionando líneas crédito y financiación al colectivo para mantener los negocios, así como facilitar su acceso al tejido productivo más vulnerable.

Es de "vital importancia inyectar muchísima más liquidez. Además, esperamos que ésta última línea aprobada se conduzca bien y no haya problemas en los procedimientos, como si los hubo en la concesión de las anteriores líneas. Los autónomos han tenido muchos problemas de acceso y eso dificulta aún más su situación”, explicó Ferrero.

Agilizar los trámites con la Administración

Por último, desde el colectivo de trabajadores autónomos hacen un llamamiento a la Administración para eliminar las trabas en las gestiones. "Dada la situación causada por la pandemia, los trabajadores por cuenta propia tienen que hacer muchos trámites con las Instituciones, lo que supone para ellos una carga indirecta que se suma a todas las preocupaciones económicas que soportan", explicó la vicepresidenta de ATA.

"Durante todos estos meses se han sucedido millones de solicitudes a la Administración, lo que supone mucha pérdida de tiempo en gestiones, y además, costes añadidos como el de los gestores. Por ello pedimos agilidad en los trámites y que sea la administración la que vaya al administrado y no al revés", señaló la vicepresidenta de ATA.

Aprender a convivir con el virus

Por otro lado, y de forma complementaria a la batería de medidas propuestas por ATA, los autónomos también tienen retos que asumir y que dependen de ellos mismos. Como ya adelantó la vicesecretaria de la Sociedad Española de Virología a este digital, la clave va a estar en los próximos meses en la adaptabilidad a los cambios que tengamos todos. También los autónomos.

"El panorama actual no nos lleva a pensar en cerrar sino en convivir. Hemos visto como cualquier tipo de negocio, sea cual sea su sector o tamaño, ha tenido que implementar medidas en las distancias de seguridad entre clientes y también entre trabajadores. Creo que nos dirigimos cada vez más a un punto en el que todo empresario y trabajador tendrá que respetar unas determinadas medidas de seguridad porque el virus no se va a ir a corto plazo y las actividades tienen que aprender a vivir contando con él".

La sanidad y la economía se encuentran en un equilibrio difícil de mantener "pero que tenemos que aprender a gestionar. Lo cierto es que todo depende del número de contagios. Y ahora mismo las cifras no indican que haya que retroceder al punto anterior de estado de alarma y confinamiento nacional. Cada vez conocemos más al virus y estamos desarrollando más métodos de rastreo. Esas medidas van a tener un efecto para controlar la enfermedad muy importante y, eso, es una buena noticia para la sanidad pero también para las empresas".

Aun con todo, y a pesar de que las previsiones no indican que vaya a haber un nuevo confinamiento a gran escala "no se puede descartar nada. Todo dependerá de cómo hagamos las cosas. Ahora mismo, la evolución está dentro de lo que se esperaba y la respuesta la empezaremos a ver en los próximos meses. Influirá mucho el desarrollo de los contagios en agosto y septiembre", aseguró la vicesecretaria de la SEV.

El futuro pasa por la reinvención

"Habrá que inventar nuevas formulas para determinadas actividades que les permitan seguir viviendo pero sin el contagio tan tremendo que se ha dado, por ejemplo, en locales de ocio nocturno. Son lugares en los que la gente se agolpa, baila y suda. Las distancias de seguridad son casi imposibles de mantener", explicó la vicesecretaria de la SEV.

Lo mismo opinan desde el Consejo General de Economistas. Su presidente, Valentín Pich advirtió que, "ahora mismo, los autónomos deberían olvidarse de previsiones y adaptarse, en la medida de lo posible a lo que venga, porque lo sanitario es inevitable y en lo económico siempre se puede hacer algo. La clave está en no dormirse, no parar de moverse, estar en constante contacto con tus clientes porque, más adelante, lo agradecerán".

Para algunas actividades no será nada fácil, pero "van a tener que aprender a dar un giro y a tirar de inventiva. No vale de nada lamentarse por el 'cisne negro', el elemento inesperado en la economía, que nos ha tocado vivir. Los acontecimientos sorpresivos no se pueden racionalizar. Lo que sí se puede hacer es, en la medida de lo posible, no parar ni un sólo momento", concluyó el presidente de la CGE.

¿Qué nuevas ayudas necesitarán los autónomos en caso de rebrotes?