jueves. 22.04.2021

PIDEN VOLVER A ABRIR CON RESTRICCIONES 

El ocio nocturno denuncia que las fiestas ilegales surgen por mantener parados a los 300.000 profesionales del sector

discoteca-ocio-nocturno

Después de casi un año de inactividad, 300.000 profesionales del ocio nocturno siguen parados. Piden que les dejen abrir para frenar el aumento de fiestas ilegales.

El ocio nocturno denuncia que las fiestas ilegales surgen por mantener parados a los 300.000 profesionales del sector

El próximo 14 de marzo hará un año desde que se decretó en España el primer estado de alarma y se confinó a toda la población. Pero el cierre de las discotecas se produjo varios días antes, desde entonces apenas han podido abrir. Una inactividad en el sector del ocio nocturno que se traduce un año después en el 70% de los negocios cerrados y más de 300.000 profesionales por cuenta propia afectados entre empresarios, djs, fotógrafos...  

Mientras los negocios y autónomos del sector del ocio nocturno luchan por sobrevivir solicitando ayudas públicas, ven cómo aumentan el número de fiestas ilegales en domicilios. Una situación que según contaron es consecuencia directa del decreto de su cierre.  El vicepresidente de la asociación Somos Ocio Nocturno, Juan Francisco Domínguez, aseguró que “es imposible que la necesidad de ocio desaparezca de nuestras vidas. No estar abiertos lo único que genera es el ocio inseguro” aseguró. Para estos locales, es mucho más peligrosos de cara a los contagios una fiesta ilegal que tener abierta una discoteca donde se puede controlar las medidas de prevención.   

Según explicó, cuando la desescalada comenzó se propusieron medidas para que los locales de ocio y sus trabajadores pudieran ejercer su actividad con normalidad: mascarillas, distancias de seguridad, mamparas, rehabilitaciones de los locales, etc. Un sinfín de reconversiones costosas para esos negocios pero que muchos pusieron empeño en implementarlas para poder seguir abiertos. Sin embargo, la situación les duró muy poco tiempo, pues en el momento en el que aumentaron las tasas de contagio las diferentes comunidades autónomas decidieron volver a decretar el cierre, bajadas de persianas que se mantienen hasta el día de hoy. 

Para los representantes del sector, la respuesta del Gobierno y de las diferentes administraciones públicas, es una marginación de la actividad. "La gente que bebe no es cautelosa con las medidas de seguridad. No obstante, en un local existen medidas mucho más precisas. Máxime cuando se ha demostrado que en las fiestas privadas o particulares la tasa de contagio se dispara” afirmó  Juan F. Domínguez. Que subraya que hubiera sido mucho más eficiente para frenar el nivel de contagios que "nos hubiesen dado la oportunidad de tener nuestros negocios abiertos, formando al personal para que se vean cumplimentadas las medidas de seguridad y cumpliendo las normas” concretó el presidente de la asociación Somos Ocio Nocturno. 

Se sienten abandonados por el Gobierno 

Durante el 2020, el ocio nocturno salió en varias ocasiones a la calle a denunciar el abandono del Gobierno por el sector. Movilizaciones que han continuado en este 2021, de hecho el pasado 26 de febrero las discotecas y los cientos de miles de profesionales y empleados que hay tras ellas volvieron a tomar las calles.  “El Gobierno no ha atendido al sector del ocio por falta de agenda; inconcebible” alegó Fabio Daniel Aguiar, presidente de la plataforma Somos Ocio nocturno.

Aguiar calificó la situación de "dramática" para muchos autónomos y emprendedores que ven como en casi un año más del 70% del sector ha tenido que echar el cierre. “Son más de 300.000 empresarios y autónomos afectados. Sabemos que la gente tiene una imagen muy negativa del ocio nocturno, relacionándolo principalmente con el consumo de sustancias o la prostitución, pero esto son mentiras instauradas” comentó el presidente de la plataforma. Que aludió a los profesionales que habían tras esos negocios.

“No existe una buena gestión. No nos escuchan, no nos dan opciones” lamentaba Fabio Aguiar. “Las comunidades juegan con los horarios de confinamiento de tal formo que matan a emprendedores y autónomos, no saben si el día de mañana van a poder trabajar”. Desde la asociación plantean tomar medidas legales contra el Gobierno de España gracias a la conjunción de distintas asociaciones, abanderada por la federación España de Noche. 

Otros sectores dependen también del ocio nocturno

Los creadores de la plataforma Somos Ocio Nocturno son conscientes de los riesgos y consecuencias que la pandemia ha tenido en nuestra sociedad y no recriminan que se hayan tenido que tomar medidas para paliar este contexto. Lo que ven inaudito es la absoluta campaña de desprestigio de los medios de comunicación y las administraciones públicas (con campañas de concienciación donde el principal culpable era el ocio nocturno como “#EstoNoEsUnJuego”), que han arremetido sobre un sector que supone el 1,8% del P.I.B.

“Estamos hablando de pérdidas millonarias” aseguraron desde las diferentes asociaciones y plataformas consultadas. Hay que tener que el ocio nocturno es un sector turístico y del que dependen no sólo las discotecas, sino también otros como: taxistas, fotógrafos, artistas, showmans, pequeños locales de comida rápida, modistas, técnicos de luz, de sonido...

En este sentido, el vicepresidente confirmó que el sector de autónomos más perjudicado por el cierre del ocio nocturno es el que acoge a artistas y espectáculos. "Hay productores musicales que ven como sus canciones no se comercializan como es debido" dijo. Como ellos, están los profesionales que intervienen el ocio musical -bandas, bailarines, disc-jockeys, etc- y que están asfixiados ante la falta de espectáculos, locales y festivales. “La gente no es consciente de que un festival intervienen técnicos de luz, de sonido, maquilladoras, productores, logística y un largo etcétera. Entre 15 y 20 sectores distintos participan de este modelo de negocio”. Al igual que sucede con los feriantes, “estas personas viven todo el año de aquello que ganan gracias a las celebraciones populares y han visto como su vida y negocio se han truncado”.

No pueden seguir viviendo del cese de actividad

Con respecto a las ayudas y prestaciones para los trabajadores por cuenta propia que participan del sector, la plataforma afirmó que “las ayudas a fin de cuentas no nos ayudan". Particularmente Juan relató su experiencia propia. “La ayuda que recibo es de 600 euros. Con la reciente subida de la cuota de autónomos, los trimestres y la incapacidad de trabajo es imposible vivir”. El trabajo como artista requiere muchos sacrificios citaba el vicepresidente, “muchos de mis compañeros están sin rumbo al llevar un año completo parados”, “algunos incluso han tenido que pedir ayuda a través de redes sociales para poder pagar el alquiler”.

El ocio nocturno denuncia que las fiestas ilegales surgen por mantener parados a los 300.000 profesionales del sector