viernes. 19.07.2019

GUÍA PARA GASTAR MENOS ELECTRICIDAD

Optimizar la energía puede suponer un importante ahorro en la factura

Optimizar la energía puede suponer un importante ahorro en la factura

Para los autónomos, trabajen o no desde casa, es bueno seguir estas recomendaciones ya que les puede ayudar a ahorrar en uno de los suministros básicos.

Optimizar la energía puede suponer un importante ahorro en la factura

Cerca de 200.000 autónomos trabajan desde casa, lo cual supone un gasto extra ya que utilizan los mismos suministros del hogar para su negocio. Pese a que este año es posible desgravar parte de la factura, sigue suponiendo un desembolso importante. Pero se trabaje o no desde el hogar, los autónomos pueden ahorrar en el gasto de electricidad siguiendo algunas pautas.

También cabe destacar que el 18,7% de la energía que se gasta en España se consume en el ámbito residencial, según datos del IDAE, organismo del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.Uno de los principales problemas reside en no entender la factura. De hecho, más del 40% de los españoles reconoce que no entiende el significado de todos los conceptos de su factura eléctrica.

Por fortuna, en algunos casos, esto sí tiene solución y desde Gana Energía han decidido traer unos simples consejos que permitirán disminuir el consumo de electricidad, además de ayudar a disminuir el impacto ambiental.En este sentido, Antonio Picazo, CEO de Gana Energía comenta que "tener tiempo libre para otras cosas parece algo casi imposible para un autónomo. La idea que tenemos en Gana Energía es que además de aportarle ahorro buscamos, en la medida de lo posible, facilitarle la vida a todos nuestros usuarios ".

Medidas para un consumo de energía responsable

Enfriar o calentar la casa en climas hostiles, supone uno de los gastos más elevados. De hecho, el aire acondicionado puede aumentar la factura de electricidad hasta un 30%. Además, cada grado que se intente reducir en la temperatura supondrá un incremento de alrededor de un 8% en el consumo. Por ello, Gana Energía aconseja la instalación de toldos para disminuir hasta un 60% la demanda de refrigeración en los meses de verano. También es recomendable bajar las persianas durante el día, al menos, en aquellas donde incida el sol. Sobre los ventiladores, cabe recordar que pueden reducir la sensación térmica entre 3 y 5 ºC y su consumo eléctrico es un 80% menor que el de cualquier aparato de aire acondicionado.

En cuanto a la calefacción, que esté encendida todo el día representa un 70% más de consumo (por lo tanto, de gasto) y cada grado que se sube la temperatura supone un 7% más de consumo. Para reducirlo anualmente hasta un 13%, se debe bajar la temperatura en torno a los 16-18 ºC.

Gana Energía recuerda que los electrodomésticos suponen un 45% del consumo de electricidad del hogar: cada grado de menos en el frigorífico supone un aumento del 5%, poner la lavadora y el lavavajillas con agua caliente aumenta el consumo en 0,10 por cada litro y la temperatura del horno desciende aproximadamente 25 ºC cada vez que se abre. Pero, el que más consume es el frigorífico, ya que de ese 45% del consumo de electricidad del hogar, un 18% pertenece al frigorífico. Para reducirlo, es importante que no esté cerca de focos de calor, como ventanas, hornos o cocinas. También cabe mencionar que un frigorífico A+++ ahorra un 60% en comparación con un aparato de gama media, lo que se traduce en unos 450€al año.

Por otro lado, hay que evitar dejar cualquier dispositivo en “consumo fantasma” o standby: ya sean televisores, blu-rays, portátiles… es fundamental que ninguno se quede en suspensión. Mientras estén así, siguen encendidos y, por lo tanto, gastando energía. En lugar de esto, se deben apagar completamente, ya que según los expertosesto puede representar un ahorro de hasta 52€ anuales.

Tampoco podemos olvidarnos de la iluminación:la Unión Europea ya ha prohibido la comercialización de bombillas halógenas pero la mayoría de personas no se plantea cambiar de iluminación hasta que no le quede más remedio y la vida útil de esta desaparezca. Reemplazar las luces incandescentes por LED o bajo consumo es una excelente inversión, debido a que presentan un ahorro del 80-90% en la factura de la electricidad en la parte correspondiente a la iluminación.

Por último, debemos recordar que hay que ajustar la potencia contratada y que tan importante es el ahorro en el uso de los aparatos eléctricos y el aislamiento, como tener la tarifa eléctrica que más se ajuste a las necesidades de cada uno.

Optimizar la energía puede suponer un importante ahorro en la factura