jueves. 06.05.2021

A PESAR DE QUE MUCHOS ESPERAN CAÍDAS DEL 50%

Las pastelerías esperan que la Navidad les salve de la caída de ventas en el año

pasteleria-negocio-autonomo-navidad-
 El sector de las pastelerías se muestra expectante de cara a la próxima campaña de Navidad.
Las pastelerías esperan que la Navidad les salve de la caída de ventas en el año

A falta de conocer cómo finalmente se celebrarán las reuniones familiares esta Navidad, lo que sí se espera es que los españoles vuelvan a comer, al menos, el mismo dulce que el año pasado por estas mismas fechas.

El sector de las pastelerías se muestra “optimista” de cara a la próximas fiestas, que este año se muestran más importantes que nunca debido a las caídas de facturación producidas durante la pandemia. Los mazapanes, los turrones y los roscones serán los productos más demandados durante las próximas semanas, aunque se llevará a cabo una menor producción que en el 2019.

Según la Confederación Española de Empresarios Artesanos de Pastelería (Ceeap), “se prevé que finalmente la campaña sea al menos como la del pasado año”, aunque deja claro que el clima de incertidumbre en el que vive el país también marcará unas Navidades de 2020 que serán, cuanto menos, atípicas para un sector, que según explicó el organismo: aunque soportan pérdidas cuantiosas "no ha sido de las más castigadas con la situación producida por esta pandemia”.

Además, el menor número de personas en las reuniones familiares hará que muchas empresas sigan la tendencia de “realizar piezas, tanto de roscones como de otro tipo de postres, más pequeñas para adaptarse a los diferentes tamaños de familia”.

En datos concretos, Ceaap destacó que el año pasado se produjeron 24.000 toneladas de turrón artesano en comunidades como Madrid y Castilla y León entre otras. Tras los turrones, los productos más vendidos fueron, por este orden, mantecados, polvorones, mazapanes y el tradicional Roscón de Reyes.

La mayoría de los negocios reducirá su producción

Aunque las ventas sean similares, lo que sí es cierto es que la mayoría de los productores -algunos muy artesanos- barajan este año producir menos cantidad aunque aún no han tomado la decisión ya que es difícil acertar en un año tan atípico. La copropietaria de “La Santiaguesa” relató al respecto que de cara este año “estamos produciendo bastante menos que el año pasado, pero a lo mejor nos sorprende y tenemos que producir más, pero no tenemos previsiones claras”.

Esto sucede porque, según explicó Guerrero, la empresa está registrando unas pérdidas en torno al 70% sumando las cinco pastelerías con las que este negocio cuenta en Madrid y no cree que esta cifra se recupere en su totalidad con las ventas “son pérdidas aseguradísimas”, indicó la copropietaria de “La Santiaguesa”.

La producción es también la gran duda para José Fernández, de la pastelería 'Nunos', pues la situación le ha obligado a hacer un Expediante de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y reducir su plantilla que, en condiciones normales, es de 12 personas. El jefe de obrador señaló que “evidentemente al haber menos personal baja la producción y al no ver alegría en la gente tampoco se produce la misma cantidad”.

También las ventas en esta pastelería se redujeron, "entre un 30 y un 40%, pero a ver como se dan las Navidades. Ya hemos apreciado que la afluencia de público no es la misma y se nota que la economía, en general, ha bajado”.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurría en los dos negocios anteriores, Criado recalcó que en 'Ascaso Madrid', “estanos haciendo una preparación muy aproximada a lo previsto en los años anteriores en todos nuestros productos, especialmente en Roscones de Reyes, que iremos a más cuando se acerque la fecha”.  Esta planificación se llevará a cabo en todas sus pastelerías, ya que la empresa llegó a Madrid hace cinco años y mantiene otros negocios en Zaragoza y Huesca.

A pesar de haberse reducido la producción, las pastelerías necesitan la campaña de Navidad para poder sobrevivir. Prueba de ellos es que la copropietaria de ‘La Santiaguesa’, Mónica Guerrero, señaló que “estamos preparados para lo que venga en el negocio” y espera registrar unas ventas, “que si son un 50 o 60% menos que las del año pasado, se considerarán como buenas”.

Todo ello, porque afirmó que los clientes seguirán comprando dulces este año y dijo esperar “que la gente se vaya animando porque hay que salir y celebrar lo que tengamos y las tradiciones deben mantenerse a pesar de la situación de incertidumbre que estamos viviendo”.

En una línea similar se expresó el director de la pastelería artesanal ‘Ascaso Madrid’, Ramón Criado, que se mostró seguro de que “aunque esta Navidad se presenta un poco peor que las de años anteriores, tampoco será mala”, a lo que añadió que “ya todos nuestros productos tienen mucha salida y sobre todo los turrones, que, al ser artesanos, tienen mucha demanda”.

El nivel de venta de dulces depende de la geografía

Uno de los aspectos que mencionaron desde Ceeap es que las ventas varían según la situación geográfica de los negocios. De esta forma, de acuerdo con el organismo, “en los lugares de costa las ventas han descendido notablemente”, y lo mismo ocurre en el casco histórico de las ciudades donde las ventas  “se han reducido de forma considerable, ya que el porcentaje mayor de clientes son turistas, tanto nacionales como extranjeros”.

Mientras que en los lugares más turísticos bajan las ventas, “en las ciudades y/o regiones de interior, se han mantenido y no ha habido apenas cierres de empresas de nuestro sector”, recalcó Ceeap.

Asimismo, desde la confederación, también indicaron que los registros de venta son buenos en las zonas exteriores al centro histórico de las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, entre otras

El envío a domicilio será la tendencia este año

Independientemente del lugar donde se produzca la venta, lo que sí queda claro es que la tendencia este año será el envío a domicilio con perdidos recogidos en la página web del negocio, por teléfono e incluso de manera presencia.

Según explicó Ceeap, es imprescindible que el servicio a domicilio “forme parte de la infraestructura de nuestras empresas”, ya que en plena segunda ola de la Covid-19, “cada vez estamos más acostumbrados a recibir aquello que compramos en nuestro domicilio”, recalcaron desde la confederación. Añadieron que “la tendencia para 2021 es que esta demanda crezca en el sector de las pastelerías”.

A este respecto, el jefe fe obrador y maestro pastelero de 'Nunos' explicó que potenciarán su canal online de servicio a domicilio a la vez que lamentó tener que utilizarlo demasiado porque, en su opinión, “las cosas te llaman la atención cuando los ves, no se venden igual con la fotografía que cuando en la tienda sacamos del horno un producto recién hecho. Sólo con eso te invita a llevártelo”. Aunque también reconoció que este servicio también tiene ventajas porque según declaró: “el turrón y los mazapanes artesanos enviados a domicilio nos puede salvar este año”

El producto estrella de 'Nunos' es el Roscón de Reyes, “Nunos prepara entre el 2 y el 6 de enero unos 12.000 roscones”, explicó Fernández. Este año se enviarán muchos a domicilio. "Hasta ahora, la gente formaba colas de unas 100 personas para comprar el roscón” y a causa “del miedo a las aglomeraciones tanto en la cola como en la tienda, que tiene reducido el aforo, seguramente muchos este año lo pidan a domicilio”, opina el maestro obrador.

También sobre este tipo de envíos habló Criado, director de 'Ascaso Madrid', que se mostró seguro de que “va a haber un aumento considerable de los pedidos a domicilio este año”, pero comentó que se harán salvedades con el Roscón “porque no queremos que lleguen productos en mal estado y es un problema enviar un roscón a domicilio porque puede aplastarse o deshacerse”,. Añadió que “ no habrá problema con otros productos que sí soporten el transporte como los mazapanes o los turrones”.

Las pastelerías esperan que la Navidad les salve de la caída de ventas en el año