miércoles. 20.01.2021

MÁS DE 2.000 ESTABLECIMIENTOS PRESENTARÁN LA DEMANDA

Las peluquerías reclamarán al Gobierno una indemnización 150 millones por los daños de las restricciones

Las peluquerías se están movilizando para reclamar judicialmente al Gobierno una indemnización de 150 millones de euros por las restricciones.

Las peluquerías reclamarán al Gobierno una indemnización 150 millones por los daños de las restricciones

Los establecimientos de peluquerías y los salones de estética van a llevar los daños sufridos por la emergencia sanitaria ante los tribunales. A estos pequeños negocios no les ha quedado otro remedio que utilizar la vía judicial, para resarcirse de los daños económicos que las restricciones aplicadas a su actividad les han causado. Reclaman a la Administración una indemnización de 150 millones de euros por no dejarles abrir durante la pandemia.

Para ello, desde el Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética de España (CONEPE) han iniciado una campaña para movilizar al sector de la imagen personal y “activar una macro reclamación patrimonial a la administración que permita defender los intereses económicos de los pequeños y medianos negocios de este sector” detallan en un comunicado.

Según explican, el sector de la imagen personal es, tras el turismo y la cultura, una de las actividades más perjudicadas por la emergencia sanitaria, con una caída en la facturación de más del 40%. “En estos momentos, la situación por la que atraviesan las peluquerías es muy complicada. Estamos hablando de que, en 2020, el 20% de los 50.000 establecimientos que había en España tuvieron que verse en la obligación de cerrar, dejando a más de 120.000 peluqueros en la calle” denunció Luis Herrera-Portugal, presidente del CONEPE.

Asimismo, el presidente de CONEPE se mostró muy desanimado con el futuro del sector. “Se avecinan nuevas restricciones por el aumento de los contagios y las peluquerías ya no pueden más. Me llaman muchos autónomos llorando porque no saben qué más pueden hacer”. Precisamente es la trágica situación que atraviesan estos negocios, con las limitaciones de horarios y la falta de apoyo administrativo, lo que animó a CONEPE a tomar acciones legales.

Mínimos, más de 2.000 peluquerías se unirán

El presidente de CONEPE, Luis Herrera-Portugal, contó que por el momento no han presentando la demanda. “Eso es algo que haremos a final de mes” dijo. Pero sí han iniciado la campaña para movilizar al sector y captar al mayor número de autónomos y establecimientos que puedan estar interesados en participar. “El objetivo de la campaña que hemos iniciado es conseguir el apoyo del máximo número de peluquerías y salones de estética, mínimo unas 2.000, para realizar la reclamación patrimonial en los tribunales por un valor 150 millones de euros” apuntó Herrera-Portugal

Un elevado importe con el que buscan compensar los meses que estuvieron cerrados. “Es el promedio a nivel nacional de las pérdidas que han sufrido los establecimientos de peluquerías entre marzo de 2020 y junio de 2020” explicó Herrera-Portugal. Que apuntó que para obtenerlo habían comparado los resultados obtenido el año pasado, con los de 2019. Creen que esta cuantía servirá para “poder neutralizar los efectos negativos de la deficiente gestión política y administrativa sobre la economía de las pymes”.

Se les ha acusado de “foco de contagio”

Aparte de por el grave estado económico en el que se encuentran las peluquerías, CONEPE quieren llevar también ante los juzgados la discriminación que ha sufrido el sector desde el inicio de la pandemia. Su presidente, Luis Herrera-Portugal, recordó que en un primer momento las peluquerías fueron consideradas como un sector esencial y se nos permitió abrir, “pero el mismo día que nos declararon esenciales, el Gobierno cambió de postura y nos obligó a cerrar por miedo al aumento de los contagios. Todo ello sin prueba alguna”.

El cierre de este tipo de establecimientos sin justificación es una circunstancia que se han dado en varias ocasiones a lo largo de los últimos diez meses. Según CONEPE, un ejemplo de ellos es la Resolución SLT/2546/2020, de 15 de octubre de 2020 dictada por la Generalitat de Cataluña, que limitó la actividad de peluquería y servicios higiénicos y decretó el cierre forzoso de los salones de estética “sin ningún tipo de evidencia epidemiológica sobre el incremento de los contagios. Olvidando que este sector cuenta desde el principio con unos protocolos higiénico-sanitarios muy estrictos y rigurosos en su actividad que garantizan la absoluta protección de los clientes” apuntan desde la Confederación.

Unido a ello, también denuncian “la improvisación permanente en la adopción de medidas que no daba ni margen, ni capacidad de reacción o adaptación a los pequeños negocios”. Por todo ello, recuerdan que “en base a la legislación vigente, sólo aquellos profesionales y empresas que reclamen en tiempo y forma por los daños y perjuicios sufridos podrán beneficiarse de una posible indemnización (quedando excluidos aquellos que no inicien acciones)”.

Más sectores podrían imitarles

El Gobierno aún no se ha manifestado ante esta amenaza de demanda por parte de las peluquerías. Según el presidente de CONEPE, “no hemos recibido ninguna reacción por parte de la Administración. Ellos saben que íbamos a iniciar la campaña porque hemos estado en constantes negociaciones con ellos para conseguir una bajada del IVA. Cosa que aún no se ha conseguido”.

Su apuesta por la vía judicial, cree Herrera-Portugal, puede ser imitada por otros sectores muy afectados también por las restricciones y vaivenes del Ejecutivo, como la hostelería, el ocio nocturno, los espectáculos, etc.

Las peluquerías reclamarán al Gobierno una indemnización 150 millones por los daños de las restricciones