jueves. 29.10.2020

LO PROPONDRÁ LA OPOSICIÓN

Las peluquerías refuerzan su ofensiva para rebajar al 10% el IVA de sus servicios

Las peluquerías encuentran en el Congreso apoyo a una rebaja del IVA de sus servicios

El anuncio del Gobierno de rebajar del 21% al 10% el IVA del cine refuerza a los peluqueros en su convicción de que "las protestas al final acaban sirviendo para algo". Tras cinco años de lucha, han logrado que el PSOE y Ciudadanos presenten al Congreso una proposición no de ley instando al Gobierno a una rebaja similar.

Las peluquerías refuerzan su ofensiva para rebajar al 10% el IVA de sus servicios

El 1 de septiembre de 2012 entró en vigor la subida de tipos del IVA. El general aumentó del 18% al 21% y el reducido, del 8% al 10%. Todos los contribuyentes lo lamentaron pero para algunos sectores profesionales, la subida fiscal fue, y continúa siendo, más que un mazazo. Es el caso de las peluquerías, que en estos cinco años no han cesado de luchar para que se rebaje el tipo del 21% al 10%. 

Los servicios prestados en peluquería, esto es, lavar, marcar, peinar, cortar, coloración, decoloración, permanentes, desrizados, manicura y posticería pasaron de tributar por IVA un 8% a un 21%, trece puntos más. “Casi un 90% de los salones no trasladaron la subida a sus precios al público porque, en plena crisis, no querían perder clientes y que bajara el consumo”, declara a AyE Mariano Castaño, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Imagen Personal (ANEIP). En todo caso, el que incrementó los precios lo hizo en torno a un 6%-7%, “alza claramente insuficiente que no compensaba la fiscal”, añade Castaño.

La subida de un 38% del impuesto, unida a la crisis económica, “ha sido la responsable en gran medida del cierre de unos 17.000 salones de peluquería en toda España y la pérdida de entre 35.000 y 40.000 puestos de trabajo, teniendo en cuenta que la media por salón son dos trabajadores”, explica el presidente de ANEIP, asociación que representa a 27 asociaciones provinciales y que es la mayoritaria en el sector de peluquerías, que cuenta con unos 80.000 establecimientos. El propio Castaño, que regenta un local de peluquería en Valladolid, expone los efectos que la subida de 2012 le ha acarreado: “Yo mismo, en 2013, primer año en que se notaron las consecuencias del tipo general incrementado, perdí entre un 25% y un 30% de facturación”.

Lucha por la reducción

ANEIP lleva intentando, desde el primer momento de la entrada en vigor de los nuevos tipos, conseguir una rebaja del 21% que se les aplica al del 10%, ya que tradicionalmente los servicios de peluquería se han movido con el tipo reducido del impuesto. En la legislatura anterior se dirigieron con esta petición al ministro de Hacienda, al secretario de Estado de Hacienda e, incluso, al presidente del Gobierno. Las autoridades tributarias basaron su negativa a satisfacerles en que la crisis no permitía bajadas fiscales y en que la reducción podría estudiarse “cuando mejorara la situación económica”.

El año 2016, debido a la interinidad del Gobierno, no se hizo nada, pero con el cambio de legislatura, los salones de peluquería volvieron a hacer públicas sus reivindicaciones y a moverse. Mariano Castaño señala que “nos hemos puesto en contacto con partidos de la oposición, PSOE y Ciudadanos, con los que hemos mantenido varias reuniones”. El resultado es que ambas formaciones van a presentar en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley (PNL) instando al Gobierno a rebajar del 21% al 10% el tipo de IVA aplicable a los salones de peluquería.

Los peluqueros saben que las protestas terminan sirviendo de algo y ahí están los ejemplos de servicios como las artes escénicas, los conciertos, los espectáculos de circo y los toros, que ya han logrado ver modificado su tipo del general al reducido. El Gobierno ha anunciado que el cine tendrá un tipo del 10% tras el acuerdo PP-Ciudadanos de incluir la rebaja para este sector en los Presupuestos Genera les del Estado de 2018. “El servicio de peluquería es una necesidad, se trata del aseo personal, de la higiene, y así se lo hemos trasladado a Hacienda”, comenta el presidente de la ANEIP, para quien “la esperanza es lo último que se pierde”.

Servicios de estética

Otro sector que continúa su movilización por la rebaja al reducido del 10% es el de la estética, muy relacionado con el de salones de peluquería. Si bien estos servicios (pedicura, depilación, maquillaje, masajes corporales, tratamientos corporales, rayos UVA, tatuajes, etc) prestados por salones, institutos de belleza y gabinetes de estética tributaban antes de 2012 al tipo general de entonces, el 18%. 

Existen centros de estética como tales, pero también en muchos salones de peluquería se prestan estos servicios. Lo que ocurre es que el IVA grava el servicio y no el negocio entero. En los últimos tiempos hay una tendencia progresiva a abrir centros de estética mediante franquicia, de forma que esta activiad supone ya el 5,7% del total de negocios franquiciados en España, el 25% del empleo y una facturación que supera los 714 millones de euros anuales, según datos de la consultora de franquicias y crecimiento empresarial T4 Franquicias.

La Federación Nacional de Asociaciones de Esteticistas (Fanae) ha desarrollado, al igual que ANEIP, una campaña para la reducción del tipo del IVA aplicado a los servicios de estética. Sus peticiones al Gobierno y sus numerosas reuniones con organizaciones empresariales y sindicales han tenido el mismo resultado: ninguno hasta la fecha. Los representantes del sector estético argumentan que la subida al tipo del 21% les ha provocado también notables pérdidas de ingresos.

Las peluquerías refuerzan su ofensiva para rebajar al 10% el IVA de sus servicios