sábado. 16.10.2021

SUS GASTOS SE HAN DUPLICADO EN EL ÚLTIMO AÑO

Los peluqueros prevén subir un 10% el precio de sus servicios ante el crecimiento de los costes eléctricos

Las peluquerías prevén subir un 10% el precio al consumidor
Las peluquerías prevén subir un 10% el precio al consumidor

Los autónomos al frente de peluquerías y salones de belleza están pagando ahora el doble por su factura eléctrica que hace un año. Se verán obligados a subir un 10% sus precios para compensar los gastos.

Los peluqueros prevén subir un 10% el precio de sus servicios ante el crecimiento de los costes eléctricos

El precio de la factura de la luz sigue encadenando récords históricos y los efectos del encarecimiento ya se pueden observar en los pequeños negocios. Las peluquerías, barberías y centros de estética prevén subir el coste de sus servicios entre un 5% y 10% para subsanar el aumento de sus costes en suministros. Estos autónomos han pasado de pagar, de media 400 euros al mes por sus gastos energéticos a 900 en el último año. Situación insostenible para un sector que sigue reclamando la bajada del IVA del 21 al 10%  y cuya facturación apenas alcanza el 30% de los niveles previos a la pandemia.

La electricidad es el principal gasto de las peluquerías y salones de belleza. Por esta razón, Mariano Castaño, presidente de la Federación de Peluquerías de Castilla y León, advirtió que no queda más remedio que modificar el precio de los servicios al consumidor final para sobrevivir a esta grave crisis. “La factura ha subido entorno al 40% y 50%. No nos queda otra que subir nuestros precios para compensar los excesivos gastos que asolan al colectivo”, explicó Castaño. Asimismo, durante la pandemia estos autónomos tuvieron que afrontar gastos extraordinarios para la adecuación de sus locales a las medidas sanitarios. Sobrecostes que “nos obligan a subir los precios muy a nuestro pesar, porque entendemos que la situación de la sociedad es límite”, valoró Castaño.

En este sentido, José Luis Azañón, propietario de los salones Rizos de Madrid, expuso “que no es ninguna buena noticia que los peluqueros tengamos que subir nuestro precio”. El emprendedor señaló directamente al Gobierno, “no se dan cuenta de que esto depende de ellos a todos los niveles y que al final el consumidor es quien lo va a pagar”. Además, el autónomo matizó que el coste de la factura de la luz, ya está entorno a los 900 euros mensuales y sigue subiendo, lo que supone la mitad del sueldo de un asalariado. Por lo que estiman que también podría haber despidos.

La subida de los precios en las peluquerías puede supone perder clientes  

Por otro lado, Luis Herrera-Portugal, presidente del Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética de España (CONEPE), valoró que la subida de los precios ante el aumento de los costes puede acabar suponiendo incluso más pérdidas para los peluqueros. “A pesar de que las cifras no se aguanten, muchos estamos frenando esta subida porque puede ser muy contraproducente y conllevar a una mayor pérdida de clientes”, afirmo el presidente de CONEPE.

Una de las consecuencias directas es la competencia desleal. La posible subida de los precios de los servicios puede suponer una desventaja para la mayoría de peluquerías en detrimento de las  low cost, explicó Herrera-Portugal, que ofrecen servicios, muchas veces, "deficientes" y que incluso pueden llegar a ser perjudiciales para la salud . “La situación es tan delicada que nos llegan currículos donde los peluqueros exponen que han trabajado sin reparos fuera de la Seguridad Social ante la falta de oportunidades”, añadió Herrera-Portugal.

El sector factura un 30% respecto a los niveles previos a la pandemia

Asimismo, más allá de los gastos energéticos, la facturación de las peluquerías apenas alcanza el 30% en comparación al 2019. “Es una situación muy complicada. Nosotros vivimos en gran medida de eventos, bodas y banquetes, y desgraciadamente las medidas sanitarios frenan el poder ofertar estos servicios”, explicó José Luis Azañón.

“Los clientes teletrabajan, no van a eventos, entonces les da igual quedarse en casa con un moño y un pijama. No tienen problema”, expresó Azañón. Asimismo, el autónomo valoró que la cultura del miedo que ha sembrado la pandemia dificulta mucho la recuperación económica del colectivo. “Nosotros ofertamos un servicio de contacto y, a pesar de haber expresado nuestro compromiso con las medidas pertinentes, el distanciamiento social aleja a los clientes”, expuso el emprendedor. “El miedo, el IVA, la luz y la caída de la facturación han sembrado la tormenta perfecta para que las peluquerías entren en una profunda crisis”, sopesó Azañón.

Las peluquerías indignadas ante la negativa del Gobierno de reducir el IVA

El Partido Socialista prometió antes de llegar al Gobierno a las peluquerías, barberías y centros de estética volver a establecer el IVA  reducido de este sector al 10%, y recuperar la tasa impositiva del 2012. Sin embargo, tras años de peticiones, el Ejecutivo, según apuntan los portavoces del colectivo, sigue sin cumplir su promesa y sin escuchar a estos autónomos que ven cómo la pandemia, la exponencial subida de la luz y los tributos, ahogan sus expectativas de negocio.

Fue en 2012, durante la legislatura de Mariano Rajoy, cuando el IVA reducido de este sector tuvo que ser equiparado al 21% debido a las consecuencias de la crisis económica del 2008 y el inminente rescate de la banca española por parte de Europa. Situación que por aquel entonces el colectivo asumió como necesaria para luchar por la recuperación económica. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en su etapa en la oposición, prometió recuperar el IVA reducido. Sin embargo, actualmente existe un “veto unilateral y antidemocrático del PSOE al diálogo”, apuntó el colectivo en nota de prensa. Dado que, el pasado mes de junio, el Senado aprobó la enmienda que hubiera permitido restituir el IVA para peluquerías y salones de estética.

Esta crítica situación para el sector hace que los representantes del colectivo hagan un llamamiento masivo con manifestaciones y concentraciones en todas las capitales de provincia. Asimismo, se prevén jornadas de encierros en los salones de peluquería y estética, que se sumarán a los más de 300 actos reivindicativos que ya se han realizado a lo largo de toda España, movilizando a más de 100.000 autónomos del sector.

Ante los oídos sordos del Gobierno, nosotros tenemos que buscar estrategias. Las movilizaciones y medidas que tomemos son para hacer ver que esta situación que están viviendo las peluquerías y los salones de belleza es totalmente injusta”, señaló Luis Herrera-Portugal, presidente del Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética (CONEPE). En este sentido, Herrera-Portugal apunta que esto no se trata de un capricho y que, tras trabajar con ayuntamientos, provincias y comunidades, muchos dan la razón al colectivo. 

El colectivo se siente desesperado. “Realizar clausuras, manifestaciones o cualquier participación ciudadana para hacernos oír es un riesgo para los negocios y autónomos que no pueden permitirse cerrar ni un solo día debido al contexto de crisis”, afirmó el presidente de CONEPE. A pesar de ello, el colectivo está dispuesto a retomar de nuevo las calles y asumir los riesgos para que el Ejecutivo “mueva ficha de una vez por todas”.

Los peluqueros prevén subir un 10% el precio de sus servicios ante el crecimiento de los costes eléctricos