sábado. 20.07.2019

ENCUESTA SOBRE LOS MIEDOS DE EMPRENDER

Perder clientes o que no te paguen, las pesadillas de un autónomo

Perder clientes o que no te paguen, las pesadillas de un autónomo

Junto a la morosidad o a la pérdida de clientes, el futuro de la jubilación, el pago de impuestos y cotizaciones o la capacidad para invertir son parte de la lista de cosas que le quitan el sueño a un emprendedor. Pese a ello, dos tercios declaran que no dejarían de ser autónomos

Perder clientes o que no te paguen, las pesadillas de un autónomo

Casi dos tercios de los autónomos españoles están contentos con tener un negocio propio. Pese a lo que se suele decir, un estudio revela que el 62,8% de los trabajadores por cuenta propia están contentos con su condición y quieren seguir con su negocio.Aún y así hay cuestiones a las que no se acostumbran y se convierten en verdaderas pesadillas. El 83,5% de ellos coincide en señalar la pérdida de clientes como uno de esos momentos de estrés que asusta y preocupa, de acuerdo con un estudio llevado a cabo por el Instituto Santa Lucía, foro de investigación de esta compañía aseguradora, y que se centra en la percepción que los autónomos tienen de su situación laboral y su retiro.

Los clientes son la verdadera fuente de preocupación de los autónomos, y más si éstos se retrasan en los pagos. Para el 72,8% es un verdadero problema no cobrar las facturas en plazo, algo que desafortunadamente sucede con demasiada frecuencia.

Sin embargo, un porcentaje mayor, el 80%, la llegada de la jubilación les supone el llamado estrés financiero. De hecho, una cantidad muy significativa, un 79,7%, asumen que tendrán que jubilarse más tarde que sus empleados y un 79,1% teme retirarse pasados los 67 años. 

Como cuarto momento de temor económico, los autónomos mencionan el pago de la cotización a la Seguridad Social. El abono de la cuota es un “trago” financiero para el 69,1%. Las inversiones tampoco se quedan atrás. Al 65,4% las que más le preocupan, desde el punto de vista económico, son las iniciales, las que se deben realizar para emprender un negocio. Pero muy de cerca están las inversiones para ampliar el negocio, que causan estrés financiero al 63% de los encuestados.

Hacienda también aparece en la lista de temores económicos, pues al 61,6% tiene pavor a la declaración trimestral y la anual. La relación de los malos tragos se cierra con la contratación de empleados para el negocio, cuestión que preocupa al 46,9%. 

Más de la mitad de los trabajadores autónomos, el 51,4%, reconoce en general que no se ven preparados para afrontar imprevistos económicos en su actividad o circunstancias que alteren sus previsiones.

Vacaciones cortas

Precisamente, la posibilidad de tener pérdida de ingresos o de no tener recursos para afrontar malas situaciones, puede ser la causa de que el 75% de los autónomos confiese que ha trabajado estando de vacaciones. Nada extraño si se tiene en cuenta que, aún más, el 80,9%, responde que van a trabajar enfermos para que no se resienta su actividad.

El mito de que los trabajadores por cuenta propia disfrutan de menos vacaciones que los que lo hacen por cuenta ajena es verdad. A tenor de este estudio, el 67,4% reconoce que sus días de asueto anuales no suelen llegar a los 22 laborables.

Perder clientes o que no te paguen, las pesadillas de un autónomo