lunes. 30.11.2020

PESE A REGISTRAR UNA ALTA DEMANDA EN VERANO

Las pérdidas de los negocios turísticos de naturaleza en Valencia llegarán al 70%

Pese a una “buena” temporada estival, casi la mitad negocios del turismo activo, dedicado a actividades en espacios naturales, prevén una caída en la facturación de más del 70%.    
Las pérdidas de los negocios turísticos de naturaleza en Valencia llegarán al 70%

Al inicio de la desescalada y, sobre todo, con el arranque de la temporada de verano, se constató un aumento en la demanda de un turismo enfocado en la naturaleza que ofrecía grandes espacios al aire libre ante la necesidad de alejarse de los sitios donde se viven mayores aglomeraciones como es el caso de las playas.

“En cuanto nos dejaron volver a salir a la calle, la gente en seguida quiso contratar actividades. De hecho, al principio solo se podían hacer excursiones a la montaña con un guía de senderismo”, aseguró Belén Salvador, secretaria de la asociación valenciana CV Activa, que indicó asimismo haber registrado finalmente buenos datos en la demanda durante la temporada estival. No obstante, ese ‘empujón’ a su actividad durante los meses de calor no parece suficiente para conseguir una completa recuperación del sector, cuyas expectativas futuras son desalentadoras.

Casi la mitad asumirá pérdidas superiores al 70% de su facturación

La crisis también está pasando factura a los autónomos y pymes de este sector, sobre todo, a aquel basado en la práctica de actividades en espacios naturales. Según los datos del último estudio anual de la asociación CV Activa, el 46% negocios del turismo activo prevé asumir pérdidas superiores al 70% en la facturación de este año con respecto a la de 2019. Además, otro 43% calcula que la caída de sus ingresos para este ejercicio respecto al anterior será superior a la mitad. Y uno de cada diez, cree que se dejará por el camino entre un 20 y un 50% de la facturación.

El principal motivo reside en la imposibilidad de ofrecer este año las actividades que habitualmente organizan estos negocios con los centros educativos para realizar excursiones al campo y la montaña con los más pequeños. Era la fórmula de supervivencia y principal sustento que las empresas del turismo activo venían manteniendo hasta ahora tras los meses de verano.

“Empezamos en invierno con la baja temporada, pero en seguida repuntamos con los colegios. El sector desestacionalizaba muy bien su periodo fuerte con actividades como rutas y vías ferratas dirigidas a centros escolares y que servían de enlace con el verano. Así que este año sufriremos otro duro golpe en ese sentido”, subrayó Salvador.

A ello se suma que, a diferencia de otros años, tampoco recibirán la visita de muchos turistas procedentes de Francia y Gran Bretaña, con quienes suelen contar habitualmente al llegar la primavera. Pese a que todavía no han cuantificado esta realidad en cifras, Salvador aseguró que algunos autónomos del sector “se planteen cerrar de ahora adelante” porque “no les compensa” mantenerse abiertos tras el bajo volumen de actividad que esperan.  

Apuestan por el turismo de proximidad  

El 54% de las empresas del ecoturismo deposita sus esperanzas en el mercado regional para superar la crisis frente al 46% que piensa que el principal mercado emisor tras la pandemia será el nacional.

Precisamente, la Generalitat Valenciana ha lanzado recientemente una iniciativa con la que pretende fomentar el turismo interprovincial de la propia comunidad. Se trata de un bono turístico que ofrece hasta 600 euros para viajar por el interior del territorio a los ciudadanos empadronados en la región y que se podrá solicitar hasta el próximo 31 de diciembre de 2021, en función del periodo de tiempo en el que se desee viajar.

No obstante, los autónomos del sector se muestran preocupados por “ver hasta qué punto estas medidas repercuten de verdad en su actividad y reavive el turismo activo”, apuntó Salvador.

Reclaman que son "destinos seguros"

Pese a los ingresos del verano, más del 78% de los negocios del turismo activo reconoció seguir enfrentándose a dificultades económicas que obligaron a poner en marcha restructuraciones de la plantilla. Incluso más de la mitad tuvo que acogerse a los Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE).  

En consecuencia, las organizaciones que representan a los trabajadores del sector reclaman medidas que reactiven su actividad “de forma eficaz” a través de campañas de promoción del destino que muestren la seguridad de los espacios donde se desarrollan las actividades del ecoturismo como son el senderismo o la escalada, entre otras.

“Queremos que se vea la seguridad que ofrece este sector al visitante y, en concreto, la Comunidad Valencia que tiene una baja incidencia en los contagios”, señaló Salvador. De hecho, en la región están estudiando una fórmula que permita implantar una especie de “corredor seguro” con otros países para impulsar su actividad en los próximos meses.

Aun así, desde CV Activa son conscientes de las actuales restricciones -como los toques de queda y confinamiento perimetrales- que se están acometiendo en diferentes puntos del país para frenar el virus y, por eso, quieren estar preparados para cuando se permita la movilidad. “Es importante que cuando se pueda viajar se traslade la imagen de que somos un territorio seguro”, precisó Salvador.

La lucha contra el intrusismo permite consolidar al sector

Por otro lado, la regularización de este sector llegó hace relativamente poco tiempo – mediante el Real Decreto 416/2014)–. Desde entonces, el número de empresas de turismo activo se ha multiplicado logrando consolidar el llamado ‘ecoturismo’. “Aunque llevamos mucho tiempo en funcionamiento, no somos una de las actividades turísticas más reguladas. Pero sí que se ha observado que es un sector al alza, cuya tendencia que va hacia adelante”, explicó Salvador.

Actualmente, el 90% de las empresas acumula más de 5 años de antigüedad y se constató un incremento del 10% en el número de compañías registradas oficialmente en la Comunitat Valenciana desde 2018, en comparación con la cantidad recogida en el estudio elaborado por la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (ANETA) ese mismo año.

El gerente de la asociación autonómica y la nacional, Tanausú Zumaquero-Nuez, destacó, entre los motivos de ese incremento, la movilización de campañas impulsadas desde la Generalitat y las organizaciones que representan al sector para luchar contra el intrusismo laboral.

Las pérdidas de los negocios turísticos de naturaleza en Valencia llegarán al 70%