sábado. 06.06.2020

HAN INICIADO CAMPAÑAS DE PROTESTA

Pocos hosteleros abrirán sus negocios y exigen un plan de medidas viable

Pocos hosteleros abrirán sus negocios y exigen un plan de medidas viable

La mayoría de hosteleros dudan si abrir con las condiciones que ha puesto el Gobierno. Aunque ha rectificado y les dejará utilizar el 50% de la terraza desde el 11 de mayo, para la mayor parte del sector, y sobre todo para los que no tienen mesas fuera, sigue siendo inviable. Han iniciado campañas de protesta.

Pocos hosteleros abrirán sus negocios y exigen un plan de medidas viable

El sector de la hostelería ha sido uno de los más castigados por la crisis sanitaria del Covid-19. Cesaron su actividad hace casi dos meses, y con cero ingresos han tenido que seguir afrontando todos los gastos de sus negocios. La reapertura -con restricciones- de estos locales está permitida desde el próximo lunes 11 de mayo, con el inicio de la Fase 1. Sin embargo, estos autónomos se niegan a abrir sus puertas si no es con un plan de medidas claro y viable.  Aseguran que el actual es “ineficaz e improvisado”.

En un primer momento, el Ejecutivo limitó a un 30% el aforo de las terrazas de estos negocios para esta primera fase de la desescalada. Después de que los hosteleros manifestaran que era inviable abrir sus negocios con esas condiciones, rectificó y estableció la reapertura al 50%.

“En esta primera etapa sólo se va a poder trabajar con las terrazas y ni si quiera con todas las mesas. El primer anuncio que fijaba un porcentaje del 30% era inviable económicamente para todos los negocios del sector”, explicó Emilio Gallego, secretario general de la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE). "La ampliación del porcentaje de mesas significa que nos han escuchado y, al menos, las terrazas de gran superficie podrán plantearse la apertura”, añadió.

Por el contrario, aquellos bares o restaurantes que sólo dispongan de barra y comedor interno, y que son la mayoría, no van a poder abrir. Al menos, sus clientes no podrán consumir in situ. Si bien la ampliación del porcentaje utilizable de la terraza es una buena noticia para algunos, lo cierto es que para la mayoría “no soluciona nada.  Muchos de nuestros negocios no tienen terraza y para casi todos los que la tienen, un 50% de terraza no supone ni el 10% de sus ingresos”, señaló Alberto Crego, propietario de un establecimiento hostelero.

Por eso, mientras se mantengan dichas restricciones "los pequeños empresarios del sector se van a ver obligados a seguir acogidos al ERTE  y esperar a que llegue una fase en la que de verdad puedan empezar a percibir suficientes ingresos como para que merezca la pena volver a subir la persiana”, explicó el secretario general de CEHE.

Campañas que dan voz a las dificultades de los hosteleros

Ante las medidas que el Gobierno ha dispuesto para la progresiva vuelta a la normalidad en la hostelería, los profesionales del sector han unido sus fuerzas a través de campañas con las que reivindican la importancia de su trabajo, y en las que rechazan el plan de desescalada propuesto por el Gobierno para desarrollar su actividad. “Nos sentimos desamparados. Las medidas que se han ido adoptando para la desescalada no son ni coherentes ni viables para nuestro sector”, explicó Álvaro Juanes, presidente de la Asociación de Hosteleros de Salamanca.

Iniciativas como ‘Se traspasa’ o ‘Así no abrimos’, pretenden dar voz a estos empresarios autónomos y lanzar un mensaje claro: los hosteleros únicamente retomarán su actividad cuando el Gobierno proporcione medidas que no lleven a sus negocios a la “ruina económica”, y se aseguren las medidas preventivas para garantizar la seguridad de los clientes y trabajadores.

Lo que intentamos es que cuenten con nosotros para elaborar el plan de reapertura. En un sector tan debilitado como el nuestro, es imprescindible que la administración escuche nuestras propuestas para poder tomar decisiones sensatas y razonables que contribuyan a crear un clima de confianza y lograr la reactivación del sector”, explicó Santiago Encinas, propietario de la taberna La Galatea.

Los hosteleros necesitan garantías. Todos coinciden en que levantar sus persianas ahora supondría tal ruina que muchos tendrían que volver a cerrarla al poco tiempo.

Todas las campañas de hosteleros que se están llevando a cabo en las distintas comunidades autónomas están siendo apoyadas por la Confederación Empresarial de Hostelería de España, desde donde aseguran que entienden y comparten su desacuerdo. "Muchas empresas del sector no pueden abrir. Y a la mayoría de las que pueden, no les compensa. Estas campañas representan una parte muy importante de la realidad que están viviendo los hosteleros”, explicó el secretario general de CEHE.

Exigen medidas que se adapten a su sector

El sector de la hostelería va a experimentar grandes cambios con la llegada de la nueva normalidad, y los hosteleros exigen al gobierno un plan de medidas que se adapte al desarrollo de su actividad. “Es fundamental una reconstrucción del sector y que el Gobierno apoye su relanzamiento”, comentó Gallego.

Los hosteleros piden al Gobierno que los ERTEs por fuerza mayor sigan dando cobertura mientras dure el proceso de inestabilidad, “estos expedientes tienen que ser flexibles y adecuarse a la producción real de los establecimientos, para así poder reincorporar a nuestros empleados de manera paulatina”, añadió el secretario general de CEHE.

Además, los profesionales del sector exigen que se lleven a cabo una serie de medidas complementarias como un protocolo médico-sanitario adaptado a la hostelería, que esté consensuado a nivel internacional a efectos de transmitir al turista que en España “se hacen las cosas conforme a los cánones internacionales”, destacó el presidente de la asociación salmantina.

Los hosteleros siguen pendientes de que se pongan en marcha algunos aspectos técnicos y económicos fundamentales para para poder sobrevivir, como la realización de tests de diagnóstico a todos los profesionales de este sector.

“Consideramos que la reincorporación de cientos de miles de profesionales del sector servicios a sus puestos de trabajo, puede suponer un riesgo para la salud pública si antes no se asegura que dicha incorporación se realiza en condiciones óptimas de seguridad e higiene” . 

Uno de cada tres podría desaparecer

Los autónomos hosteleros hostelero coinciden en que la situación del sector tras la crisis del Covid-19 ha dejado en jaque sus negocios, “nos encontramos en la zona cero de impacto de esta pandemia desde el punto de vista económico, el 30% de los establecimientos podrían desaparecer si no se toman medidas de reactivación económica que no estén basadas sólo en créditos y carencias a medio plazo”, denunció Crego, hostelero autónomo.

La Confederación Empresarial de Hostelería de España es consciente de la situación del sector, “negocios que con su inactividad y teniendo que asumir costes de alquiler y mantenimiento, están en situación de inviabilidad económica y con dificultad para la reapertura”.

Los hosteleros piden al Gobierno que tenga sensibilidad y empatía con el sector y que les proporcione amparo y blindaje, ya estamos hablando de muchos puestos de trabajo que necesitan respaldo.

“Nosotros pondremos la dedicación y el corazón en salir adelante porque de esto viven nuestros trabajadores y familias, pero es ahora cuando las administraciones tienen que ayudarnos para que logremos levantarnos y seguir adelante”, concluyó Alberto Crego.

Pocos hosteleros abrirán sus negocios y exigen un plan de medidas viable