viernes. 15.01.2021

LOS EXPERTOS PIDEN MANTENER ESTE SISTEMA TRIBUTARIO

Podrían desaparecer miles de negocios si el Gobierno elimina los módulos

Los expertos auguran muchos cierres de negocios si desaparecen los módulos.

Podrían desaparecer miles de negocios si el Gobierno elimina los módulos

El Gobierno planea llevar a cabo una reforma del sistema fiscal durante el ejercicio de 2021. Entre las modificaciones podría encontrarse la reestructuración o incluso eliminación del sistema de módulos, algo que afectaría de forma muy negativa a los cerca de 700.000 autónomos acogidos a este régimen.

Tanto es así que, según los expertos, “la eliminación del sistema de tributación por módulos supondría el cierre de muchos pequeños negocios de trabajadores por cuenta propia que no podrán mantener sus actividades", apuntó el abogado laboralista Alberto Ara. La supresión de esta modalidad de tributación obligaría a los profesionales a cotizar mediante el sistema estimación directa, donde además de sus gastos, tendrían que presentar sus ingresos y libros de cuentas, lo que incrementaría considerablemente el coste y, probablemente, la carga tributaria

Según fuentes de la Administración, Hacienda considera que "sería conveniente ir avanzando hacia una tributación por los beneficios reales que se obtengan, ya que cuando se tributa por módulos es muy difícil de concretar". No obstante, tanto los economistas como los propios autónomos coinciden en que eliminar los módulos "sería catastrófico" para el colectivo.

Muchos autónomos no podrán mantener sus negocios

Casi 700.000 autónomos tributan a día de hoy por el sistema de módulos en España. Desde bares y restaurantes hasta los transportistas, pasando por agricultores, ganaderos, taxistas y miles de comercios, se benefician de las ventajas que supone para sus actividades tributar por este sistema. "Los módulos se pusieron en marcha porque había muchos autónomos que tenían problemas para controlar su facturación", explicó Heriberto Hurtado, miembro del comité ejecutivo de la Federación Española de Asociaciones Profesionales de Técnicos Tributario de Asesores Fiscales (FETTAF).

De esta forma, la Agencia Tributaria estableció una especie de tarifa plana para que los profesionales de dichos colectivos pudiesen tributar por su actividad de forma más sencilla. Es por ello que, "para muchos autónomos que están en módulos, pasar a estimación directa sería catastrófico, podría llevarles a la ruina", señaló Hurtado. 

Hay que tener en cuenta que hay actividades para las que no es fácil llevar un control de lo que facturan, ni para el autónomo ni para Hacienda. El sistema de módulos permite al dueño del negocio pagar al Fisco una cantidad en función de unos parámetros objetivos (como el número de asalariados a su cargo, el número de mesas en una cafetería, las horas que dedica el autónomo a su actividad, la maquinaria que utiliza o la potencia eléctrica instalada, entre otros) y olvidarse de llevar unas cuentas de ingresos y gastos que en muchos casos serían engorrosas de contabilizar. Para Hacienda también es más fácil porque percibe una cantidad en función de esos criterios objetivos del negocio y no tiene que evaluar cada uno de los justificantes que, en el caso del sistema por estimación directa, si suele hacer.      

La estimación directa supondría hasta 2.000 euros más al año en gestión

Una de las principales quejas de los sectores acogidos a este sistema es el incremento de coste que les supondría empezar a tributar en el sistema de estimación directa. Así lo explicó el presidente de la Federación Española de Transportistas Autónomos (Fetransa), Víctor González, quien aseguró que los profesionales del sector acuden a este sistema de módulos “por su sencillez, porque podemos llevarla nosotros mismos. Pasar a cualquier modalidad de estimación directa, conlleva tener que hacer frente, como mínimo, al coste de una gestoría”.

Según los cálculos de la Federación, los costes de gestión se elevarían entre 1.500 y 2.000 euros al año. La razón es que los transportistas se verían obligados a contratar los servicios de una gestoría para cumplir con sus obligaciones fiscales. Por el contrario, la sencillez del sistema de módulos permite a estos profesionales realizar estos trámites por ellos mismos, sin necesidad de incurrir en gastos adicionales a los propios de la actividad

Más impuestos para los transportistas

Uno de los sectores más afectados por esta posible reforma e interesados en el mantenimiento del sistema de módulos son los transportistas. Alrededor de 128.000 moduleros pertenecen al sector del transporte, es por ello que, en su momento, la decisión de prorrogar este sistema como mínimo durante el próximo año se valoró "muy positivamente" por parte Fetransa. El vicepresidente de la patronal, José Carlos López, explicó que "siempre estaremos a favor de que se mantenga el actual régimen de módulos. Lucharemos por conseguir también la de 2022, e intentaremos pelear para el ejercicio de 2023", explicó.

El principal problema para los profesionales del transporte que tributan por el sistema de módulos es que, de no establecerse esta nueva prórroga de los límites de facturación, se hubieran reducido de los 250.000 euros anuales a 120.000 en el caso de los autónomos que facturan directamente a sus clientes; y de los 150.000 euros anuales a 75.000 euros para quienes lo hacen a otras empresas, los autónomos afectados hubieran tenido que pasar a la tributación por estimación directa, mucho más perjudicial para ellos.

Según los cálculos de la federación de transportistas, un autónomo que ha facturado entre 85.000 y 90.000 euros en un año suele pagar unos 13.000 euros a Hacienda en el sistema de módulos. Sin embargo pasaría a tributar 23.000 euros si estuviera adscrito al sistema de estimación directa.

Esta mayor carga tributaria sería inasumible para moles de pequeños transportistas a los que no les merecería la pena seguir trabajando por lo que tendrían que optar por abandonar la actividad, algo que beneficiaría también a las grandes empresas de logística, han denunciado en diversas ocasiones las organizaciones de autónomos transportistas. 

Su eliminación también perjudicaría a la Administración

La posible eliminación del sistema de módulos no sólo es perjudicial para el colectivo de trabajadores por cuenta propia, sino que también complicaría la labor de la propia Administración. Tal y como explicó el abogado laboralista Alberto Ara, "este sistema facilita llevar la contabilidad del administrado, por lo que su supresión supondría mucho más trabajo para Hacienda".

Por otra parte, Ara destacó que si se eliminan los módulos, la Agencia Tributaria "tendría que aumentar su plantilla de inspectores para comprobar que todos los profesionales que pasen a estimación directa cumplan correctamente con sus cuentas fiscales y evitar el fraude".

Además, Hacienda también sale beneficiada de este sistema en cuanto a evitar los aplazamientos en el pago de impuestos. Suprimir el sistema de tributación por módulos incrementaría hasta 2.000 euros los costes que los autónomos deben asumir en contratar a un gestor que le lleve la contabilidad. Por tanto, no sólo se incrementarían las solicitudes de aplazamiento, sino que éstas se encadenarían de forma consecutiva. 

Últimas novedades en el sistema de módulos

El Gobierno aprobó una serie de cambios fiscales, en el marco de su nuevo Plan de Rescate, para apoyar a los autónomos en general que tributan por módulos aunque en mayor medida a aquellos que pertenezcan a la hostelería y restauración. A la nueva prórroga de los actuales límites de tributación, ahora se une la reducción del 5% actual al 20% en el pago de IRPF.

Además, estos autónomos podrán descontarse en el cálculo fraccionado de IVA e IRPF, los días que tuvieron que cerrar durante el segundo semestre del año 2020 por las restricciones sanitarias aplicadas como consecuencia de la pandemia y tendrán más facilidades para cambiarse a estimación directa. Sin embargo, estas alteraciones en los módulos “afectan a todas las actividades que tributan a través de este sistema” apuntó la portavoz del Gobierno y Ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Para la ministra de Hacienda, las medidas tributarias adoptadas en el Consejo de Ministros ayudarán a que los autónomos y pequeños negocios que tributan por módulos “puedan hacer frente a esa realidad que son sus costes fijos”. En este sentido, el nuevo Real Decreto para el sector de la hostelería, comercio y turismo, “contempla un aumento en la reducción de la tributación por el sistema de módulos por IRPF del 5% actual, al 20% con carácter general”. 

Asimismo, esta reducción se incrementa aún más cuando el autónomo 'modulero' se dedica al sector de la hostelería, del turismo y el comercio. Según anunció la titular de la Administración, en estos casos, la bajada será de hasta el 35%. “Se trata de una reducción muy importante que va a tener una factura fiscal de 117 millones de euros. Tendrá efecto ya en el cuarto pago fraccionado de 2020 y en el primer pago de 2021” detalló Montero. Además, añadió que estas reducciones “tendrán su reflejo en su equivalente del régimen simplificado de IVA”.

Podrían desaparecer miles de negocios si el Gobierno elimina los módulos