viernes. 23.08.2019

LA FORMA DE APROVECHAR EL AUGE DE LAS VENTAS ONLINE

Puntos de pickup o cómo el ecommerce necesita a las tiendas de barrio

Puntos de pickup o cómo el ecommerce necesita a las tiendas de barrio

La agilidad del ecommerce que permite poder comprar casi cualquier cosa desde el teléfono, tablet u ordenador, muchas veces choca con la poca agilidad en la recepción del artículo adquirido. No es raro tener problemas a la hora de la estrega del paquete. Ésto último ha supuesto una oportunidad para ciertos comercios de barrio ya que las empresas de paquetería han tenido que buscar fórmulas para agilizar y mejorar sus envíos. Una de ellas es precisamente los puntos de recogida o pickups. Cada vez se usa más: Seur tiene 1.900 y Amazon unos 5.700 pra esquivar el problema de que los clientes no suelen estar en casa entre las 8,00 y 18,00 horas

Puntos de pickup o cómo el ecommerce necesita a las tiendas de barrio

El paquete no ha podido ser entregado o El paquete no se ha entregado porque el usuario no estaba en el domicilio son algunas de las frases que los usuarios del ecommerce están acostumbrados a leer cuando compran online. Y es que el auge y la agilidad de las tiendas digitales -en España el comercio electrónico alcanzó los 7.300 millones de euros de facturación en el último cuatrimestre del año pasado, según los datos recogidos por el portal de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)-, ha desbordado a las empresas de paquetería. Éstas han tenido que ingeniárselas para buscar nuevas formas que mejoren el proceso de recepción de paquetes. ante el problema de que el cliente no suele estar en casa en horario de reparto.

Una de las formas por las que han apostado las empresas de paquetería españolas y que llevan utilizando y poniendo en prácticas varios años es la utilización de puntos de recogida o pickup (como se les denomina en inglés). Estos puntos de recogida son lugares situados en diferentes zonas de la ciudad, dónde el usuario puede pasar a recoger su paquete, si previamente durante el periodo de compra ha pedido que se lo lleven ahí. De esta forma los usuarios, por un lado, saben exactamente cuándo y dónde van a poder recoger su paquete; por otro lado, la empresa se va asegura de que los clientes reciben un servicio correcto y acorde a la inmediatez de reclaman.

Normalmente, las tiendas de barrio de toda la vida suelen ser las favoritas por las empresas de paquetería para instalar puntos de recogida, ya que se encuentran situadas en zonas estratégicas y a pie de calle, dos aspectos que tienen muy en cuenta a la hora de aceptar la solicitud de ser punto pickup. Asimismo, y mediante esta fórmula, los pequeños negocios tienen en su establecimiento un nuevo modelo de negocio que les da visibilidad y atrae clientes.

Requisitos para ser una tienda pickup

En España existen diferentes distribuidores de paquetería, que van desde los más conocidos como Correos, Seur o Mrv, hasta Amazon. Para optar a ser uno de sus puntos de ventas, normalmente hay que cumplir una serie de requisitos, rellenar un formulario (que se puede hacer online) y esperar a ser aceptados.  

Cada uno tiene sus características, retribuciones y ventajas, pero la mayoría de ellos coinciden en los requisitos que debe tener el establecimiento para poder formar parte de su red de puntos de recogida: un local comercial, que ofrezca un servicio de venta directa al público, con una buena localización y con un espacio para poder disponer de un pequeño almacén para poder guardar los paquetes. Asimismo, y cómo es el caso de Seur -tal y cómo establece su propia web- también se exige que la tienda está situada en un área de influencia de 15.000 habitantes.

La solvencia del negocio es otro de los requisitos que imponen las empresas de reparto para poder formar parte de su red de pickup. En la actualidad, más de 1.900 tiendas son puntos de recogida de Seur y 5.700 de Amazon, entre los que destacan quioscos, papelerías, librerías, estaciones de servicio, etc.

Un seguro más

Es habitual ya sea a la hora de rellenar el formulario, cómo requisito previo o cómo condición que se le pregunte al dueño de negocio para que añada a su póliza de seguros el de mercancías, ya que normalmente estos solo suelen tener contratado el seguro del continente (la estructura del propio local) y el contenido (los vienen de la propia tienda). De esta forma y mediante un seguro de mercancía, si ocurre algo a la tienda y por consecuente a los paquetes, estos están asegurados.

Puntos de pickup o cómo el ecommerce necesita a las tiendas de barrio