El algoritmo detectará e incluso podría llegar a multar por dos tipos de infracción

¿Quién es Max?: el robot de Trabajo que vigilará los negocios y sabrá si se pagan las horas extra

El Ministerio de Trabajo ha avanzado algunos detalles sobre 'Max', el nombre con el que ha bautizado al nuevo algoritmo que detectará las horas extras que se hagan en los negocios e incluso les sancionará si no se pagan.
robot trabajo autónomos
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz
¿Quién es Max?: el robot de Trabajo que vigilará los negocios y sabrá si se pagan las horas extra

El Ministerio de Trabajo ha presentado a 'Max' el algoritmo que estará activo en pocos días y que será capaz de detectar las horas extras que no se abonan o que los negocios exigen por encima del límite permitido por la ley. El nombre de Max viene de 'Más algoritmos para menos horas extra', un nombre con el quizá Trabajo pretenda restar seriedad a este robot, pero con el que podrá imponer sanciones de hasta 225.000 euros -en los casos más flagrantes- a los autónomos y empresarios que cometen infracciones en materia de jornada laboral.

Según avanzó la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de trabajo, Yolanda Díaz, la Inspección está perfilando el algoritmo Max, que estará activo "en breves días" y que permitirá al cuerpo de inspectores contar con toda una lista de autónomos y empresas que para este organismo son sospechosas de exigir horas extra y no declararlas y/o no remunerarlas. 

Concretamente, y según explicaron desde Moncloa recientemente, el nuevo algoritmo servirá para "combatir" estas infracciones en dos frentes: por un lado, detectará y sancionará el exceso de horas extraordinarias y, por otro lado, localizará y multará a los autónomos y negocios que exijan a su plantillas que realicen horas extra pero no las remuneren. 

Según los últimos datos disponibles a los que hizo referencia el Ministerio de Trabajo, ambas realidades forman parte de las infracciones más habituales entre los negocios de nuestro país. De hecho, el tiempo de trabajo no declarado ni pagado a los empleados es uno de los incumplimientos más comunes en nuestro país, uno de los motivos por los que más denuncias recibe el cuerpo de inspectores y también una de las infracciones que más se sancionan cada año.  

Atendiendo a los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) a los que se refirió la vicepresidenta Yolanda Díaz, en España se realizan 27 millones de horas extras al mes y un 44% de ellas no serían compensadas. Según la última memoria disponible de la Inspección de Trabajo en 2020 -a pesar de la poca actividad que hubo por parte del cuerpo de inspectores a causa de la pandemia-, las horas extraordinarias estuvieron entre las actuaciones más frecuentes y con una mayor tasa de sanción por parte de los inspectores con más de 2.100 actuaciones  y cerca de 400 actas levantadas.

Dos infracciones que detectará el algoritmo: hacer más horas extra de las permitidas o no remunerarlas.

Si bien es cierto que todavía falta por precisar exactamente cómo va a funcionar este nuevo sistema de Inteligencia Artificial para la detección de horas extra, cómo se van a formar estas bases de datos y si habrá límites en la capacidad de emitir sanciones automatizadas, desde Trabajo ya han avanzado los dos campos que se "combatirán".

En primer lugar, el algoritmo Max, recabará todos los datos posibles de forma masiva sobre las jornadas laborales en las empresas, el tamaño de los negocios, sus ingresos y, en definitiva, la proporción de trabajadores que están dados de alta respecto a un determinado volumen de trabajo, para detectar posibles descuadres. 

Con esta información recabada, la Inspección de Trabajo obtendría más datos y posibles indicios de infracción que se podrían comprobar mediante requerimiento o incluso visitas in situ para consultar el registro de jornada laboral, ver las horas de conexión y recepción de correos por parte de empleados en teletrabajo, etc. "El problema es que, en este primer caso, el sistema sí puede saber que hay descuadres pero no determinar con exactitud cuántas horas extra han sido realizadas y no remuneradas y declaradas. Supondrá más información para la inspección pero, a partir de ahí, la liquidación de las horas dependerá de la actuación de los inspectores, si se detectan mensajes, registros de jornada o cualquier descuadre que nos indique que hay parte de la jornada de trabajo que no se ha declarado ni pagado", explicó Ana Ercoreca, inspectora de trabajo y presidenta del Sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social (SITSS).

Podría haber sanciones automatizadas por el exceso de horas extra

Donde sí podría haber sanciones automatizadas sería en el segundo campo. Una vez más, el sistema podría detectar cuándo un negocio sobrepasa el límite de horas extra permitidas - de las que algunas actividades abusan para no contratar a un trabajador-. Cabe recordar que un empleado sólo puede hacer 80 horas extra al año y que, sobrepasar este límite, supone también una infracción por más que el tiempo de trabajo esté remunerado. 

A pesar de que queda claro que los resultados de este algoritmo deberían ser supervisados por los inspectores de trabajo, queda en el aire si la idea del Ministerio de Trabajo es que el nuevo sistema también permita emitir sanciones automatizadas en este último supuesto, cuando se detecte que se ha sobrepasado el límite de horas extraordinarias. "Las horas que se tienen que liquidar o la sanción que se debe imponer deben ser exactas y supervisadas por un inspector. Todavía está por ver cómo va a ser este sistema y hasta donde llegará, habrá que dar explicaciones, pero cualquier cuestión automatizada en la que no intervengan los inspectores restará seguridad a los negocios. Si hay proceso sancionador tiene que ser supervisado por un funcionario", apuntó la inspectora de Trabajo y presidenta del SITSS, Ana Ercoreca.

El proyecto de Real Decreto por el que se modifica el Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que lleva más de un año parado, y al que tuvo acceso este digital, pretendía "automatizar" algunas partes del proceso sancionador en la Inspección de Trabajo. En el texto se explica que se aplicarán las nuevas tecnologías en el ámbito de actuación de la Administración para, por un lado, permitir el análisis masivo de datos para "la detección del incumplimiento" y, por otro, para que pueda "iniciarse el procedimiento sancionador mediante la extensión de actas de infracción automatizadas, es decir, sin la intervención directa de un funcionario". 

Si bien todavía no se sabe cuándo y cómo saldrá adelante esta norma, fuentes del Ministerio de Trabajo avanzaron en su momento a este digital que la idea "sería comparable a lo que lleva haciendo años la Dirección General de Tráfico. Hay robots que miden la velocidad y mandan automáticamente la sanción cuando se detecta que un usuario ha excedido el límite permitido, pero son actuaciones puntuales. Sea como sea, las nuevas tecnologías se utilizarán siempre para sumar, no para restar ni sustituir".  

¿Qué sanciones tendrían que pagar los autónomos por las infracciones que detecte el algoritmo?

En el caso de que se acreditara la existencia de horas extraordinarias por encima del límite legal de 80 horas anuales, esta infracción se considerará automáticamente como grave, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 7.5 de la LISOS. La sanción, por lo tanto, sería de entre 750 y 7.500 euros, según apuntó Luis San José, abogado laboralista de AGM Abogados.

Por su lado, el impago por el empresario de las horas extraordinarias está tipificado también como una infracción grave, que conlleva entre 750 y 7.500 euros de sanción. Ahora bien, si la calificación de esta infracción fuera como muy grave a juicio del Inspector de Trabajo, conllevará la imposición de una multa de entre 7.501 euros y 225.000 euros, en los casos más flagrantes.

Normas sobre la remuneración y cotización de las horas extraordinarias 

Las horas extraordinarias están reguladas en el artículo 35 del Estatuto de los trabajadores y la ley detalla cómo deber su cotización y su remuneración. 

Por un lado, respecto a la remuneración de las horas extra:

  • Las horas extraordinarias pueden retribuirse mediante compensación económica o con horas de descanso.  
  • En caso de optar por horas de descanso, éstas deberán ser durante los 4 meses siguientes y, en caso de no haber podido disfrutarlas, el empleado podrá reclamar su pago demostrando que las ha trabajado.  
  • En caso de optar por la remuneración económica,  su valor tiene que ser al menos del 75% superior a las horas ordinarias sobre el salario correspondiente 

Por otro lado, respecto a la cotización de las horas extraordinarias:

  • Se diferencia entre horas extra estructurales (sin ninguna causa extraordinaria) o las de por fuerza mayor (por algún acontecimiento imprevisible que afecte al negocio, como pudieron ser las riadas para los agricultores).
  • Si son horas extra estructurales se les aplica un tipo de cotización del 28,3%, igual que a cualquier hora normal. Y el 23,60% va a cargo de la empresa y el 4,70% a cargo del trabajador 
  • Si son horas extra por fuerza mayor  se les aplica un tipo de cotización reducido de 14% . El 12% va a cargo de la empresa y el 2% a cargo del empleado

¿Quién es Max?: el robot de Trabajo que vigilará los negocios y sabrá si se pagan las horas extra
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad