miércoles. 22.01.2020

UN BUENA MES PARA HACERLO ES EN ENERO

Las razones por las que el autónomo se puede plantear cambiar de gestoría

Las razones por las que el autónomo se puede plantear cambiar de gestoría

De vez en cuando hay que plantearse la relación que tenemos con nuestro gestor y hacerse una serie de preguntas. Los negocios evolucionan y el papel de los asesores es crucial en nuestro negocio y en nuestra vida. Cambiarse de gestor, si es necesario, no es muy complicado

Las razones por las que el autónomo se puede plantear cambiar de gestoría

Pongámonos en situación. Un autónomo tiene un negocio que empezó con gran esfuerzo y, poco a poco, comienza a consolidarse. Confió en dejar la gestión fiscal y contable a una gestoría en concreto. Tanto él como su negocio han evolucionado, pero muchas veces ella no. La elección de una buena gestoría es sumamente importante porque el autónomo suele dejar en sus manos cuestiones de suma vitales para su negocio y para su vida. Algunas de ellas, pueden acarrear incluso problemas graves con Hacienda o con la Seguridad Social. Por eso, tampoco hay que tener miedo a cambiar de asesoría cuando las circunstancias cambian y la gestoría no reúne las garantías o las condiciones necesarias.

Infoautónomos da una serie de motivos para pensar en ello:

Lo primero que hay que hacer es tomarse uno minuto y responder a estas preguntas: “¿Alguna vez has pensado que pagas demasiado por el servicio que estás recibiendo? ¿Se han equivocado a la hora de presentar tus impuestos en algún momento? ¿Han dado el salto a la digitalización que es la tendencia actual en las relaciones con la Administración? ¿Tardan demasiado en responder a tus dudas? ¿Te tienen informado sobre las novedades fiscales, contables, laborales… que pueden afectar a tu actividad? ¿Te ayudan a sacar más rentabilidad a tu negocio?”

Enero es el mejor momento

El día 1 de enero comienza el ejercicio fiscal y contable para todos los autónomos. Un periodo que condiciona la presentación de impuestos y la llevanza de los libros contables, y que abarca hasta el 31 de diciembre. Este es el motivo principal para que ahora, hoy, sea el mejor momento para cambiar de asesoría ya que cerrará una etapa para comenzar otra nueva “desde cero”.

Además, el nuevo asesor va a acompañar al trabajador por cuenta propia durante todo el traspaso de papeleo. Lógicamente deberá recabar cierto material de la antigua asesoría, de los ejercicios anteriores, pero, no se debe ver este proceso como un momento de estrés si no todo lo contrario. Hay que afrontarlo como una oportunidad para que el nuevo asesor revise todo lo que lleva en la “mochila” del negocio.

De hecho, en caso de que la relación con la asesoría precedente no sea la mejor, el nuevo gestor puede comunicarse con ella para evitar “el mal trago” porque, el asesor no debe limitarse a presentar impuestos, sino que debe ser un partner, un compañero en la gestión diaria del negocio en quien confiar.

Qué tiene que ofrecer la nueva asesoría

Sin duda, lo primero, es asesoramiento. Hay que buscar un especialista que tenga conocimiento experto y esté al día de todas las novedades legales que afecten a la actividad de manera que te tenga al corriente de todo, pero, más allá, que ayude a dirimir qué le conviene más.

Que ofrezca confianza y tranquilidad. Hay que saber que lo que haga va a estar bien hecho y no va a incurrir en errores que vayan a salir caros en el futuro con sanciones y recargos. El autónomo se juega mucho dejando la gestión fiscal y contable del negocio, por ello no se debe dejar en manos de cualquiera. Se debe buscar a alguien que quiera comprometerse con hacer crecer su negocio.

Que cobre por lo que necesite, no pagar de más, es decir, buscar la asesoría que se ajuste a la realidad del negocio y la idiosincrasia de su actividad. De nada sirve ser cliente de un gran especialista en gestión laboral si no tiene a nadie contratado ni en sus previsiones de futuro cercano está tener un asalariado.

La asesoría online como tendencia

La asesoría online es el presente de las relaciones con la Administración tiene carácter digital, tanto a la hora de presentar los modelos de los pagos fraccionados como a la de consignar las autoliquidaciones. Hacienda y Seguridad Social presentan plataformas óptimas para hacerlo todo de manera virtual con todas las garantías.

Pero, además, la llevanza de la contabilidad y la facturación en su versión online es más segura, ahorra tiempo y no incurre en errores. Además, con la actual normativa sobre protección de datos cuanta menos información haya accesible en modo papel al alcance de cualquiera mejor que mejor.

Por ello, si se va a dar el salto y cambiar de asesoría, se debe buscar aquella que ponga al alcance del autónomo formación continua: ebooks, seminarios, guías, webinars, vídeos… sobre temas que ayuden a triunfar con el modelo de negocio en diferentes ámbitos: marketing, ventas, redes sociales, contratos, etcétera.

Un buen ejemplo de todo lo anteriormente mencionado es la gestoría Infoautónomos, ya que lleva 10 años informándote de todas las novedades que afectan al autónomo con el mayor rigor y nuestra asesoría online ya cuenta con más de 1.700 clientes convencidos de que sus asesores son un buen partner para su negocio: tiene planes que se adaptan a las necesidades de la actividad desde 29,99 euros (si contrata ahora obtendrás un 15% de descuento en los 3 primeros meses) y formación continuamente actualizada para que estés al día de todo.

Las razones por las que el autónomo se puede plantear cambiar de gestoría