Las ofertas permanentes perjudican también a los pequeños comercios

Rebajas afectadas por la inflación: los comercios no podrán ofrecer grandes descuentos, advierte la CEC

La inflación y los permanentes descuentos que ya se venían haciendo de antes, van a impedir a los comercios ofrecer a sus clientes grandes descuentos este verano, según un informe de la CEC.
Rebajas de verano: los comercios no podrán ofrecer grandes descuentos debido a la inflación
Rebajas de verano: los comercios no podrán ofrecer grandes descuentos debido a la inflación
Rebajas afectadas por la inflación: los comercios no podrán ofrecer grandes descuentos, advierte la CEC

La actual crisis económica está afectando gravemente a los comercios de España. Uno de los puntos más fuertes del sector es la campaña de rebajas de verano. Este año, los autónomos y pequeños comercios no podrán ofrecer grandes descuentos como otros veranos a causa de la inflación y de los descuentos permanentes que ya se veían obligados a hacer en meses anteriores

“Con las rebajas, llevamos tiempo diciendo que se ha modificado el concepto como tal. Existe una oferta permanente y todos los meses se están dando promociones y descuentos. Lo que abogamos es por que se vuelva al modelo que había antes, con descuentos que se centraban en los meses de enero y febrero y los meses de julio y agosto. Ahora, al haber siempre rebajas, nos encontramos con que el consumidor no sabe exactamente cuándo es el mejor momento para comprar”, explicó a este diario el vicepresidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), Carlos Moreno Figueroa. 

Por su parte, la inflación ya se ha trasladado a los altísimos sobrecostes a los que están teniendo que hacer frente las pymes y autónomos, lo que repercute de forma directa en el precio final de los productos. Como consecuencia de ello, los autónomos del sector no podrán ofrecer grandes rebajas a sus potenciales clientes, ya que el margen de beneficios que tienen los comerciantes se ha visto todavía más reducido. 

Los descuentos permanentes afectan desde hace tiempo a la campaña de rebajas

Las tradicionales rebajas de verano empezaron el pasado 1 de julio, aunque muchas firmas comerciales dieron el pistoletazo de salida a la campaña desde hace más de una semana. Como consecuencia de esto, muchos pequeños y medianos comercios se vieron obligados a adelantar sus ofertas para “intentar competir y no perder las ventas de los primeros días, aunque esto suponga acortar los tiempos naturales de ventas en temporada a precios originales”, explicaron desde la Confederación Española de Comercio (CEC).

Desde que en 2012 tuvo lugar la liberalización de los periodos de rebajas, estas han ido perdiendo poder de convocatoria, lo que ha hecho que el consumidor “no tenga nunca claro cuál es la mejor época para comprar productos rebajados”, explicó a este diario el vicepresidente de la confederación. “Las rebajas se mantienen por tradición, pero la desestacionalización de los descuentos, que se encadenan a lo largo de todos los meses del año, bajo promociones o descuentos ocasionales, han disipado su impacto más allá de la primera semana”, señaló el presidente de la CEC, Rafael Torres. 

Además, al estar en una situación de ofertas permanentes, muchos descuentos pueden ser considerados artificiales. “Hay comercios que lo que hacen es poner precios más altos de lo normal, para después tener la capacidad de ofrecer ofertas más atractivas. Antes se hacían descuentos del 10% porque los precios estaban aquilatados y resultaba atractivo, ahora un descuento del 40% te parece poco y solo interesan los descuentos más altos”, añadió Carlos Moreno.

Rebajas de verano_ los comercios no podrán ofrecer grandes descuentos debido a la inflación-2

La inflación, factor clave para que los autónomos no puedan ofrecer descuentos más altos

Uno de los factores que más va a impactar en la campaña de rebajas de verano de este año es la inflación, motivo por el que los autónomos del sector no podrán ofrecen grandes descuentos. “La elevada inflación ya se ha trasladado inevitablemente al precio final de los productos, así como a los altísimos sobrecostes a los que están haciendo frente en los últimos meses las pymes y autónomos”, y que están reduciendo los ya de por sí escasos márgenes de beneficios que tienen los comerciantes. 

A su vez, la inflación está perjudicando a los hogares españoles y, por tanto, se está viendo afectada la capacidad de compra de las familias. Esto repercutirá de forma directa en el sector, ya que el consumo descenderá y, por tanto, no se producirá un incremento significativo de las ventas. “La inflación afecta a todos, pero el comercio de proximidad tiene más dificultades porque tiene menos capacidad de financiación o de actuación que lo que es la gran distribución”, destacó Moreno. 

Los comercios dedicados al equipamiento personal (textil, calzado, complementos…) han registrado una mejora de sus ventas en los últimos meses. Esto es muy bueno para el sector, pero afectará también a la campaña de rebajas de verano, ya que “cuentan con menos stock disponible al que dar salida con precios agresivos”, explicaron desde la Confederación Española de Comercio.

El sector se muestra moderadamente optimista aunque le preocupa el otoño

Si bien es cierto que el futuro próximo no resulta especialmente alentador, la patronal del comercio se muestra “moderadamente optimista” de cara a la temporada de verano, ya que el sector turístico está aumentando y las previsiones de ocupación de las zonas más costeras son positivas. De hecho, el turismo ya está suponiendo un impacto importante para el comercio de zonas como Baleares o Canarias, donde ya se está notando una reactivación de las ventas. 

Aunque desde la CEC esperan que la campaña sea positiva en las zonas más turísticas, lo que preocupa al sector es la situación que podría darse una vez hayan terminado los meses de verano. “Somos positivos, pero nos preocupa mucho lo que pueda suceder a la vuelta de las vacaciones. Creemos que la situación económica, la tensión que está habiendo con motivo de la inflación y el hecho de que podamos entrar en recesión, podrá afectar a los comercios en los últimos meses del año”, concluyó Carlos Moreno.

Rebajas afectadas por la inflación: los comercios no podrán ofrecer grandes descuentos, advierte la CEC
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad