viernes. 22.11.2019

CLAVES PARA INTENTAR REDUCIR SU IMPACTO

Los robos y las medidas de seguridad para evitarlos le cuesta al comercio minorista 3.600 millones al año

Los robos y las medidas de seguridad para evitarlos le cuesta al comercio minorista 3.600 millones al año

Los robos y las medidas de seguridad necesarias para evitarlos le cuestan al comercio minorista 3.600 millones de euros anuales. Ciudades como Barcelona, Madrid o Sevilla concentran la mayor parte de los hurtos y algunos productos como el vino, la carne o los cosméticos concentran el mayor número de hurtos.

Los robos y las medidas de seguridad para evitarlos le cuesta al comercio minorista 3.600 millones al año

Los robos y las medidas de seguridad le cuestan al comercio minorista español más de 3.600 millones de euros al año. Así se desprende del último estudio realizado por Crime&tech con el apoyo de Checkpoint Systems. Del total de lo que pierden los comerciantes, 2.542 millones de euros corresponden a hurtos comerciales y merma (perdida desconocida) y 1.103 millones de euros a inversiones en seguridad

Según el estudio, centrado en once países europeos, el coste de la delincuencia, la merma, junto con la inversión en medidas de seguridad le cuestan cerca de 50.000 millones de euros al conjunto de los países analizados.  España está a la cabeza de esta lista. Las perdidas totales por robos y seguridad le cuestan a los comerciantes españoles la friolera de un 2% del total de su facturación. A nuestro país le siguen otros como Bélgica y los Países Bajos, con un 1,9%, y Francia, con un 1,7%.  

Según se desprende del estudio, en nuestro país, los artículos más hurtados en el comercio minorista son los vinos y licores, el queso, la carne, los cosméticos y los perfumes. Aunque a priori, parezcan robos menores, sus consecuencias a largo plazo son muy grandes para la mayoría de comerciantes. Más, aún si se trata de pequeños negocios. Para ellos, estos robos se traducen en grandes pérdidas. 

Hurtos y robos al pequeño comercio 

Para los comercios a pie de calle, los hurtos y robos pueden convertirse en un gran problema. Con menos recursos y márgenes de beneficio para hacer frente a la delincuencia, una pérdida de más de 1300 euros por negocio puede suponer un serio problema para la rentabilidad de algunas tiendas.  

Como ya se explicó en este diario, la mayoría de los delitos se producen en las pequeñas tiendas de las grandes ciudades. Sólo Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia y Vizcaya aglutinan el 40% de los comercios que existen en España y dónde se producen la mitad de los delitos en términos absolutos 

Un reciente informe de la Asociación de Empresas de Gran Consumo publicado por la Confederación Española de la PYME (CEPYME) apuntó en el mismo sentido que los hurtos y robos menores en el pequeño comercio se producen habitualmente a simple vista, en zonas abiertas al público. Esto significa que el autónomo puede tomar algunas medidas para reducir las pérdidas en su negocio sin necesidad de hacer grandes inversiones en seguridad. CEPYME propuso siete medidas fácilmente aplicables para cualquier comercio minorista, independientemente de su tamaño. 

Medidas para evitar hurtos y pequeños robos 

Por supuesto que los sistemas de alarma son necesarios para todos los negocios. Sin embargo, no son la única medida de seguridad accesible al autónomo. Como se indicó desde el informe de la AEGC, la mayoría de hurtos se producen a plena luz del día, con el comercio abierto y el dueño -o trabajador- en la tienda.  Aquí van siete pistas y consejos tan fáciles como efectivos para disuadir a los ‘amigos de los ajeno’.  

  • Entrada sonora

 Una buena idea para evitar sustos sería instalar una entrada sonora, que emitirá un sonido cuando alguien cruce el umbral de tu negocio y te asegurará que ningún cliente se quede solo en tu comercio.

  • Espejos

Los espejos también pueden ser una buena idea para evitar las zonas sin visibilidad en tu negocio. Utilizando espejas disminuirás esos rincones y zonas escondidas que pueden dar lugar a hurtos.

  • Atento a las señales sospechosas

 Por supuesto que las apariencias engañan pero, en estos casos, vale más aumentar la precaución y estar atento a señales sospechosas, movimientos injustificados y actitudes fuera de lugar que pueden darte pistas de posibles hurtos. En circunstancias de este tipo, vale más prevenir que curar. 

  • Ten cerca los artículos de más valor

Ordenar tu tienda te permitirá poner los artículos de más valor donde más te interesa: lo más cerca tuyo posible, donde puedas verlos fácilmente. Una buena zona podría ser el mostrador.

  •  Consigue que tu negocio esté seguro cuando está cerrado

Es importante que un negocio esté bien protegido cuando está abierto al público pero también cuando está cerrado. Aquí intervienen muchos factores que podrían reducirse a dos preguntas. ¿Cuanta seguridad necesita el comercio? -una joyería no requiere la misma protección que una panadería-. ¿Cuanto estás dispuestos a invertir

Desde CEPYME explicaron que, en función de las necesidades del autónomo, de su presupuesto y el grado de seguridad que necesite deberá escoger una u otra medida. "Hay una amplia gama de opciones; rejas de seguridad, cristales blindados de seguridad, láminas de seguridad para ventanas, ventanas de PVC, persianas de seguridad, etc.".

  • Contrata un buen seguro

Nada más abrir un negocio, es recomendable contratar un buen seguro que esté adaptado a las necesidades de tu actividad. Desde CEPYME explicaron que "es aconsejable invertir un poco más y elegir uno específico y no contratar el mínimo que te obliga la ley. Invertirás más pero tu negocio estará más seguro y tú mucho más tranquilo."

  • M​antén la caja segura

Además de no perder de vista la caja, sería recomendable utilizar una con un buen grado de seguridad. Las hay de todo tipo y para todas las necesidades. Sin embargo, la llamada caja de cobro, que permite depositar el dinero de manera segura y rápida a través de una ranura, puede ser suficiente para casi todos los pequeños comercios. Implica una pequeña inversión que posiblemente le merezca la pena a cualquier autónomo.

Los robos y las medidas de seguridad para evitarlos le cuesta al comercio minorista 3.600 millones al año