martes. 18.05.2021

ALUDEN AL COMPORTAMIENTO “EJEMPLAR” DE LOS AUTÓNOMOS

Los sectores destacan el escaso número de multas que se han impuesto a los negocios por infracciones en la pandemia

sectores-autonomos-pandemia

Los negocios pueden ser multados por importe de entre 3.000 y 600.000 euros por no cumplir con las medidas sanitarias. Pero durante la pandemia ha persistido una baja incidencia de sanciones por el comportamiento "ejemplar" de los autónomos. 

Los sectores destacan el escaso número de multas que se han impuesto a los negocios por infracciones en la pandemia

Los autónomos parecen estar cumpliendo rigurosamente con la norma sanitaria impuesta en el último año. Los diferentes sectores y expertos consultados destacaron la baja incidencia de sanciones que ha habido entre los pequeños negocios durante las restricciones por Covid-19. Además, explicaron que, cuando se producen, es por desconocimiento o por un caso excepcional.

Las sanciones que se pueden imponer en estos momentos a los establecimientos provienen del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. En su artículo 31, y con remisión a lo dispuesto en el título VI de la Ley 33/2011 de 4 de octubre de la Ley General del Salud Pública, el Gobierno establece tres tipos de sanciones en función del riesgo que suponga para la salud pública la omisión de las medidas sanitarias: infracciones leves de hasta 3.000 euros, infracciones graves de entre 3.001 euros a 60.000 euros, y muy graves de 60.001 euros a 600.000 euros. A éstas, también se les suman las que tiene establecidas cada Comunidad Autónoma.

Se trata de un régimen sancionador para los negocios en materia de protección frente al Covid-19 que, según la abogada especializada en penal de Legálitas, Carlota Zapata, esta siendo apenas utilizado. “Hasta ahora lo que nos está llegando al despacho son principalmente multas a nivel personal” aseguró la experta jurista. Que reconoció que las llamadas que les llegan de autónomos son más a modo de consulta de la normativa: “lo que nos llega de los negocios, como peluquerías, hostelerías, comercio y demás, son consultas para confirmar que pueden abrir y cómo. Pero no por temas de sanción”.

Las multas se ponen en fiestas ilegales y apenas en bares

Para la abogada esta baja incidencia es consecuencia de que “los autónomos lo están haciendo bien. Es la conclusión a la que llego al casi no recibir llamadas por parte de negocios”. Sin embargo, sí que apuntó que las únicas causas por las que tenía conocimiento que se estaban poniendo este tipo de sanciones es por la organización de fiestas ilegales.

Es un aspecto que también apuntó el abogado y experto en Responsabilidad Civil y Penal del bufete AGM, Alberto González. Que explicó que “lo que se está produciendo, especialmente en las grandes ciudades, es una intervención muy fuerte para el control de las fiestas ilegales”. En cuanto al mismo ejercicio en los negocios, comentó que era “intermitente. Con los puentes como Semana Santa, Navidad y demás festivos sí que puede notarse un incremento de los casos de multas por sobrepasar aforos o por no llevar mascarillas”. No obstante, González no supo cuantificar la habitualidad de este tipo de sanciones.

Según subrayó la experta jurista de Legálitas, Carlota Zapata, la baja incidencia de las sanciones se debe a que los autónomos “son los primeros interesados en cumplir con la normativa y poder estar abiertos. Además, saben que están bajo continua supervisión, porque a los negocios es más fácil controlarlos que a toda la población”.

Comportamiento “ejemplar” de los autónomos

Aunque falta por conocer las cifras oficiales de sanciones en negocios en materia Covid-19, lo cierto es que la baja incidencia de multas que transmitieron los abogados consultados, coincide con la sensación que tienen también los diferentes sectores. Todos aluden al comportamiento “ejemplar” que han tenido los autónomos e, incluso, señalaron que muchas de las multas que les fueron impuestas en un primer momento por desconocimiento, fueron anuladas tras el proceso de reclamación

  • En la hostelería se cumple la norma y los camareros son la “nueva policía”

El secretario general de la Confederación Empresarial de Hostelería España (CEHE), Emilio Gallego, explicó que “no tenemos un reporte de que haya un grave problema con las sanciones en la actividad. La situación general que hay dentro del sector es la de cumplimiento de las normas restrictivas que se han impuesto”.

Todo ello a pesar de que la hostelería y la restauración no están de acuerdo con las medidas impuestas. “Los hosteleros, generalmente, están siendo cumplidores de las normas impuestas. No obstante, ello no quita que no compartan, ni estén de acuerdo con las medidas tan restrictivas que se están imponiendo a la actividad. Pero en todo caso son responsables y cumplidores de la ley”.

No obstante sí que reconoció que, independientemente de algunos casos asilados, algunos establecimiento son multados por “el hecho de ser negocios abiertos al público, donde los clientes pasan mucho tiempo y se puede producir incumplimientos por parte de ellos. Son establecimientos que se ven perjudicados, que no tenía un ánimo de incumplir con las normas, pero que tiene clientes que en un momento las incumplen” dijo Gallego. Que habló de lo duro que es para sus empleados “asignarles la condición de nuevos policías para que controlen a sus clientes”

Por último, el secretario general de CEHE apuntó que dónde se están produciendo incumplimientos es fuera de sus locales: “en la vía pública, en los botellones o en la celebración de fiestas ilegales en alojamientos alquilados de AirBnb”.

  • El comercio cumple las normas, aunque le cuesta estar al día

El pequeño comercio soporta un problema añadido con las restricciones y es que muchas veces no es capaz de estar al día de toda la normativa vigente. Según el portavoz y tesorero de la Confederación Española de Comercio (CEC), “al comercio minorista le ha sido enormemente complicado estar al día de las restricciones en cada Comunidad Autónoma. Nosotros, por ejemplo, todas las semanas mandamos un comunicado con toda la actualización normativa de aperturas, horario y restricciones”.

Y es precisamente este no saber lo que ha dado lugar a situaciones particulares e, incluso, multas. “Hemos tenido casos, sobre todo al principio, que venía la Policía Municipal y cerraba un local, sin que el autónomo supiera muy bien las razones” dijo Moreno. Que contó específicamente el caso de una tienda de electrodomésticos de Albacete, a la que obligaron a cerrar en varias ocasiones, a pesar de cumplir todas las condiciones de apertura. “La Policía Municipal se presentaba continuamente para obligarle a cerrar. Tuvimos que intervenir para hablar con el Ayuntamiento e, incluso, acudió un inspector de la Administración local…. Al final se aclararon las cosas” señaló. Que contó que aunque había situaciones como la mencionada, “no son muy comunes”.

  • El transporte pudo circular sin problema desde el principio

En el sector del transporte tampoco se han puesto muchas multas en materia sanitaria. El presidente de la Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías (Fetransa), Víctor González, contó que facilitaron a sus asociados un servicio especial para coger el camión y no tener problemas. “Salvo un caso excepcional no hemos tenido grandes problemas en este sentido” aseguró. 

Los sectores destacan el escaso número de multas que se han impuesto a los negocios por infracciones en la pandemia