Jueves. 20.06.2019

ASPECTOS FUNDAMENTALES

Los síntomas que indican que tu negocio está ya consolidado

Los síntomas que indican que tu negocio está ya consolidado

Que un negocio se consolide es el objetivo de cualquier emprendedor. Alcanzar ese punto en el que el proyecto es viable. Se trata de una fase crucial para el negocio, ya que una vez alcanza y superada, el autónomo puede empezar a realizar planes de crecimiento, innovaciones y diversificaciones. El vocal 1 del Colegio de Gestores Administrativos, Jose Antonio Martín Herrera, identifica cuáles son los síntomas que indican que tu negocio está consolidado

Los síntomas que indican que tu negocio está ya consolidado

Alcanzar la consolidación es el propósito que tienen la mayoría de los autónomos con su negocio. Alcanzar un punto dónde puedan no relajarse, pero sí comenzar a ester un poco más tranquilos, ya que el duro trabajo ha tenido su recompensa. Además, se trata de un momento importante en la vida de un negocio debido a que permitirá al dueño invertir más, ampliar, diversificarse, contratar, innovar, apostar por nuevas fórmulas,…y mejorar, de una forma u otra, su modelo de negocio para hacerlo más atractivo de los clientes.

Son muchos los trabajadores por cuenta propia los que no saben identificar cuándo ha llegado ese momento, por ello el vocal 1 del Colegio de Gestores Administrativos, Jose Antonio Martín Herrera, señala tres claves que indican si un negocio está consolidado.

  • Un equilibrio en el negocio

Un negocio empieza a consolidarse cuando tiene un equilibrio en el balance de la empresa, decir, la compañía es capaz de generar los ingresos suficientes para hacer frente a los pagos de sus proveedores, a los gastos del negocio y a las inversiones  Para Martín Herrera alcanzar este punto es uno de los “aspectos más difíciles” ya que generalmente cuando pone en marcha un proyecto de emprendimiento se pide un dinero que hay que devolver con todos sus intereses.

Por ello este gestor administrativo insiste en que “el equilibro se alcanza cuando con los ingresos que se obtienen, un negocio es capaz de hacer frente a todos los pagos”. Es el inicio de una estabilidad, ya que el flujo de caja es capaz retroalimentarse para la compañía. “Con lo que factura el trabajador por cuenta propia puede pagar a sus proveedores, a sus acreedores, devolver el préstamo a las entidades bancarias y se permite con un excedente invertir en tecnología, pensar en crecer e incluso, atraer a nuevos inversores, porque éstos se van a encontrar con un buen patrimonio del negocio”. 

  • Las tendencias al alza de tres aspectos

El segundo síntoma que permite identificar si una empresa se está consolidando o ya lo está es cuando se observa una tendencia al alza de estos tres elementos: facturación, número de clientes (ambas tienen que aumentar, porque hay veces en las que sube el número de clientes pero no sube la facturación) y el número de trabajadores. “Si nos encontramos con una empresa que año tras año va teniendo estos tres criterios al alza es una síntoma evidente de que se está consolidando” apuntó Martín Herrero.

  • Los bancos te llaman a ti

Un negocio está consolidado cuando su dueño empieza a recibir llamadas de las entidades bancarias ofreciendo servicios financieros. Se trata de una situación, detalla el vocal 1 del Colegio de Gestores, que sorprende a muchos trabajadores autónomos “pues no son ellos los que llaman al banco, sino que es el banco quien acude a ellos”. Según Martín Herrera, los bancos se lanzan a realizar este tipo de ofertas porque tienen estudios sobre sus clientes y agencias que le indican cuando una persona/negocio es rentable, lo que es un síntoma  de consolidación.

¿Cuánto tarda una empresa en consolidarse?

El tiempo en el que un negocio consigue consolidarse varía según el tipo de negocio y sector, no obstante, Martín Herrero apunta que el periodo medio se sitúa en torno a los tres años.

El primer año, según detalla el gestor administrativo, es una carrera de obstáculos. “Lo importante en estos primeros 365 día es sobrevivir para ello es importantísimo tener un buen plan de negocio y hacer una previsión correcta de los ingresos y gastos, incluidos los sorpresa”.

 Una vez salvado el primer año hay que “atacar el segundo. Para ello será fundamental escuchar el feedback que tiene la gente sobre el producto o el servicio, e implementar lo que piden” apuntó Martín Herrera. Por ejemplo: si tenemos un ecommerce y la gente se queja de lo soso que es el paquete o las malas condiciones del envío, éstos son puntos a mejorar durante el primer año. O si se tiene un restaurante y los consumidores prefieren una mejor presentación de las comidas, pues se tendrá que buscar otro diseño de los platos, etc.

“Si una empresa llega al tercer año -dice el vocal 1 del Colegio de Gestores- es porque tiene una estructura sólida, está consolidada y tiene muchas posibilidades de mantenerse en el mercado por más tiempo”.

En este momento cuatro de cada 10 negocios regentados por autónomos no logra pasar la barrera de los tres años de vida. De los que ya están consolidados, dos de cada tres tiene una antigüedad de más de tres años y un 50% llevan más de 5 años al frente de su negocio.  

Los síntomas que indican que tu negocio está ya consolidado