jueves. 22.04.2021

UN INDICADOR DE LA DIFÍCIL SITUACIÓN EN CADA TERRITORIO

Estas son las CCAA en las que más autónomos están cobrando el nuevo cese de actividad

seguridad-social-escriva-cese
En febrero hubo 200.000 autónomos más acogidos al cese de actividad que en enero. El incremento es un indicador de la difícil situación que atraviesa el colectivo, especialmente en algunas comunidades autónomas.
Estas son las CCAA en las que más autónomos están cobrando el nuevo cese de actividad

La Seguridad Social abonó la pasada semana un total de 398,86 millones de euros en prestaciones por cese de actividad a miles de autónomos que, o bien tienen sus negocios cerrados, o bien esperan unas caídas de su facturación superiores al 50% respecto al último semestre de 2019. A mes de febrero, ya hay 200.000 autónomos más acogidos a la prestación que el mes pasado, un aumento casi sin precedentes desde que empezó la crisis sanitaria. 

Son 200.000 trabajadores por cuenta propia, y sus familias, que ese mes se vieron obligados a depender de una prestación que supone alrededor de 661 euros -en el caso de que coticen por la mínima-. Muchos de ellos habían aguantado hasta ahora sin acogerse a la prestación porque todavía preveían una posible recuperación de su negocio. Sin embargo, el incremento exponencial de beneficiarios en tan poco tiempo muestra cómo la situación económica ya es insostenible para la mayoría de ellos.

De hecho, este incremento de beneficiarios no deja de ser un indicador de la difícil situación que atraviesa el colectivo y refleja que, lejos de mejorar, la situación para los autónomos es cada vez más insostenible y necesitan de ayudas que difícilmente alcanzan para sobrevivir. Si bien la nómina de la Seguridad Social refleja que hay 511.000 autónomos beneficiarios, según los datos publicados también por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones son 360.000 los que habían recibido una solicitud favorable en el mes de febrero. 

Según fuentes expertas, esta diferencia se debe al decalaje entre el momento en el que las mutuas hacen el agregado de solicitudes favorables, normalmente a mediados de mes, y en el que la Seguridad Social da cuenta del total de beneficiarios que, ya sea este mes o al que viene, percibirán el cese de actividad. Sea como sea, estos datos sirven para dar una idea del número de beneficiarios que, en términos porcentuales, están cobrando el cese de actividad en cada comunidad autónoma y podría ser un indicador de la situación en la que se encuentra el colectivo en cada territorio.

Las CCAA donde más autónomos necesitan el cese de actividad

Evidentemente, según la tabla publicada por la Seguridad Social, son las comunidades autónomas con mayor número de trabajadores por cuenta propia, normalmente, las que más solicitudes resueltas favorablemente acumulan. Así, en términos brutos, serían Andalucía, con 77.832 autónomos percibiendo el cese de actividad; Cataluña, con 58.899 solicitudes de prestación reconocidas;  la Comunidad de Madrid, con 44.084; y la Comunidad Valenciana, con 38.768 trabajadores por cuenta propia cobrando el cese, las comunidades que mayor número de beneficiarios acumulan. 

Por el contrario, y siempre en términos brutos, serían Ceuta, con 661 solicitudes favorables y Melilla con 922 los territorios con menos autónomos cobrando el cese de actividad. 

Ceuta y Melilla, las zonas con mayor porcentaje de sus autónomos percibiendo el cese

Ahora bien, calculando el número de beneficiarios, en términos relativos, en relación al número total de autónomos en cada comunidad, el ranking de territorios más afectados por la pandemia y con más autónomos percibiendo el cese, cambiaría sustancialmente. 

De este modo, según diferentes expertos consultados, pasarán a ser las zonas de costa y las islas, donde la mayoría de autónomos viven del turismo y, por tanto, están completamente paralizados, las que mayor número de beneficiarios acumularían. También, en este punto, podrían influir las restricciones impuestas por las diferentes autoridades regionales, que empujarían a los autónomos de la zona a solicitar el cese de actividad extraordinario.

Efectivamente, en términos porcentuales, pasarían a ser precisamente Ceuta y Melilla- los territorios con un número de solicitudes más bajo- las que, paradójicamente, concentran un porcentaje más alto de sus autónomos cobrando el cese de actividad. Así pues, Ceuta acumularía  un 19,6% de beneficiarios (661 solicitudes reconocidas sobre un total de 3.362 afiliados en la ciudad autónoma) y Melilla pasaría a tener un 19,7% de perceptores de la prestación (922 solicitudes resueltas sobre un total de 4.658 autónomos).

Por supuesto, las islas, tanto Baleares como Canarias, concentran un gran porcentaje de autónomos percibiendo el cese de actividad. Cosa que no es de extrañar, habida cuenta que la mayor parte de los trabajadores por cuenta propia de la zona viven directa o indirectamente del turismo. En este caso, Baleares acumularía un 13,1% de autónomos percibiendo el cese de actividad (11.848 solicitudes sobre 89.976 autónomos) y Canarias un 15,7% de sus trabajadores por cuenta propia cobrando la prestación (20.301 solicitudes sobre 128.933 afiliados al RETA).

Así mismo, sigue destacando, tanto en términos brutos como relativos Andalucía, que concentra un 14,21% de sus autónomos percibiendo el cese de actividad. De los 547.823 autónomos afiliados en el territorio, había 77.832 solicitudes resueltas favorablemente.

En el lado opuesto, en términos porcentuales, serían los territorios del norte de España los que concentran un menor número de beneficiarios sobre el total de sus afiliados. Así, Navarra sería la región con un porcentaje más bajo de autónomos con 4,5% , seguido de País Vasco, con un 5,4% y La Rioja, con un 7,4%.

Además, por provincias también hay grandes diferencias. Mientras que, por ejemplo, en Málaga habría un 17,79% de autónomos beneficiarios,  en Gipuzkoa a penas un 4% de los autónomos están percibiendo el cese de actividad.

Se dispara el número de beneficiarios en POECATA y cese extraordinario

En la nómina de febrero, se incluyeron las prestaciones recogidas en el Real Decreto-ley 2/2021, por el que se prorrogaron, con leves modificaciones, las ayudas al colectivo tras el acuerdo con las asociaciones de autónomos. Estas ayudas son: la prestación para aquellos autónomos que se han visto obligados a suspender su actividad de forma temporal por resolución administrativa relacionada con el control de la pandemia, la prestación compatible con la actividad, la prestación extraordinaria por bajos ingresos (para aquellos que no cumplen los requisitos de periodo de carencia de la anterior), y las ayudas para autónomos de temporada.  

La mayoría de los nuevos beneficiarios accedieron a la POECATA

Sin embargo, la mayor parte del incremento se habría producido en la prestación compatible con la actividad, la denominada POECATA, que pasó de tener 239.687 beneficiarios en enero a tener 361.000 en febrero. Es decir, una diferencia de alrededor de 120.000 trabajadores por cuenta propia que solicitaron esta prestación, con la que se abona un 70% de la base de cotización al autónomo, y se le devuelve la mayoría de la cuota abonada a la Tesorería.

Así mismo, para cubrir a aquellos trabajadores que no cumplen los requisitos para acceder a esa prestación compatible con la actividad, por ejemplo, por tener una tarifa plana o no haber cotizado durante los últimos doce meses, se diseñó una ayuda que ha beneficiado en esta nómina a 56.976 trabajadores.

Se triplica el número de autónomos acogidos a prestación extraordinaria

Por su lado, la prestación extraordinaria para los trabajadores autónomos afectados por una suspensión temporal de toda la actividad a causa de resolución de la autoridad competente benefició en esta nómina a  81.139 personas. Esto es una diferencia de más de 50.000 autónomos respecto al mes anterior. O, dicho de otro modo, se triplicó el número de beneficiarios entre enero y febrero.

Esto, en parte, se podría deber al aumento del número de comunidades autónomas en las que se ha decidido cerrar por completo algunas actividades como la hostelería o el comercio. Por ello, los trabajadores por cuenta propia de esos sectores se han visto obligados a acceder a una prestación extraordinaria por la que perciben menos de 500 euros.

Concretamente, con el cese de actividad por cierre decretado, el autónomo cobra el 50% de la base mínima (alrededor de 472 euros), como en la anterior prestación extraordinaria. Ésta se incrementará en un 20% (hasta 661 euros) en el caso de que el autónomo tenga reconocida la condición de familia numerosa y los únicos ingresos de la unidad familiar provengan de esa actividad suspendida.

Sin embargo, en el caso de que en el domicilio del autónomo haya dos o más miembros con vínculo familiar que tengan derecho a esta prestación extraordinaria, la cuantía se reducirá a un 40%. 

Estas son las CCAA en las que más autónomos están cobrando el nuevo cese de actividad