jueves. 22.08.2019

CONSEJOS

Tengo un comercio y quiero digitalizarlo, ¿por dónde empiezo?

Tengo un comercio y quiero digitalizarlo, ¿por dónde empiezo?

La digitalización del pequeño comercio es vital e incluso “obligatoria” como señala el Secretario General de la Confederación Española de Comercio, José Guerrero. Los pequeños negocios deben empezar a asumir la transformación digital como un deber si no se quiere perder competitividad. No obstante, es normal preguntarse: “¿por dónde empiezo? Guerrero señala las claves.

Tengo un comercio y quiero digitalizarlo, ¿por dónde empiezo?

Cada vez es más importante integrar la digitalización en los pequeños comercios, negar esta realidad es eliminar cualquier posibilidad de posicionarse frente a los competidores. Algunos comerciantes están empezando a sensibilizarse pero siempre aparece la misma duda: “¿Por dónde empiezo?”.

La transformación digital es un concepto muy amplio y difícil de abordar, más para los pequeños negocios que no cuentan con la capacidad financiera de las grandes compañías. José Guerrero, Secretario General de la Confederación Española de Comercio (CEC), explica que “el comercio es un sector muy atomizado, con escasa formación. Por este motivo, el tema de la digitalización les ha cogido a traspié”.

“Nuestros comerciantes han escuchado hablar de la transformación digital, empiezan a entender que es importante. Pero lo que no saben es que incluso tienen la obligación de apostar por ella”, señala Guerrero. “La brecha digital existente dentro del sector es mucho más notable que en otros sectores. Y todavía es más preocupante entre grandes y pequeños comercios”.

El Secretario General de la CEC apunta que es una situación que llevan denunciando desde hace más de año y medio, y que es importante apresurarse ya que esta brecha cada vez se hace más amplia. “El sector siempre ha tenido la capacidad de adaptarse a cambios muy grandes pero esta transformación es diferente a cualquier cambio que hayan vivido. En muchos casos el comerciante está confiado, y la realidad es que la digitalización se va a imponer de una manera brutal. Nuestra gente no está siendo consciente”, señala.

¿Por dónde empiezo la digitalización de mi comercio?

Cómo bien apunta José Guerrero, la transformación digital hay que observarla desde una “doble óptica”. En una primera instancia es necesario abordar el aspecto del ecommerce,  se trata de un mundo en continuo crecimiento y los pequeños comercios no pueden quedarse fuera. “Nuestro comercio físico es muy importante. Tenemos que seguir potenciándolo y apoyarnos en la digitalización para conseguirlo”, afirma el Secretario General.

Un primer paso, cada vez más necesario, es introducir el comercio en internet. Ya se ha convertido en un mantra la famosa frase que tantos emprendedores y consumados empresarios repiten: “Si no estás en internet, básicamente no existes”.

¿Cómo introducir mi comercio en internet?

Un buen comienzo es crear una página web. Existen plataformas como WordPress, que son completamente gratuitas y que sólo cobran por la creación de un dominio propio (la dirección web). Pero este portal tiene que ser interesante, una página optimizada y funcional que responda rápidamente a las preguntas del cliente, ya que éste no suele durar más de dos minutos en ella, según los expertos.

Una página de inicio donde cuente detalladamente de qué trata el negocio, qué vende y dónde está. Otra página en la que el cliente pueda encontrar el catálogo de productos y los precios, y otra con la información necesaria para contactar con el comercio. El portal de la empresa debe contar como mínimo con estas tres secciones.

El siguiente paso es aparecer en las redes sociales. Estas plataformas están presentes en el día a día de todas las personas, dedican infinidad de horas en redes como Instagram, Facebook o Twitter. Por este motivo, es necesario crear una cuenta propia del comercio en cada una de ellas, y ser activo e interesante.

Sin embargo, esta primera fase, que es la introducción del negocio en internet, no va a cambiar demasiado la dinámica del negocio pero es vital hacerlo. Porque puede que, al principio, no sume mucho pero, desde luego, no estar en las redes sociales sí que va a restar sustancialmente.

Digitalizar los procesos

Una vez que el comercio está presente en internet y en las redes sociales, es el momento de hacer más funcionales los procesos. Los autónomos gastan demasiado tiempo en realizar acciones de contabilidad, inventario, servicio postventa o marketing por hacerlo manualmente. Los comerciantes deben entender que estos procesos pueden llevarse a cabo extremadamente más rápidos gracias a la transformación digital.

Como bien apunta el Secretario General de la CEC, “este tipo de tecnología, en un principio, era demasiado cara pero poco a poco está democratizándose y abaratándose”. Guerrero pone el ejemplo de los sistemas de radiofrecuencias, que permiten controlar existencias y gestionar inventarios, ya que dan la posibilidad de conocer en tiempo real el movimiento de stock y el remanente en almacén y tienda.

Suponen una pequeña inversión, sin embargo, “se puede reducir el trabajo de cuatro días a cuatro minutos. Esto reduce un tiempo importantísimo que los comerciantes pueden dedicar a la labor comercial”, señala Guerrero.

Llevar a mano las órdenes, los pedidos o las previsiones, convierte los procesos en ineficientes. Se pueden perder datos importantes, cometer errores y, por supuesto, dedicar más tiempo del debido. Por lo que otra herramienta importante son las soluciones de contabilidad, que son sistemas informáticos que anotan automáticamente toda la información contable que el autónomo suele apuntar en un papel o en una plantilla de Excel.

Otra herramienta que facilita la vida del comerciante es el sistema de almacenaje de la información en la nube (Cloud Computing). Permite almacenar toda la información del negocio en internet, evitando así la pérdida de datos vitales o información de clientes –que puede incurrir en serios problemas para la empresa-.

Realmente estos procesos no son demasiado caros. Requiere de una inversión inicial que quizás eche para atrás a algunos, pero hay que tener en cuenta la urgente necesidad de llevar a cabo la transformación digital en los pequeños comercios. Además, aunque esta primera inversión pueda ser importante al principio, los costes que ahorra y los beneficios que aporta son un factor clave para plantearse seriamente la digitalización.

Digitalizar el aprovisionamiento

El aprovisionamiento es otro factor clave del día a día de los comercios, y este proceso también puede digitalizarse. “Comprar es tan importante como vender. Comprar bien te va a permitir vender mejor. Esto te va a dar la posibilidad de ofrecerle a tus consumidores mejores precios y variedad”, apunta Guerrero.

El nacimiento de los Marketplace ha cambiado la dinámica de la compra-venta. Ahora están naciendo mercados en internet para que los autónomos puedan adquirir su stock. La propia Confederación Española de Comercio ha puesto en marcha el portal SOMOSCOMPRA, junto con Zentrada, donde los comercios españoles pueden vender y comprar sus productos con otras pequeñas y medianas empresas de toda Europa. Se trata de una revolución para el comercio, ya que la variedad de stock que se pueda adquirir es infinita y, además, pueden encontrar los mejores precios posibles. “Nuestros comerciantes no han tenido como una cuestión decisiva este proceso, se han limitado a conseguir proveedores en polígonos mayoristas o ferias. Tienen que entender las posibilidades que abren estos Marketplace como SOMOSCOMPRA”.

Tengo un comercio y quiero digitalizarlo, ¿por dónde empiezo?