Viernes. 18.01.2019

VENTAJAS DE CADA OPCIÓN

¿Qué es mejor abrir una tienda física u online?

¿Qué es mejor abrir una tienda física u online?

Elegir entre abrir una tienda física o un e-commerce por internet son dos opciones muy diferentes. Ambas tienen ventajas pero las que tiene una no las tiene la otra. Es trabajo del emprendedor analizar estos pros para determinar si su negocio sería mas rentable a pie de calle o en internet.

¿Qué es mejor abrir una tienda física u online?

Los hábitos de compra de los consumidores están cambiando tanto que es normal que a cualquier emprendedor que quiera vender un producto o servicio le surja la misma pregunta: “¿Abro una tienda física u online?”. Cada una goza de una serie de ventajas que el autónomo tendrá que analizar minuciosamente antes de poner en marcha su nuevo negocio. Dependiendo de intereses que pretenda cubrir, será mejor una opción u otra.

Ventajas de las tiendas físicas

Por mucho que el e-commerce esté en pleno auge, las tiendas a pie de calle siguen siendo un punto de interés para los habitantes de las ciudades y los turistas. Montar una tienda física goza de las siguientes ventajas frente a las tiendas online:

1. Los clientes desean ver el producto

Todavía existe un gran número de consumidores que necesitan poder tocar, ver y sentir el producto antes de adquirirlo. De hecho, los e-commerce ven en este hecho un problema tan grave que cada vez más tiendas online permiten la devolución gratuita, para que el cliente pueda tener el producto en sus manos y así decidir si lo desea o no.

2. Mayor persuasión

La comunicación personal entre vendedor y comprador permite que el autónomo pueda hacer uso de sus habilidades de promoción y venta. El cara a cara facilita la tarea de que el cliente adquiera un producto que en un primer momento no pensaba comprar.

3. Productos difíciles de vender en internet

Existe una amplia gama de productos que los clientes no quieren comprar de manera online o, simplemente, las dificultades para su envío imposibilitan la venta en un e-commerce. Un ejemplo de ello podrían ciertos artículos muy especializados, los que son necesarios probar antes, o los coches, aunque cada vez están cogiendo más fuerza los concesionarios online.

4. Inmediatez

Podría tomarse como la mayor ventaja de una tienda física. El comprar un producto y poder disfrutarlo al momento es uno de los mayores diferenciadores entre ambos formatos de empresa.

5. Menos desconfianza

Aunque la sociedad está cambiando, las generaciones más tradicionales no ven con buenos ojos introducir sus datos bancarios en internet. Este segmento de la población prefiere el pago en mano a un vendedor.

6. Fidelización del cliente

El trato personal con el cliente tiene un aliciente del que carece la venta online, la conversación con el consumidor. Tener en frente al público objetivo permite promocionar la tienda y mejorar la atención al cliente con el fin de fidelizarlo.

Ventajas de las tiendas online

A pesar de que el comercio físico es un sector tradicional, los e-commerce cada vez están ganando más adeptos entre varios segmentos poblacionales. Además, las tiendas online, como las físicas, también gozan de ciertas ventajas:

1. Abrirse al gran público

Gracias a las tiendas online, el público objetivo no se reduce a aquel que pasa por delante de la tienda o que ya la conoce. Cualquier persona, en cualquier parte del mundo, con ordenador y conexión a internet puede descubrir el negocio y comprar algún producto. Abre un abanico de posibilidades.

2. Inversión mínima

Para abrir un e-commerce no es necesario realizar una gran inversión, y se ahorra en la compra o alquiler del local. Solamente basta con contratar un buen alojamiento web (hosting), un dominio y una buena plataforma para crear tiendas online.

3. Nuevos clientes

Internet da la posibilidad de que los negocios se posicionen en los buscadores. Conseguir que la tienda se posicione, por ejemplo en Google, por delante de la competencia, permitirá que las personas que busquen un producto encuentren la empresa antes que las demás. Una buena forma de atraer a nuevos clientes.

4. Campañas de marketing económicas

Si se comparan las campañas publicitarias offline y las online, se llega a la conclusión de que son mucho mejores las segundas, ya que los costes son más económicos y permiten atraer mucho más público.

5. No hay horarios

Una de las grandes desventajas de las tiendas físicas frente a los e-commerces es el horario. Para las tiendas online no existen ni hay festivos ni hay horarios, el negocio está funcionando los 365 días del año, las 24 horas del día.

6. Estadísticas y análisis al alcance de la mano

Uno de los aspectos más olvidados, pero no por ello menos importantes, de un negocio es la obtención y el análisis de datos estadísticos. La venta online permite instalar programas que recojan estos datos y, así, poder analizarlos posteriormente.

¿Qué es mejor abrir una tienda física u online?