jueves. 21.11.2019

AHORRO EN LA FACTURA

Si de todas formas vas a pagar el recibo de la luz elige al menos una compañía que ofrezca energía limpia

Si de todas formas vas a pagar el recibo de la luz elige al menos una compañía que ofrezca energía limpia

Todos los autónomos acabamos pagando nuestro recibo de la luz. Si esto es inevitable, al menos podemos elegir una compañía que ofrezca energía limpia y, en muchos casos, puede que ahorremos además en la factura.

Si de todas formas vas a pagar el recibo de la luz elige al menos una compañía que ofrezca energía limpia

Es posible y, a veces, muy recomendable, apostar por las compañías que venden energía limpia. De hecho, la Unión Europea (UE) está haciendo un esfuerzo por reducir las emisiones de dióxido de carbono vertidas a la atmósfera y se ha marcado el objetivo que en 2030 el 35% de la energía sea renovable. Para ello, está fomentando una serie de iniciativas como facilitar el autoconsumo con la eliminación de peajes o el adiós al impuesto al sol para aquellos que producían su propia energía.

Pero lo primero vamos a explicar qué son la energías verdes o renovables: son las que se obtienen a partir de fuentes naturales, éstas además son inagotables. Se diferencian de las energías tradicionales en que no dañan al medio ambiente con las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera. Las principales fuentes de energía renovable que existen en la actualidad son solar, eólica e hidráulica.

Comparándolas con las fuentes convencionales de energía, encontramos numerosos beneficios. Sin lugar a dudas, el primero es que ayudan a reducir el efecto invernadero y el calentamiento global ya que no producen emisiones CO2 u otro tipo de gases contaminantes residuos no generan ningún tipo de amenaza, por lo que son mucho más respetuosas con el medio ambiente. Además, las energías que provienen de combustibles fósiles llegarán un momento en el que se agoten, sin embargo, las renovables son inagotables: evitan la dependencia del exterior, como pasa, sin ir más lejos, con el petróleo. Y hay que tener en cuenta que esta dependencia influye directamente en su coste. También cabe mencionar que ayudan a fragmentar la propiedad de las fuentes de generación. Ahora mismo son pocos los actores que generan energía en España (las grandes eléctricas). Con las renovables, aparecerán decenas de miles de productores grandes, medianos y pequeños, que a la largan harán que los precios vayan cayendo porque las subastas en las que se fija el precio de la electricidad serán más reales, transparentes y justas.

Por último, no podemos olvidarnos de que la evolución, desarrollo y madurez de las tecnologías conlleva que se abaraten las tarifas, lo que hace que a día de hoy no sea solo una decisión ambiental sino también una económica. Y es que este tipo de fuentes no cuentan con el encarecimiento y volatibilidad de las materias primas que se negocian en los mercados internacionales (el carbón y el gas) que emplean las centrales térmicas y de ciclos combinados para producir electricidad.

Es cierto que también tienen ciertos inconvenientes, entre los que cabe mencionar: la disponibilidad, ya que al provenir de recursos naturales, no siempre se obtiene la misma energía de ellos; la distorsión del paisaje, debido a que se necesitan grandes extensiones de terreno lo que puede originar un impacto visual a la naturaleza; el coste económico porque requieren de una elevada inversión para su puesta en marcha, aunque, una vez en funcionamiento, son duraderos y rentables; y el almacenamiento, es decir, el poder almacenar la energía sobrante es uno de los principales problemas.

Sin lugar a dudas, las ventajas son mucho mayores. Desde hace unos pocos años, en España también podemos encontrar comercializadoras eléctricas se basan energía verde al 100%. Una de ellas es Gana Energía que cuenta con el Certificado de Garantía de Origen de energía renovable, expedido por la Comisión Nacional de Mercado y Competencia (CNMC), con el que garantizamos a nuestros clientes que somos una comercializadora 100% verde. Esta es la manera oficial que tiene una comercializadora de luz de acreditar que trabaja con energía procedente de recursos naturales. Sin embargo, el hecho de comprar energía verde no implica que la energía que llega concretamente a una casa sea de origen renovable. Es decir, la comercializadora de luz compra la energía a los productores, y esa energía que compran pasa a formar parte de la red eléctrica, donde hay tanto energías renovables como no renovables.

Para entenderlo mejor, Gana Energía nos pone un ejemplo: “Si contratas 100 kWh de energía limpia, tu compañía eléctrica comprará esa cantidad a productores de energías renovables. Comprar energía verde significa fomentar la producción de energía verde. Es imposible saber de dónde proviene la energía que llega a tu casa, porque en el pool eléctrico están mezclados ambos tipos de energía. Contratar una tarifa con energía limpia te asegura que estás pagando porque produzcan esa cantidad de energía a productores renovables. Por tanto, gracias a ti habrá más cantidad de energía verde en el mercado. Por lo tanto, no podemos medir qué energía llega a quién, entendemos que a cada usuario le llegará la del punto de producción más cercano, por lo que habrá usuarios que, no teniendo su luz contratada con una comercializadora 100% renovable, en su casa solo reciba este tipo de energía y viceversa”. Por lo tanto, esto es irrelevante a la hora de decidirse o no por una comercializadora verde, puesto que la energía que llega al enchufe es la misma independientemente de la compañía, ya que se mezcla en la misma y llega toda del mismo modo, en forma de electrones. La diferencia está en la energía que cada uno paga. Pero no nos confundamos, elegir comercializadora eléctrica de energía procedente de fuentes renovables es importante, puesto que el uso de este tipo de energía se fomenta con la demanda de la misma.

En conclusión, generar un pequeño cambio a nivel individual puede convertirse en algo global. En este sentido, cabe mencionar que la prioridad de Gana Energía es el ahorro del cliente y el cuidado del medio ambiente. Bajo estas dos premisas, ofrecen tarifas de luz baratas adaptadas a cada consumidor, con unos costes inferiores al resto. También cabe mencionar que a los autónomos ofrecer una tarifa especial, por la que podrán obtener una reducción del 20% en su factura eléctrica. Porque un consumo responsable y ahorrar en la factura no está reñido.

Si de todas formas vas a pagar el recibo de la luz elige al menos una compañía que ofrezca energía limpia