martes. 25.01.2022

Trabajar, heredar o comprar una casa seguirá siendo fiscalmente más barato en Madrid

Andalucía, Asturias y Extremadura encabezan la lista en casi todos los impuestos como las más caras entre las CCAA.
Trabajar, heredar o comprar una casa seguirá siendo fiscalmente más barato en Madrid

La Comunidad de Madrid será en 2017 la autonomía con los impuestos más bajos. Trabajar, heredar, donar a familiares, comprar una vivienda o tener patrimonio saldrá mucho más rentable a los residentes en Madrid que a cualquier otro español, con algunas excepciones. Este es el resultado del Panorama de Fiscalidad Autonómica y Foral 2017, elaborado por el Registro de Asesores Fiscales (REAF-REGAF) del Consejo General de Economistas.

Las novedades fiscales autonómicas para este año son en general escasas, por lo que el panorama tributario va a seguir la tónica de los ejercicios últimos: la enorme diferencia de carga fiscal entre unas comunidades y otras. Lo que sí puede cambiar es la fiscalidad medioambiental, hacia la que se dirigen los Ejecutivos autonómicos para aumentar ingresos. El REAF señala que, de los tributos medioambientales existentes, el 77,3% están relacionados con el agua.

La conclusión principal del estudio es que, en la actualidad, están vigentes 79 impuestos propios aprobados por las comunidades autónomas (CCAA) y, sin embargo, la recaudación por los mismos solamente representa el 2,2% de la total en cada región.

La comparativa del REAF comienza por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que no es propio pero sobre el que las CCAA tienen capacidad normativa en los mínimos personal y familiar, escala autonómica y deducciones. La novedad más importante para 2017 se ha producido en la Comunidad Valenciana, donde se ha aprobado una nueva tarifa con un tipo mínimo más bajo que el de 2016 y un máximo más alto. Al final del año, Madrid será la autonomía en la que menos se tributará por IRPF. Cataluña será la más cara para los contribuyentes con rentas de hasta 30.000 euros anuales; Extremadura, para las rentas que van de 45.000 a 110.000 euros; y la Comunidad Valenciana, para las rentas más altas, seguida muy de cerca por Andalucía.

En lo que se refiere a los tributos propios, sobre los que las CCAA tienen capacidad normativa plena y cuya recaudación va a parar íntegra a sus arcas, Madrid continúa ganando de lejos por su carga fiscal más reducida. Estas son las diferencias:

-Impuesto sobre Patrimonio: el gran cambio se ha producido en Extremadura, donde han subido el impuesto al fijar el mínimo exento en 500.000 euros, menos que antes. Los madrileños son los únicos que no pagan nada por este tributo. Se bonifica el 100% y sólo hay que hacer una declaración. Para los patrimonios más bajos, Aragón es la que más carga, pero para los más altos, la más gravosa es Extremadura. Por un patrimonio de 15 millones de euros, un extremeño pagará más de 418.000 euros, mientras que un riojano, casi 139.000 euros.

-Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones: en el primero de los tributos, Sucesiones, el ránking de las autonomías más caras lo encabeza Asturias. No obstante, este año Andalucía y el Principado han aumentado la reducción por parentescos más directos (padres, hijos y cónyuges). Murcia ha bajado el impuesto al subir el porcentaje de bonificación del 50% al 60%, siempre para parientes directos. Por su parte, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana han aumentado Sucesiones en 2017, al actuar sobre las bonificaciones. En Canarias y Madrid, los herederos directos son los más beneficiados de toda España, pues en las islas se les bonifica el 99,9% y en la Comunidad que preside Cristina Cifuentes, el 99%.

En Donaciones, las diferencias son, asimismo, para tener en cuenta. Este impuesto lo paga el que recibe la donación, así que es importante el lugar de residencia. Un hijo que reciba de su padre este año 800.000 euros en efectivo pagará desde 200 en Canarias hasta 208.159 euros en Andalucía. En Madrid pagará 2.000 euros, pues es la segunda región más barata para donar. En 2017, Extremadura y Comunidad Valenciana han aumentado mucho el Impuesto sobre Donaciones, mientras Murcia lo ha disminuido.

-Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados: de nuevo aparece la Comunidad de Madrid como la más barata en este terreno junto con Canarias. Es la que aplica el tipo más pequeño a las transmisiones y eso es especialmente importante en las compraventas de viviendas. Por el lado contrario, salvo La Rioja, Asturias, Baleares y las forales, las demás aplican tipos más altos y las diferencias a pagar con Madrid y Canarias superan, por una misma transmisión, el 100%.

En Actos Jurídicos Documentados (AJD), inherente a cualquier operación que requiera registrarse, surgen una vez más las enormes diferencias. Un madrileño tributa menos de la mitad por la misma operación y el mismo valor que un andaluz, un aragonés, un cántabro, un castellano-leonés o un catalán.

Trabajar, heredar o comprar una casa seguirá siendo fiscalmente más barato en Madrid