Sábado. 21.04.2018

BUZONES ABIERTOS AL CIUDADANO

Trabajo y Hacienda reciben miles de denuncias anónimas

Trabajo y Hacienda reciben miles de denuncias anónimas

Las denuncias de los ciudadanos ante las autoridades de irregularidades y fraudes de ley de los que tienen conocimiento van ganando adeptos. Cada vez se usa más este procedimiento anónimo para acabar con prácticas irregulares o dañinas. El caso más reciente es el de la Comisión Nacional de Mercados y de Competencia (CNMC) y está en estudio crear otro para que los autónomos y pymes denuncien casos de morosidad.

Trabajo y Hacienda reciben miles de denuncias anónimas

En la lucha contra el fraude o contra las conductas dudosas, aceptar denuncias ciudadanas es una práctica cada vez más aceptada por las instituciones y más utilizada por la población. Se llaman denuncias anónimas pero sólo lo son para el denunciado, no para las autoridades que las reciben. Además de extenderse su uso, son cada vez más los colectivos, muchos de trabajadores autónomos como los ilustradores, que solicitan poder contar con estos buzones de denuncias e, incluso, se quiere crear uno para luchar contra la morosidad.

Las autoridades reconocen su contribución positiva. Así lo hace, por ejemplo, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, quien implantó un buzón de denuncias en 2013 y que afirma que “a tenor de los resultados, ya está acreditando su eficacia como un instrumento complementario de la actuación inspectora”. Desde agosto de 2013 a diciembre de 2016, último ejercicio con datos cerrados, estos resultados fueron los siguientes: actuaciones seleccionadas por la Inspección de Trabajo, 116.871; inspecciones iniciadas, 27.008; inspecciones finalizadas, 23.750; empleo aflorado, 8.493. La Inspección de Trabajo conoce a estas denuncias como comunicaciones y hasta diciembre de 2016 hubo 195.912. En la propia web del Ministerio de Empleo se detalla toda la información al ciudadano para formular una denuncia que puede presentarse de tres formas:

- Presencial, en las oficinas de las Inspecciones Provinciales de Trabajo o en los registros de los demás órganos de la Administración del Estado y de las comunidades autónomas y administraciones locales, siempre que exista el correspondiente convenio.

-Telemática, a través de la sede electrónica del Ministerio de Empleo, siempre que se disponga del DNIe o de una firma electrónica avanzada basada en un certificado electrónico reconocido por la plataforma @firma.

-Vía postal, dirigidas a la oficina correspondiente de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Fraude fiscal

Una institución con largo recorrido en denuncias de los ciudadanos es la Agencia Tributaria. El buzón correspondiente para informar de posible fraude fiscal lleva muchos años funcionando en Hacienda y para ésta es un instrumento muy útil. Tanto que, en su lucha contra el fraude, la Agencia Tributaria reconoce que el incremento del uso del buzón ha sido constante y hasta 2016 sirvió para levantar actas de inspección por valor de casi 500 millones de euros. En 2016 recibió 12.555 denuncias. Al igual que ocurre con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, el ciudadano que quiera recurrir al buzón de Hacienda tiene toda la información disponible en la página web de la Agencia Tributaria, en la que se encuentra con tres tipos de denuncias: tributaria, de pagos en efectivo y de Vigilancia Aduanera. Hace años, el denunciante incluso podía llevarse un porcentaje de la sanción impuesta al denunciado. Ahora, la Agencia Tributaria recuerda que la denuncia es gratis y que el que la realiza no recibe nada. 

El buzón más reciente

El pasado mes de enero, la Comisión Nacional de Mercados y de Competencia (CNMC) anunció la puesta en marcha de su propio buzón de denuncias ciudadanas para la detección de cárteles y prácticas que atenten contra la libre competencia. Los ciudadanos, particulares o empresas, pueden hacer sus delaciones vía telemática y la CNMC garantiza su anonimato.

Lucha contra la morosidad

Un posible futuro buzón de informaciones ciudadanas puede institucionalizarse para luchar contra la morosidad. El proyecto de norma sobre el régimen sancionador de la Ley de Morosidad, que se está debatiendo en el Congreso de los Diputados, podría incluir un sistema anónimo y estatal de colaboración ciudadana para que el acreedor señale ante la Administración a quien no le paga en plazo de manera reiterada y facilitar la sanción, como propone la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA). Este buzón es reclamado especialmente por los autónomos para quienes el problema de la morosidad es agudo y muy perjudicial. La idea es que el órgano encargado de dicho buzón sea el Ministerio de Hacienda.

Trabajo y Hacienda reciben miles de denuncias anónimas