miércoles. 23.09.2020

PERO NO COMPENSAN LO PERDIDO DURANTE EL CONFINAMIENTO

Las ventas del comercio experimentaron fuertes crecimientos en junio y julio

Las ventas del comercio experimentaron fuertes crecimientos en junio y julio

Desde la Confederación Española de Comercio (CEC) prevén que las ventas del mes de julio vuelvan a remontar en un porcentaje similar al de junio cuando se incrementaron casi un 18%. Aunque muestran un importante avance, desde la CEC advierten que no es igual en todos los sectores y que no compensará lo perdido durante el confinamiento.

Las ventas del comercio experimentaron fuertes crecimientos en junio y julio

Después de varios meses consecutivos de fuertes e importantes caídas en el sector, el comercio minorista parece recuperarse un poco. Los últimos datos publicados por Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran un crecimiento del 17,8% en el mes de junio para la actividad. Se trata de un ritmo de crecimiento que, si bien es positivo, no refleja la situación tan dramática que viven los comerciantes, especialmente aquellos con establecimientos situados en zonas turísticas.

Así lo advierten desde la Confederación Española de Comerciantes, quienes justifican este crecimiento por la venta de productos no perecederos, electrodomésticos y muebles, principalmente. El tesorero y portavoz de la patronal del comercio, Carlos Moreno, adelantó que lo más seguro es que el crecimiento experimentado en junio, también se vuelva a producir en julio – aunque habrá que esperar a finales del mes de agostos para que salgan los datos oficiales del Índice del comercio al por menor que publica el INE- . “Julio es el mes de las rebajas, pero este año entre que no han funcionado como deberían y que se han adelantado, es más que previsible que nos encontremos en cifras similares a las del mes de junio” apuntó Moreno.

Eso significa que el sector podría conseguir dos meses con fuertes incrementos en sus ventas, todo ello tras haber pasado épocas durante el confinamiento con resultados muy bajos, como en marzo cuando los ingresos cayeron el 15,1% o en abril  cuando el descenso de la ventas fue del 20,1%. Pero para Moreno aún no se puede hablar de recuperación.

Según explica la CEC en comunidado, “en términos interanuales, el comercio al por menor todavía no alcanza los niveles de hace un año, registrando un retroceso del 3,3% respecto a junio de 2019, y acumulando cuatro meses consecutivos de descenso en la facturación”. Y destaca que son “las empresas unilocalizadas (menos 4,1%) junto a las pequeñas cadenas (menos 13,3%) las que peores datos registran, con una bajada de sus ventas respecto a junio de 2019 a diferencia de las grandes cadenas (4,4%) y grandes superficies (2,7%) que superan los niveles del año anterior”.

Hay un consumo “embalsado” de muebles y electrodomésticos

Para el portavoz de la CEC, la evolución del comercio minorista está siendo muy dispar y aunque la cifras generales puedan parecer halagüeñas, la realidad que viven los autónomos a pie de calle es muy distinta en función del tipo de local que regenten. Según contó, en estos momentos “en una misma calle, te puedes encontrar una tienda de ropa que se está hundiendo, un establecimiento de electrodomésticos al que le está yendo bastante bien y una tintorería que sobrevive como puede” apuntó.

Moreno comentó que eran, principalmente, las compras de muebles y electrodomésticos las que estaban tirando del sector. “Había un consumo embalsado que no se había podido hacer durante el estado de alarma y que se está haciendo ahora”. Se trata de consumidores que han aprovechado los meses tras el confinamiento para realizar todas aquellas compras que tenían pendientes.

De esta forma, han aumentado las ventas de electrodomésticos debido a las reformas - “la gente ha hecho reformas durante el confinamiento y ha aprovechado ahora en verano para comprar los nuevos electrodomésticos”-. Éstas también se han visto incentivadas por el aumento de la presencia de las familias en el hogar o, incluso, por la falta y reducción de las vacaciones: “hay mucha gente que tenía pensado irse de vacaciones y que no puede, por lo que compran un aire acondicionado para soportar el calor. O adquieren un nuevo televisor”.

Por las mismas razones, las reformas realizadas y el estar más tiempo en casa, también ha aumentado las en las tiendas de muebles.

En el lado contrario se encuentra el textil. Las tiendas de ropa “están viviendo una situación muy complicada con caídas de facturación que superan el 30%” detallan desde la CEC, que denuncia que los márgenes de los comerciantes se están disminuyendo cada vez más por “las agresivas promociones que se están produciendo para atraer clientes y con las que el pequeño comercio no puede competir”.

El comercio en las zonas turísticas se hunde

La situación que viven los comerciantes se agrava especialmente en aquellas zonas que viven del turismo. “Los comercios de las zonas turísticas son los que se encuentran en unas condiciones más difíciles de supervivencia y más con las informaciones que no dejan de llegar de que este año no va a haber temporada turística, no al menos como en años anteriores" relató el portavoz y tesorero de la CEC, Carlos Moreno.

Las últimas cifras del Índice del comercio al por menor publicadas por el INE referentes al mes de junio, mostraban como eran las zonas más dependientes del turismo las que mayores caídas anuales registraban: 21,0% en Baleares y 11,9% en Canarias. Desde la patronal del comercio califican la situación de estas zonas “dramática”. Y Moreno prevé que no habrá mejorado en el mes de julio.

Medidas que pueden ayudar a los comerciantes

La patronal del comercio pidió al Gobierno una serie de medidas que puedan ayudar a mejora la situación de miles de comerciantes autónomos. Entre ellas se encuentra, por ejemplo, no subir el IVA: “se está hablando de subir el IVA cuando en la mayoría de países de están estableciendo bajadas de IVA y ayudas directas para la estimulación del consumo”, señaló Pedro Campo, presidente de la CEC en el comunicado.

También la agilización de los diferentes trámites que ese exigen para la solicitud de ayudas para pymes y autónomos, una bajada de las cotizaciones a la Seguridad Social y de tasas e impuestos, una mejor regulación de la venta online y de las grandes superficies, la modificación de algunas medidas laborales y de negociación colectiva, una apuesta mayor por la formación para la profesionalización del sector o campañas de concienciación sobre el consumo en el comercio local.

Las ventas del comercio experimentaron fuertes crecimientos en junio y julio