jueves. 12.12.2019

CUATRO MILLONES DE CONSUMIDORES USARÁN ESTE MÉTODO

Vuelve con fuerza la venta a plazos, tenlo en cuenta en tu negocio esta Navidad

Vuelve con fuerza la venta a plazos, tenlo en cuenta en tu negocio esta Navidad

Los autónomos y pequeños negocios que ofrezcan posibilidades de financiación para las compras de sus clientes podrían incrementar sus ventas durante la campaña de Navidad. Se espera que más de cuatro millones de españoles compren a plazos sus regalos durante estas fechas.

 

 

Vuelve con fuerza la venta a plazos, tenlo en cuenta en tu negocio esta Navidad

Los consumidores españoles se gastarán 18.641,7 millones de euros en sus compras durante esta campaña de Navidad, lo que supone un incremento de 375 millones con respecto al año pasado, según un análisis de la web de ahorro 'Kelisto.es'. Para hacer frente a este gasto, más de cuatro millones de personas recurrirán a algún producto de financiación. Una opción que los autónomos pueden ofrecer desde su stand, y que puede atraer a los clientes, que buscan una opción más cómoda para hacer frente al pago de su compra.

Será con la celebración del Black Friday, el próximo 29 de noviembre, cuando se dé el pistoletazo de salida a la campaña de Navidad y, posteriormente, al periodo de rebajas. De media, cada consumidor se gastará unos 621,3 euros, de los que el 40,1% irán destinados, principalmente, a hacer regalos (249,18 euros); el 28,79% a comida (178,87 euros); el 17,47% a ocio (108,55 euros); y el 13,64% a viajes (84,77 euros).

La redactora jefe de Kelisto.es, Estefanía González, explicó en el análisis realizado por la compañía que, a pesar de que el consumo de los hogares está pasando por momentos bajos, a causa de la inestabilidad política, “el componente tradicional y emocional de la Navidad provoca que las cifras de gasto para estas fechas mantengan un buen ritmo y que, incluso, mejoren el crecimiento del pasado año”. Además, señaló que será justamente esta situación la que hará que “muchos hogares opten por soluciones de financiación para aliviar el impacto de los gastos navideños, una alternativa que debe plantearse con cierta cautela para no terminar eligiendo ofertas demasiado caras”.

Los autónomos pueden ofrecérselo a sus clientes  

En el estudio señalaron que los consumidores, para hacer una autofinanciación de sus compras en esta época, suelen recurrir a la utilización de tarjetas de crédito (con o sin vinculación), a préstamos o a un anticipo de nómina. Su utilización hará que paguen un interés medio de 13,6%, que podría dispararse hasta el 24%. Pero, los clientes también pueden optar por otras formas de financiación que también suponen una gran oportunidad para los trabajadores por cuenta propia.

Según detalló el abogado laboralista Alberto Ara, “es normal” que muchos pequeños negocios ofrezcan formas de financiación a sus propios clientes. Una opción que habitualmente se realiza a través de una entidad bancaria, con el objetivo final de que el consumidor pueda pagar el producto adquirido a plazos. “Los autónomos llegan a un acuerdo con las financieras. Y. aunque éstas le cobran al dueño del negocio una pequeña comisión por ofrecer esa opción a sus clientes, el profesional por cuenta propia obtiene el pago total por la venta de ese producto en el mismo momento”.

Es decir -y según el ejemplo que expuso Ara-, si en una tienda de informática, el comerciante ofrece a su cliente la opción de que pueda pagar los 600 euros que podría costar el portátil que quiere, a plazos, el autónomo recibiría de la venta de ese producto 560 euros, por parte de la financiera. Los  40 euros restantes corresponderían al pago de las comisiones. Y el cliente, a su vez, pagaría a la entidad, 60 euros, durante 10 meses; más los intereses y comisiones establecidos.

Asimismo, Ara incidió que, en muchos de estos casos, los autónomos tienen la posibilidad de recurrir al rappel. “Esto es, la posibilidad de que puedan pagar un porcentaje menor de la comisión, si llegan a un cupo de clientes financiados que han llevado al banco” explicó. Ya que, en este proceso, los autónomos hacen de intermediarios del producto entre el cliente y el banco.

Ofrecer esta opción a los clientes es habitual en tiendas de electrodomésticos, de informática, de viajes e, incluso, en servicios de reparación. “Habitualmente, se pone a disposición de los clientes, cuando el desembolso que hacen es importante, por ejemplo, de más de 500 euros” afirmó Ara.  

El abogado recomendó a los autónomos que, a la hora de implantar esta opción de financiación en el negocio, estudien bien los términos que se acuerdan y las consecuencias de los mismos, “que los gastos por comisiones, tanto para ti como para tus clientes, no sean disparatados”. 

También apuntó la importancia de que, en caso de impago por parte del cliente,  el banco se haga cargo de los costes  y no deje la responsabilidad en manos del autónomo. “Para ello, los bancos, antes de conceder la financiación, piden una serie de datos e información sobre el consumidor, para asegurarse el pago antes de conceder la financiación”.

Vuelve con fuerza la venta a plazos, tenlo en cuenta en tu negocio esta Navidad