lunes. 19.08.2019

ACELERADORA DE BANKIA

Las startups apuestan por el sector financiero

Las startups apuestan por el sector financiero

Aumenta el número de startups que se dedican a ofrecer soluciones tecnológicas enfocadas a la actividad bancaria, junto a las que ofrecen herramientas para mejorar la relación con los clientes.

Autónomos y Emprendedores
Las startups apuestan por el sector financiero

Las startups o empresas semilla han irrumpido en el mercado, su innovador modelo de negocio, unido a su pequeño tamaño, permite crear y ofrecer servicios innovadores. Cada vez son más los emprendedores que apuestan por crear una empresa de base tecnológica destinada al sector bancario y a la aportación de soluciones para pymes.

Prueba de ello, es que de las 76 startups que presentaron su candidatura a la aceleradora de Bankia Fintech by Innsomnia, 15 ofrecen soluciones para el sector financiero y 21 pertenecen al área de soluciones para pymes.

Las empresas de menos de 50 trabajadores han conseguido captar la atención de los emprendedores, no solo porque las pymes y los autónomos representan la mayor parte del tejido empresarial español, sino porque resulta mucho más sencillo aplicar las nuevas tecnologías de las startups a los pequeños negocios.

Los proyectos bancarios (15), relación con el cliente (12), insurtech (7), Blockchain (6), regtech o tecnología que ayuda a cumplir con la regulación(4), credit scoring o formas para medir el riesgo de otorgar financiación (4), trading basado en algoritmos (3), legaltech (2), ciberseguridad (1) y modelos predictivos (1) fueron las áreas de negocio en las que se centraron los proyectos presentados a la aceleradora de la entidad.

Solo quince pasarán a la final

De los 76 proyectos que han presentado su candidatura a la tercera edición de Bankia Fintech by Innsomnia, la entidad escogerá 15 que aporten soluciones o valor al negocio. Estas, que serán seleccionadas en una primera fase, junto con otros cinco proyectos más maduros, empezarán a trabajar en el laboratorio fintech de Bankia instalado en la Marina de Valencia. Además, este año, como novedad, contarán con una sede en Madrid.

Actualmente, la entidad bancaria está analizando todas las ideas presentadas y seleccionando aquellas que finalmente pasarán a formar parte del programa de seis meses de esta aceleradora.

Una de las ventajas de Bankia Fintech by Innsomnia es que las empresas semilla tendrán la oportunidad de tener a Bankia como primer cliente, pues uno de los objetivos de su aceleradora es llegar a acuerdos comerciales, si ambas partes así lo aceptan. Además, las startups trabajarán con el equipo de innovación de la entidad y con expertos que les ayudarán a desarrollar su producto.

Un 56% más de startups

Es la tercera vez que Bankia Fintech by Innsomnia abre las puertas de su aceleradora -hasta ahora se ha celebrado una convocatoria nacional y otra internacional, que sigue en marcha y que consiguió atraer a 37 proyectos de diferentes países como Israel, Australia, Reino Unido, Estados Unidos o México-, para que las ideas de emprendedores, startups y empresas vean la luz, a través de su hub fintech.  

En esta edición ha aumentado, con respecto a la primera edición, un 56% el número de candidaturas presentadas, en total 76 proyectos. Cifras que, para Ignacio Cea, director corporativo de Estrategia e Innovación Tecnológica de Bankia: “Suponen la consolidación de Bankia Fintech tras su primer año de vida”.

Para la entidad, colaborar con pequeñas empresas tecnológicas y ayudarlas a desarrollar su modelo de negocio es clave, pues son una herramienta fundamental para ofrecer a sus millones de clientes las últimas innovaciones del sector. Por ello no se exigen equity, es decir, que la propia empresa invierta en el sector, porque el objetivo es la aceleración de proyectos fintech.

“Estamos muy orgullosos de haber logrado captar en apenas un año 160 empresas, ideas y startups interesadas en trabajar con Bankia para reforzar su proyecto de digitalización”, ha destacado el CEO de Bankia Fintech by Innsomnia, Fran Estevan.

Las startups apuestan por el sector financiero