Sábado. 15.12.2018

LA ECONOMÍA ESPAÑOLA CRECERÁ CINCO DÉCIMAS MÁS

Los autónomos se beneficiarán de las buenas expectativas de la OCDE

Los autónomos se beneficiarán de las buenas expectativas de la OCDE

“La economía española va a crecer de forma robusta pero moderada”. Con estas palabras el informe de la OCDE, aprueba la economía española y augura un crecimiento de cinco décimas más para el año que viene, hasta situarla en el 2,8%. La actualización del informe del organismo prevé que la economía española siga creciendo, si no se producen incertidumbres políticas. Lo que redundará en una mayor demanda y beneficiará a los autónomos.

Los autónomos se beneficiarán de las buenas expectativas de la OCDE

La OCDE da un espaldarazo a la economía española y augura que ésta crecerá en 2018 más de lo que tenía previsto, concretamente cinco décimas por encima de sus anteriores previsiones hasta situarla en el 2,8%. La actualización de sus Perspectivas Económicas Mundiales también señala que la economía española seguirá crecimiento de “forma robusta pero moderada” a lo largo del 2019.

Esta buena noticia llega en un momento de incertidumbres en España, que inevitablemente podría pasar factura a la economía. Pero las previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) no han tenido tiempo de tenerlas en cuenta por lo que, de no producirse ningún efecto derivado de las recientes convulsiones políticas, la economía española debería mejorar aún más de lo previsto inicialmente. El informe prevé que el consumo privado aumentará, debido a “las condiciones financieras favorables y a la fuerte creación de empleo”. Es una buena noticia para los autónomos que dependen mayoritariamente de la demanda interna. Por otro lado y en lo que se refiere al empleo, los trabajadores por cuenta propia han aportado su grano de arena, pues actualmente uno de cada cuatro trabajadores asalariados corren a cargo de un emprendedor. Los trabajadores autónomos tienen cuatro millones de empleados a su cargo.  

A pesar de ello, y tal como señala el informe de la OCDE, los niveles de desempleo seguirán siendo altos – aunque descenderá un 13,8% en 2019-, por lo que anima al Gobierno a poner en marcha a “políticas de trabajo más efectivas” que faciliten la vuelta al trabajo. Entre las medidas que podrían llevarse a cabo, destacan las que distintos gobiernos autonómicos están llevando a cabo mediante el fomento del trabajo autónomo. Castilla la Mancha, por ejemplo, ha sacado adelante una iniciativa de autoempleo que llevará a cabo en 15 ayuntamientos, o Baleares que ha destinado un millón de euros para ayudar a la creación y consolidación de pequeños negocios

Según la OCDE, sólo con la creación de empleo y con “condiciones crediticias favorables que compensen el crecimiento salarial moderado” fomentará el consumo privado que es el principal motor de crecimiento y la clave para que los autónomos prosperen ya que su principal baza es el mercado interno.

Reformar los impuestos es otro de los aspectos que la OCDE he recomienda para que la economía española siga recuperándose. De esta manera, advierte que “mejorar la administración del IVA mejoraría la eficiencia del sistema tributario y que un mayor uso de los impuestos ambientales fortalecería el crecimiento verde”.  Así como que una reducción de las barreras en el sector servicio facilitaría la creación de empleo y un aumento en la productividad.

Los problemas a los que se enfrenta

La economía española tendrá que enfrentase en los meses que le quedan al 2018 y durante el 2019 a una serie de riesgos que podrán afectar a la economía. La OCDE destaca la incertidumbre “persistente” en Cataluña -que podría reducir la confianza de los consumidores-,un aumento en los precios del petróleo y tener un gobierno minoritario que podría “enfrentar dificultades para llevar a cabo las reformas necesarias”.

Las exportaciones es lo único que podría sorprender a la economía española el año que viene, a pesar de que se espera que sigan creciendo, pero a niveles inferiores a los de 2017. No obstante, un aumento en las exportaciones a Europa -que es el principal destinatario- podría aumentar el crecimiento augurado.

Los autónomos se beneficiarán de las buenas expectativas de la OCDE