martes. 15.06.2021

EL 40% TIENE PLANES DE PENSIONES

Los autónomos constituyen el colectivo que más ahorra de cara a su jubilación

jubilación-autónomos-pensiones
Según los datos del último informe del BBVA la gran mayoría de los trabajadores que ahorran para su jubilación son autónomos.
Los autónomos constituyen el colectivo que más ahorra de cara a su jubilación

Los autónomos son con diferenca los trabajadores que más ahorran de cara a su jubilación. En concreto, el 32% de los españoles declaran a día de hoy estar ahorrando para cuando llegue el momento de pasar al retiro. Pero si se desglosa este porcentaje resulta que el 27% de esos españoles son trabajadores por cuenta propia, mientras que sólo el 5% son por cuenta ajena. Este dato se desprende del último estudio llevado a cabo por la entidad bancaria BBVA titulado “Impacto del Covid-19 en las perspectivas de ahorro y jubilación”. 

No obstante, que los autónomos reserven más dinero para su retiro que los trabajadores por cuenta ajena, no es algo que extrañe a los expertos. Esto se debe a que, aunque la jubilación preocupa a la mayoría de los españoles, las pensiones de los profesionales que trabajan por cuenta propia suelen ser inferiores, ya que su cotización es también menor.

El 57% de los autónomos cotiza por la base mínima, “no porque quiera, sino porque, en la mayoría de los casos, subir la base les supondría no poder llegar a fin de mes”, explicó José Antonio Herce, socio fundador de LoRIS, una consultora avanzada de soluciones para la jubilación. Por ello, la cuantía media que les queda a estos trabajadores está en torno a los 700 euros, una cantidad “claramente insuficiente para sustituir sus ingresos netos previos a la jubilación”. Es por ello que los autónomos suelan buscar fórmulas de ahorro ya sea mediante la inversión en inmuebles (pisos o locales) como en algún tipo de producto financiero de ahorro a largo plazo.

Los autónomos tienen el doble de patrimonio que los asalariados

Generalmente, los trabajadores por cuenta propia cuentan con mayores activos que los asalariados debido a su modelo de trabajo. Desde su taller, el local o el establecimiento donde desarrollan su actividad hasta vehículos profesionales, pasando por maquinaria, utillaje, material informático, y otros enseres pueden formar parte del patrimonio de muchos autónomos que un trabajador por cuenta ajena no posee, y que se une a su vivienda e incluso a una segunda residencia.

Según el experto en jubilación, "los hogares encabezados por autónomos tienen el doble de patrimonio que los hogares encabezados por asalariados. Buena parte de esos activos y riqueza son naves, instalaciones, equipos, o vehículos, en definitiva, capital productivo". Algo que coincide con los datos de la última encuesta financiera publicada por el Banco de España, acerca de la situación económica de las familias, en la cual se refleja como en el caso de los autónomos, su patrimonio duplica el del resto de los trabajadores.

Este patrimonio constituye para algunos autónomos su seguro de jubilación y a donde va a parar su esfuerzo de ahorro combinado la inversión productiva en su negocio con las perspectivas de convertirlo en un colchón para el futuro. "Aunque su riqueza no esté en un banco o invertida en la bolsa, está invertida en sus propios activos productivos. Y esa riqueza, en mayor proporción que la de los asalariados, está destinada a su jubilación de una u otra manera", señaló Herce.

“Para muchos trabajadores por cuenta propia los activos que tienen son su hucha de cara al retiro. Por ejemplo, una licencia de taxi. La mayor parte de los autónomos que son taxistas y que tienen una o más licencias de taxis, cuando se jubilan venden la licencia y ahí tienen su hucha para las pensiones. Ellos no lo llaman ahorro para las pensiones, pero son conscientes de que lo van a utilizar cuando finalice su vida laboral", explicó José Antonio Herce. 

Al igual que las licencias para los taxistas, los traspasos de sus establecimientos -una mercería o el local que tiene en un polígono donde guarda sus furgonetas- son para ellos la economía que utilizarán de cara a mantener el mismo ritmo de vida para complementar la cuantía de su pensión. "Al contrario que ocurre con los asalariados. Los trabajadores por cuenta ajena no suelen disponer de esos activos ya que han tenido esa necesidad gracias a su nómina mensual", apuntó Herce.

El 40% de los autónomos tiene un plan de pensiones

Pero no es sólo el ahorro en inmovilizado productivo ligado o no a la actividad. Según Herce, el 40% de los autónomos cuentan con un plan de pensiones, “cosa que no sucede entre los asalariados”. Por este motivo, la rebaja en las deducciones fiscales en estos productos de ahorro afectan en mayor medida a los autónomos no sólo porque los utilizan más sino porque se trata a veces de su único colchón financiero. 

Además, entre los planes del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, para este 2021 se encuentra la reforma de las pensiones. El Gobierno lleva meses trabajando en un nuevo modelo que penalice en mayor medida la jubilación anticipada, y bonifique a aquellos que continúen trabajando pasada la edad de la misma

Escrivá aseguró el pasado miércoles durante la inauguración del Spain Investors Day que aún "hay margen" para tomar medidas tanto en lo que respecta a la jubilación anticipada como en los incentivos a la demora en el retiro. Además, remarcó que ya se está trabajando en la reforma de las pensiones con el objetivo de asegurar la sostenibilidad a largo plazo del sistema bajo los principios de solidaridad intergeneracional y responsabilidad fiscal. En esta línea, el ministro dejó claro que se parte de una "buena situación gracias a la reforma de 2011" y que, sobre esta, se está trabajando en varias medidas para acercar la edad efectiva de jubilación a la legal.

En un momento de crisis como el actual, la jubilación anticipada es muchas veces el recurso al que acuden muchos autónomos que cumplen con los requisitos y ven la oportunidad de cerrar su negocio en ruina. Los autónomos que quieran jubilarse anticipadamente en el 2021 tienen que tener, al menos, 64 años y acreditar un periodo mínimo de cotización de 35 años. Además deberán demostrar que, como mínimo, han cotizado dos años dentro de los 15 años anteriores al momento de pedir la jubilación anticipada. Y deben tener en cuenta que el importe de la pensión a percibir debe ser superior a la cuantía de la pensión mínima que correspondería al interesado al cumplimiento de los 66 años de edad.

Pero debe tener en cuenta que existen cuatro tramos de penalización, y que la intención del Gobierno es endurecer todavía más estos coeficientes que reducen la cuantía de la pensión. De momento y a la espera de posibles cambios, aquellos que tengan 38 años y seis meses cotizados, o menos, en el momento de la solicitud se les aplicará una reducción del 8% por año o un 2 % por cada trimestre que soliciten la pensión antes de tiempo. Los que alcancen una cotización de entre 38 años y seis meses y 41 años y seis meses se les aplicará un coeficiente reductor de 7.5%  por año anticipado y 1,87% por cada trimestre. Y aquellos autónomos cuya cotización supere los 41 años y seis meses, pero sea  inferior a los 44 años y seis meses, se les aplicará un coeficiente reductor del 7% a su pensión por cada año anticipado (y 1.75% por cada trimestre).  Otra cosa son os autónomos que hayan cotizado 44 años y seis meses o más. Para ellos, el coeficiente reductor será de un 6.5% por cada año anticipado (1.675% por cada trimestre).

En el Gobierno están barajando la posibilidad de que, al igual que se endurecerían estos coeficientes reductores, suprimirlos para aquellos trabajadores, autónomos o asalariados, que hayan tenido largas carreras laborales, siempre por encima de los 40 años cotizados  

Los autónomos constituyen el colectivo que más ahorra de cara a su jubilación